----------

― Advertisement ―

LA FUGA DEL SIGLO: CONTRADICCIONES Y OBSERVACIONES

En un viaje misterioso, el 11 de noviembre de 1961, Louis abordó un jet de la Eastern Air Lines, cuando a Teresa le había...

DEUDA DE 19 MIL MDP

NO AYUDARLO A TRAFICAR DROGA, SU SENTENCIA

InicioReportajes EspecialesNarcotráficoNO AYUDARLO A TRAFICAR DROGA, SU SENTENCIA

*Según cuenta Jhovany Aguirre Benitez, un empresario ganadero, él conoció a Álvaro Sánchez Sánchez en 2017 y trabaron una amistad que terminó en conflicto

*Aguirre Benitez se resistió en varias ocasiones a trasladar enervantes en sus camiones, lo que provocó la ira del presunto capo, quien inició una embestida en su contra

*”No me quisiste ayudar a pesar de que te lo pedí varias veces y de la mejor manera. Ahora atente a las consecuencias. Te voy a matar, te voy a quebrar…”

Ricardo Ravelo/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

(Segunda de cuatro partes)

Veracruz.- Según cuenta Jhovany Aguirre Benitez, un empresario ganadero afincado en el municipio veracruzano de Jesús Carranza, en una denuncia de hechos que presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR), él conoció a Álvaro Sánchez Sánchez en 2017 en el municipio de Luvianos, en una fiesta patronal de su pueblo. Se lo presentaron unos vecinos, según dijo, y trabaron una amistad que terminó en conflicto.

Aguirre Benitez dice ser un empresario dedicado a la ganadería desde hace varios años. A través de una red de transporte que posee distribuye ganado por varios estados y de ahí obtiene ganancias cuantiosas que le permiten tener una vida holgada, según declaró.

De acuerdo con su denuncia de hechos, a principios de diciembre de 2020 recibió una llamada en su celular. Era Álvaro Sánchez. Según relató, el presunto capo le dijo: “Mira, Jhovany, este año me ha ido muy mal en mi negocio por la línea de trasiego de Tapachula a Querétaro, y me he dado cuenta de que tú tienes varios camiones donde transportas tu ganado, que tu empresa es muy reconocida y las empresas para las que trabajas también gozan de excelente prestigio; me he percatado de que la policía no te revisa tus camiones. ¿Por qué no me ayudas a transportar droga, y así me apoyas a recuperarme un poco?

Jhovany Aguirre asegura en su denuncia que no dudó en su respuesta:

 “No, viejo, no te confundas, a mí ese tipo de negocios no me interesan. Discúlpame, pero no te puedo ayudar. Yo tengo una empresa limpia, que me ha costado toda una vida de trabajo y no la puedo exponer por ti ni por nadie”.

Algunos días después, Sánchez Sánchez le volvió a llamar para insistirle en que entrara al negocio del tráfico de drogas, pero Aguirre Benítez dice que se negó de nueva cuenta. En un tercer intento, a principios de enero de 2021, según contó, el presunto capo, envalentonado por el alcohol, le volvió a llamar y lanzó la amenaza directa: “Mira, hijo de tu reputa madre, si no estás conmigo estás en mi contra, y a los que están en contra mía se los carga la chingada. No me quisiste ayudar a pesar de que te lo pedí varias veces y de la mejor manera. Ahora atente a las consecuencias. Te voy a matar, te voy a quebrar hijo de tu puta madre”.

En su testimonio ministerial, Jhovani Aguirre expone: …“Yo le colgué porque tengo entendido que este malandro le paga grandes cantidades de dinero a la Fiscalía de Veracruz, Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, así como a la Guardia Nacional, a Inteligencia Financiera, a Femdo, SEIDO y él hace mucho hincapié en que le paga fuertes cantidades al fiscal regional de Coatzacoalcos (Claudio Vega Ramos)”. En el entramado de protección con el que cuenta Sánchez Sánchez en Veracruz también es mencionado el nombre de José Wong Reyes, delegado regional de la Policía Ministerial con sede en Coatzacoalcos.

Y, en efecto, la negativa de Jhovani Aguirre tuvo consecuencias. Álvaro Sánchez movió sus influencias y preparó varias coartadas para vengarse. La primera andanada fue fabricarle una acusación por robo con violencia. Para ello, le pagó a varias personas para que lo acusaran del despojo de dos mil 500 pesos a una señora. Se integró la carpeta 699/2021, radicada en Tlalnepantla, Estado de México.