----------

― Advertisement ―

JOVEN DE 22 AÑOS ABUSA DE NIÑA EN YUCATÁN

*Joven de 22 años acusado de violar a niña de 7 años *La víctima fue engañada por el agresor para llevarla a una zona deshabitada *Este...

NI ROJO NI CAFÉ

InicioLocalesNI ROJO NI CAFÉ
  • La actual senadora en varias ocasiones aseguró que Alpha Tavera estaba desviando recursos para la campaña de Andrés Manuel López Obrador y los recursos para el municipio de Valladolid los estaba robando
  • Muchos esperan que Camino Farjat se sincere con los yucatecos para las próximas elecciones y aclare quién está detrás de sus decisiones o quién la patrocina, solo así se entendería sus cambios constantes de “principios”

Redacción / Sol Yucatán

Mérida.- Verónica Noemí Camino Farjat es la principal chapulinera o traidora de la política de Yucatán, la tizimileña, actual senadora de la República, ahora miembro de la bancada de Morena, ha brincado a cuatro partidos.

De acuerdo con su ficha política, la menor de la familia Camino Farjat inició su carrera política cuando tenía 21 años de edad, lo hizo  de la mano del Partido de la Revolución Democrática, en el partido del Sol Azteca estuvo del 2004 al 2007.

En ese tiempo busco ser candidata del PRD para la alcaldía de Tizimín, sin embargo, le fue negada la candidatura por lo cual realizó su primer salto en la política.

En el 2007 comenzó a operar en la zona oriente para el Partido Revolucionario Institucional, se llevó con ella a gran parte de la estructura perredista que se había formado para apoyar a Ivonne Ortega Pacheco a través de la llamada ola roja.

A cambio ingresó a laborar en el Gobierno del Estado, fue nombrada como coordinadora de capacitación del Centro Estatal de Desarrollo Municipal de Yucatán.

En el 2013, apadrinada por Jorge Carlos Ramírez Marín, se hizo militante del PRI, ese mismo año ocupó la dirección del Centro Estatal para la Prevención del Delito de Yucatán. Dos años más tarde fue diputada local.

Llamó ladrona a Alpha

El tiempo que estuvo en la legislatura de Yucatán coincidió con el tiempo que Alpha Tavera Escalante, actual Presidenta de Morena, se convirtió en la primera alcaldesa por Morena en Yucatán. La maestra Tavera Escalante, gobernaba Valladolid, la principal ciudad del Oriente del Estado.

Verónica Camino, junto con Liborio Vidal Aguilar, ambos en ese entonces del PRI, la primera diputada local y el segundo ex alcalde de Valladolid y diputado Federal, en muchos episodios del trienio, trataron de desacreditar la gestión morenista en la sultana del Oriente.

La actual senadora morenista en varias ocasiones aseguró que la edil morenista estaba desviando recursos para la campaña de Andrés Manuel López Obrador y los recursos para el municipio los estaba robando.

Años más tarde Verónica caería en el Partido que ella criticaba tras renunciar a su militancia como Verde ecologista.

Pareciera que a Alpha se le olvidó los señalamientos de actos de corrupción que en varias ocasiones Verónica, una de las corcholatas de Morena al Gobierno del Estado, le hizo cuando la tizimileña militaba en el PRI.

Ahora Alpha Tavera, podría cobrar venganza y dejar fuera de la competencia a la gubernatura de Yucatán a Verónica Camino, la principal chapulinera de la política yucateca y quien en muchas ocasiones la llamó ladrona y que desviaba recursos para la campaña de Andrés Manuel López Obrador, quien años luego se convertiría en el Presidente del país y que le dio cobijo en su partido de la 4T.

La llegada de Verónica a Morena en Yucatán desde un inicio provocó protestas y señalamientos por su falta de congruencia y credibilidad; aún así fue la candidata a la alcaldía de Mérida y que perdió la elección por más de 22 puntos porcentuales.

Muchos esperan que Camino Farjat se sincere con los yucatecos para las próximas elecciones y aclare quién está detrás de sus decisiones o quién la patrocina, solo así se entendería sus cambios constantes de principios. 

En Yucatán, ¿qué le puede dar Verónica Camino Farjat a Morena?, cuando en menos de un año, ya había saltado a dos partidos, el PRI y el Verde Ecologista (PVEM), para llegar al partido en el poder, ¿qué ideología, doctrina o estatutos conoce?, ¿hay algo sobre “no robar, no mentir y no traicionar”, en la trayectoria de Camino Farjat?.

La ideología del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es tan ambiguo y errático como las mañaneras que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues si hoy un sector social se pronuncia en contra, eso quiere decir que son adversarios, pero si se alinea a los pensamientos obradoristas, será un aliado del gobierno actual.

Morena es un partido joven, en comparación con Acción Nacional (PAN) y el Revolucionario Institucional (PRI), quienes nacieron con la historia del país y con una ideología clara.

Acción Nacional conformada principalmente por el sector empresarial que además de querer formar parte del poder, buscaba darle una oportunidad de crecimiento a la clase trabajadora, tal y como reza uno de sus principales pensamientos, “el bien común”.

Manuel de Jesús Clouthier del Rincón (1934-1989), mejor conocido como Maquio, fue la bandera precisamente de esa ideología de desarrollo, al ser ingeniero agrónomo, líder sindica y empresario.

Hoy, quienes conocieron de cerca esta ideología y ven las nuevas alianzas y frentes a los que ha llegado el PAN, para lograr conservar su fuerza política, dicen que Maquío se retuerce en su lugar de descanso eterno.

Para Morena esta amplitud de pensamiento lejos de fortalecerlo lo esta debilitando, pues al abrir la puerta a políticos caducos para sus mismos partidos le resta credibilidad y seriedad entre los votantes.

MOCHES Y CORRUPCIÓN

La base de verdaderos morenistas no está contenta con estos nuevos políticos que llegan a corromper el trabajo que por años, incluso antes de que llegara a ser partido, hicieron para acompañar y llevar a López Obrador a la Presidencia de México.

Otro claro ejemplo es la llegada de Raúl Paz, quien saltó del PAN a Morena, un día antes de que se discutiera en el pleno del Senado la reforma para extender la presencia del Ejército en las calles.

Raúl Paz Alonzo tiene en el estado un largo historial como político, perdió la oportunidad de ser Alcalde de Mérida y también su matrimonio con la actual legisladora federal, Cecilia Patrón Laviada, luego de que circularon videos de él con varias mujeres en el famoso “vallartazo”.

Como diputado local fue acusado por cobrar “moches” para concesión de obras públicas junto con otros seis exalcaldes en 2017.

¿Son estos personajes, es esta la ideología que quiere Morena para las siguientes elecciones, serán suficientes la entrega de programas para que la gente les crea “no robar, no mentir y no traicionar” o su lucha contra la corrupción?. Lo peor es que esa corrupción está incrustada incluso entre quienes podríamos decir que legítimamente han obtenido un espacio en este nuevo partido, como Alpha Tavera, ex alcaldesa de Valladolid por Morena, a quien se le señaló, hace algunos meses, de sostener reuniones con el entonces presidente estatal del PRI, Francisco Torres, y con el ex candidato a la gubernatura, Mauricio Sahuí, en la búsqueda de pactar candidaturas rumbo a las elecciones de 2024.