----------

― Advertisement ―

NIEGAN VACUNA COVID A NIÑOS ENFERMOS

Redacción/Sol Yucatán Padres de familia se retiran decepcionados porque a sus hijos de entre 12 a 17 años no recibieron la vacuna contra el COVID-19,...

EL FRACASO DE MORENA

INFAME ENGAÑO DEL INFONAVIT

¡NO SOMOS MUERTOS DE HAMBRE!

InicioLocales¡NO SOMOS MUERTOS DE HAMBRE!
  • Comisarios claman: nunca más permitir que un Ayuntamiento y Gobierno minimice a los pueblos y esperen tiempos electorales para darles promesas con discursos vacíos y despensas, pensando que son gente que está muriendo de hambre.

José González/Sol Yucatán

El comisario municipal de San José Tzal, Diego Hu Beh, denunció que el Ayuntamiento de Mérida realiza la ley mordaza contra todas aquellas personas que les resultan “incómodas”.

Hu Beh criticó las reuniones que realizan políticos panistas en los llamados “Foros”, pues sólo le permiten hablar ante el micrófono a quienes adulan o hablan maravillas a favor del precandidato o precandidata.

En tanto, las personas que los critican no les permiten hablar, expresar sus ideas o simplemente los bloquean.

“Comunidades tenemos que hablar, es imprescindible, ¿qué valor tiene un foro de ideas donde lo que no se permite es expresar ideas?, los habitantes de comisarías son gente de lucha, de trabajo, de conocimiento ancestral y (lo más importante) de usos y costumbres, qué sé tienen y deben respetar”, dijo.

Hizo un llamado a los habitantes de las comisarías a nunca más permitir que un Ayuntamiento y Gobierno minimice a los pueblos y esperen tiempos electorales para darles promesas con discursos vacíos y despensas, pensando que son gente que está muriendo de hambre.

“Qué gusto coincidir con compañeros comisarios que tienen la visión de entender el ejercicio de la administración pública desde la perspectiva de pensar en comunidad, de hacer lo necesario para no permitir las injusticias qué afectan a nuestras comunidades”, indicó.

Añadió que las comisarías más grandes de Mérida son donde hay más inconformidad con las maneras de gobernar del Municipio y el Estado.

“Carecemos de programas presupuestales, existe un desvío incierto en los recursos del Ramo 33 y no existe planeación para el avance y desarrollo de nuestros pueblos. La pobreza sigue siendo un negocio, porque derivado de ello reciben más recursos. Los habitantes de las comisarías valen mucho y merecen ser dignificados”, enfatizó.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: