----------

PRUEBAN VACUNA CONTRA EL MAL DE CHAGAS EN HUMANOS

En 2024, el Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Noguchi de la Universidad Autónoma de Yucatán (CIR-UADY) y el Colegio de Medicina de Baylor (BCM) iniciarán estudios de Fase Clínica 1a de la vacuna terapéutica contra la enfermedad de Chagas, para evaluar su seguridad en humanos.

NI A QUIEN IRLE

NÓMINA SECRETA

SE APODERA CJNG DE YUCATÁN

NO SE SALVA VILA

InicioNews ShowcaseNO SE SALVA VILA
  • La construcción de Xibalbá en Valladolid pasó inadvertida por la complicidad de funcionarios de todos los niveles. Supieron de la obra Mauricio Vila, el secretario de Turismo Federal, Miguel Torruco, y la titular de Sefotur, Michelle Fridman, y decenas de funcionarios.
  • El delito ambiental que hizo Grupo Xcaret en Yucatán, sigue siendo un delito, ‘NO HA PRESCRITO’ y como tal deben ser juzgadas todas las personas encargadas de planear y construir ese parque, antes de que concluya este sexenio.
  • El grupo Xcaret, dirigido por Miguel Quintana Pali y los hermanos Óscar, Marcos y Carlos Constandse, nunca ha presentado manifiestos de impacto ambiental en sus nueve parques ubicados en la Riviera Maya.

Urbano Barrera/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

La secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores González, afirma que el grupo Xcaret –dirigido por Miguel Quintana Pali y los hermanos Óscar, Marcos y Carlos Constandse– nunca ha presentado manifiestos de impacto ambiental en sus nueve parques ubicados en la Riviera Maya.

Por ello, la construcción del parque Xibalbá fue clausurada de manera definitiva.

“El proyecto nuevo de Xcaret no tiene permiso y estaba tratando de hacer su manifiesto de impacto ambiental y seguramente será clausurado porque no pasa, está suspendido temporalmente porque estaban revisando una propuesta de manifiesto de impacto ambiental que no tenían y no terminaron”, indica.

Estos empresarios, destaca la secretaria de estado, “nunca han presentado manifiestos de impacto ambiental en todos sus proyectos conocidos como: Xcaret, Xel-Há, Xplor, Xplor Fuego, Xavage, Xoximilco, Xenses, Xenotes y Xichén”.

Ahora, en el parque Xibalbá desviaron ríos subterráneos y alteraron cenotes, además de que realizaron construcciones prohibidas e hicieron manifestaciones de obra falsas.

ACCIONES Y OMISIÓNES

La construcción de Xibalbá –Inframundo en Maya– pasó inadvertida por la complicidad de funcionarios de todos los niveles. Supieron de la obra el gobernador Mauricio Vila Dosal, el secretario de Turismo Federal, Miguel Torruco Marqués, y la titular de Sefotur, Michelle Fridman Hirsch, además de decenas de funcionarios del sector turismo.

La difusión del proyecto se hizo a nivel mundial en forma digital y se promocionó la mega obra ubicada bajo la tierra de los poblados Yalcobá, Xtut (Temozón) y Valladolid en plazas comerciales locales, así como de boca en boca.

El problema empezó al publicarse imágenes y videos de la obra subterránea, donde se exhibió la modificación de algunos cenotes que fueron alterados en su forma natural milenaria.

El primer impacto en Xibalbá ocurrió el 17 de octubre de 2021 cuando inspectores que llegaron de las oficinas centrales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) lo visitaron, inspeccionaron y clausuraron las obras porque rompieron paredes internas de dos cenotes para hacer fluir el agua como un río subterráneo, formar una catedral bajo tierra y otras alteraciones en las paredes de los cenotes.

De ahí se empezó a revisar la manifestación de obra ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y donde se dijo encontró una variación sustancial a lo ofrecido inicialmente.

Se descubrieron tres nuevos trazos de caminos complementarios y de acceso, que requirieron la compra de nuevas tierras. Trazo 1 (acceso poniente), parcela 348 (9.356 hectáreas) y fracción de parcela 349 (2.538 Has.).

Trazo 2: Interconexión Xibalbá 1-Xibalbá 2, compra de fracción de parcela Xkokob (1.614 Has.) y parcela Xcuch (66.869 Has.).

Mientras que para el Trazo 3 (acceso oriente) se adquirieron las fracciones parcelarias XAcche (2.868 Has.), Sodzilchen (0.437 Has.), San Román (5.601 Has.) y Grano de Oro (1.937 Has), en total una superficie de 91.224 Has.

Con ello, el proyecto pasó de lo ofrecido en 2020, un total de 2 millones 700 mil pesos y un bono anual de 250 mil pesos para la remediación de daños ambientales a una inversión global de más de mil millones de pesos.

Además, se tenía autorizado construir en no más de 4.9 hectáreas y la obra se fue a 400.946 hectáreas superficiales y subterráneas.

Las obras sancionadas y observadas por Profepa representan un 1.10 por ciento respecto a la superficie total. La superficie sancionada y afectada es de 8.050 hectáreas, es decir, 2.00 por ciento del total del terreno propiedad de Grupo Xcaret en la zona.

Las inspecciones físicas de los inspectores de Profepa y Semarnat establecen que se dañaron: El Cenote Tres Bocas debido a que Grupo Xcaret construyó plataformas y terrazas de descanso.

Instalaron un sistema de videomaping, con sonido, audio e iluminación subacuática.

En el Cenote Zopilote se construyeron baños, tienda, taquilla, caminos internos de cemento y piedra. En el agua también se construyó una tienda acuática.

El Cenote Estalagmitas se convirtió en un pequeño pueblo artificial, con área de descanso y contemplación.

Además, una caverna habilitada como estudio de audio y video para fotografías de turistas.

En el Cenote Guayas se colocaron adornos artificiales con motivos mayas y cañones para iluminación y efectos especiales.

Dentro del Cenote Vaquerías se rompieron paredes para conectar un restaurante buffet.

De igual forma, en los cenotes Pastizales y Pilón se construyeron obras pluviales para evitar inundaciones.

Junto con estas modificaciones en ocho cuerpos de agua, se diseñaron hicieron ríos subterráneos para recorridos en Kayaks similares a los del Hotel Xcaret Playa del Carmen, Quintana Roo.

Así, por acción u omisión se juzgará a los funcionarios responsables y a los desarrolladores que incurrieron en simulación y presentación de información falsa.

De acuerdo con un reporte confidencial del Gobierno Federal titulado Corrupción Actual, indica que las responsabilidades se concentran en funcionarios de la administración encabezada por el gobernador panista Mauricio Vila Dosal y los ex presidentes municipales de Valladolid, Enrique Ayora Sosa y Alfredo Fernández Arceo.

«El delito ambiental (daño ecológico) que hizo Grupo Xcaret en Valladolid, Yucatán, con la construcción del parque Xibalbá, sigue siendo un delito, ‘NO HA PRESCRITO’ y como tal deben ser juzgadas todas las personas encargadas de planear y construir ese parque…

“También deben ser juzgadas las autoridades que dieron autorización para su construcción, y hacer que reparen los daños ocasionados”, asegura el texto analizado en la Consejería Jurídica del Gobierno de la 4T.

Junto con estas acciones penales, se ejercerán otras –ante el Ministerio Público Federal–, antes de que concluya el presente gobierno para que se castigue a los responsables y no quede impunidad con el relevo presidencia.

EFECTOS EN EL SISTEMA AMBIENTAL

Los impactos ambientales por la construcción de Xibalbá afectan el agua, aire, suelo, paisaje, vegetales y animales, por lo que la reparación del daño será sumamente cuantiosa.

La Semarnat y Profepa aseguran que hubo una modificación de la hidrología superficial, lo cual puede derivar en la remoción misma de la vegetación, de la capa orgánica del suelo, así como de las capas superficiales del mismo.

Además, debe sumarse la contaminación atmosférica por gases y polvos, debido al movimiento de materiales y tránsito de vehículos.

Junto con ello, se registró pérdida de suelo en áreas de desplante, aunque la reducción resulta proporcionalmente moderada en cuanto a magnitud e importancia.

Los inspectores identificaron contaminación de suelo por residuos sólidos, líquidos y peligrosos, modificación de la topografía por lo que hubo necesidad de renivelación para trazos de los caminos y evitar desniveles.

La operación de equipo y maquinaria durante las etapas de preparación del terreno y ejecución del proyecto generaron niveles de ruido, cercanos a los límites máximos permisibles establecidos en la NOM-081-SEMARNAT-1994 (90 decibeles para fuentes móviles y 99 decibeles para las fijas).

En el periodo de construcción hubo una pérdida de vegetación, vinculado a la reducción irreversible de superficies forestales para dar paso a vías de acceso.

La construcción del Parque generó desplazamiento de fauna silvestre, pérdida de individuos, especies animales y afección del paisaje por el traslado de materiales. Razón por la cual las sanciones serán muy fuertes y la reparación del daño cuantiosa.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: