----------

― Advertisement ―

NEGOCIOS TURBIOS EN LA UADY

Los obligan a adquirir material quirúrgico en un laboratorio que es propiedad del hijo del director. La compra de material en obligatoria en ese...

¡NI A QUIEN IRLE!

InicioLocales¡NI A QUIEN IRLE!
  • Tanto Joaquín Díaz Mena como Renán Barrera Concha arrastran una carrera negra con denuncias de corrupción y millonarios desvíos
  • Los mismos morenistas acusaron a “Huacho” de desviar recursos para favorecer en la contienda interna federal de Morena a Claudia Sheinbaum
  • Barrera Concha, si bien es cierto que no ha brincado de partido, tiene detrás los fantasmas de mal gobierno y es señalado como un alcalde corrupto

José González/ Sol Yucatán

Joaquín Díaz Mena buscará por tercera ocasión la candidatura al Gobierno del estado, una por el PAN y dos por Morena. En los últimos cinco años ha hecho campaña en los 106 municipios de Yucatán a aprovechando través de su encomienda como delegado de la Secretaría del Bienestar.

Lo malo es que arrastra una carrera negra al saltar del PRI al PAN y luego a Morena, asimismo, detrás tiene denuncias por actos de corrupción y millonarios desvíos de recursos, incluso, hay varias denuncias ante la Fiscalía General de la República.

Asimismo, los mismos morenistas lo acusaron de desviar recursos para favorecer en la contienda interna federal de Morena a Claudia Sheinbaum, lo que le pudiera restar simpatía entre las miles de personas que apoyaron al ex canciller Marcelo Ebrard

Joaquín Díaz Mena, precandidato de Morena y sus aliados al gobierno del Estado, comenzó a fracturar al partido guinda en Yucatán, lo que le podría costar muy caro el próximo 2 de junio durante la jornada electoral.

“Huacho” designó como el encargado de su política y le dio a manos anchas los recursos de su campaña a un priista de la vieja guardia, viejo lobo de mar, se trata de Luis Hevia Jiménez, incondicional de Ivonne Ortega Pacheco, Rolando Zapata Bello y Alejandro Moreno Cárdenas.

Hevia Jiménez fue presidente estatal del PRI, diputado local, federal, secretario de Gobierno y residente del Congreso del Estado, en todos los encargos de la mano del PRI, su gran amigo es Gaspar Quintal Parra, actual presidente estatal del PRI, cuyo partido va en coalición con el PAN al gobierno del estado.

La designación generó gran descontento entre la base morenista y en su propio amigo, compadre y compañero de miles de batallas Edgardo Medina, quien pretendía ser el encargado de la operación política, pero lo hicieron a un lado.

Otros de los morenistas que mostraron su enojo al incluir a muchos priistas de la vieja guardia como Luis Borjas Romero y Cleominio Zoreda, ivonnista de corazón, como la dicho en muchas ocasiones; mientras que Pablo Duarte y Eusebio Moo Tec, líder de poceros, quedaron al margen, siendo fundadores y que durante años caminaron con Andrés Manuel López Obrador, por la 4 Transformación.

También quedaron al margen políticos que participaron en la encuesta, por lo cual la unidad que señalaron en la Ciudad de México y en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XX, durante la toma de protesta como precandidato ante Claudia Sheinbaum, es una farsa.

La próxima semana llegaría a Yucatán Claudia Sheinbaum Pardo, como parte de su precampaña y los morenistas inconformes le plantearán lo ocurrido con Joaquín Díaz Mena, quien se rodeó de priistas de la vieja guardia, quienes en menos de dos meses tienen gran poder dentro del partido guinda, y de ganar la gubernatura de seguro ocuparán cargos de gran relevancia dentro de la estructura gubernamental

Por su parte, Renán Barrera Concha, si bien es cierto que no ha brincado de partido, tiene detrás los fantasmas de mal gobierno y es señalado como un alcalde corrupto.

Asimismo, es el edil que más ha endeudado a los meridanos en la historia, ya que dejó una deuda de más de  mil millones de pesos.

La asociación civil ¡Ya Basta lo ha denunciado penalmente por daño patrimonial.

Actualmente gasta millones de pesos en una campaña abierta, cuyo dinero se dice ha sido desviado del Ayuntamiento para su campaña.

Barrera Concha finca sus esperanzas de ser gobernador en la Alianza con el PRI y PRD para retener la gubernatura, y de esta manera llegar a Palacio de Gobierno para hacer negocios sucios, vender a Yucatán y encubrir el robo que ha hecho al estado Mauricio Vila Dosal.

Por su parte, Cecilia Patrón Laviada, actual diputada Federal y Secretaria General del Comité Nacional del PAN, es la candidata del PAN a la alcaldía de Mérida. La panista ya se cree alcaldesa, sin embargo, hay que recordar que en el 2015 perdió una elección en Mérida contra un morenista.

Los ex panistas, Rommel Pacheco Marrufo y Manuel Díaz Suárez, y el morenista Rafael Echazarreta podrían ser sus rivales por Morena y que tendrían posibilidades reales de arrebatarle la joya de la corona al PAN.

Hay que recordar que Mérida cuenta con casi el 50 por ciento de la población de Yucatán, y con cerca del 40 por ciento del padrón electoral, por lo que en Mérida se podría decidir la elección para gobernador, como ocurrió en el 2018, cuando Mauricio Vila venía con una desventaja de más de 20 mil votos y los revirtió en Mérida, ganando la gubernatura de Yucatán.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: