Hoy Escribe

OTRAS INQUISICIONES

Grandes maestros: Alfredo Zalce

Pablo Cabañas Díaz/Sol Yucatán

Alfredo Zalce  Torres (1908 – 2003), fue un dibujante, grabador, pintor, muralista y profesor quien además se distinguió como miembro fundador de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR). A temprana edad, su familia se trasladó a la Ciudad de México, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria. A los 16 años, comenzó a trabajar como fotógrafo para mantener sus estudios en la Academia de San Carlos, en donde se formó de 1924 a 1929. Sus maestros fueron; en pintura, Germán Gedovius, en dibujo Sóstenes Ortega y Leandro Izaguirre, las clases de perspectiva las recibió de Juan Pacheco, Historia del Arte de José María Lozano y anatomía de Carlos Dublán. Paralelamente se integró al movimiento estudiantil a favor de la autonomía universitaria y la lucha por la reforma de la Escuela de Artes Plásticas, encabezada por Diego Rivera.

En 1928 fue invitado a participar en la muestra colectiva Artes e Industrias en Sevilla, España, en la que recibió el premio en segundo lugar en pintura. Al comenzar los años 30, experimentó por primera vez en el uso del cemento con color en la pintura mural y junto con Isabel Villaseñor, pintó un mural para la fachada de la Escuela Rural de Ayotla, en Tlaxcala, asimismo fundó la Escuela de Pintura y Escultura de Taxco, Guerrero en México.

En 1931 estudió litografía con Emilio Amero en la Academia de San Carlos, editó 15 obras y tres de ellas fueron seleccionadas para ilustrar un poema de Bernardo Ortiz de Montellano, publicado en la revista Contemporáneos. Tomó clases de escultura con Guillermo Ruiz en la Escuela de Talla Directa en el exconvento de La Merced. Asistió también a los cursos de Diego Rivera y también en 1931 participó en una exposición colectiva en la Sala de Arte de la Secretaría de Educación Pública.

A partir de 1932 y hasta 1935 se desempeñó como profesor de dibujo en la Escuela Superior de Construcción y en las escuelas primarias de la Secretaría de Educación Pública del entonces Distrito Federal. De esa época es también el fresco Las lavanderas que pintó en la escuela Daniel Delgadillo. Tuvo su primera exposición individual de pintura y obra gráfica en la Galería Posada de la Secretaría de Educación Pública.

En 1933 fue miembro fundador de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios y realizó un mural al fresco en el vestíbulo de la escuela Doctor Balmis en el centro de la Ciudad de México, que posteriormente fue destruido. En 1935 realizó sus primeros grabados en madera, al formar parte de las Misiones Culturales de la Secretaría de Educación Pública y dos años más tarde fue también miembro fundador del Taller de la Gráfica Popular y dos años más tarde junto con Pablo O’Higgins, Leopoldo Méndez y Luis Arenal, colaboró en el Taller de la Gráfica Popular que integró la primera generación de artistas que propuso la renovación formal de la gráfica mexicana.

Para 1940, ilustró con 40 grabados en color el libro “El Sombrerón”, de Bernardo Ortiz de Montellano, y el libro “Kinehil” de Martín Luis Guzmán, con viñetas y grabados en madera y su obra fue seleccionada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York de Estados Unidos (MoMA), para ser incluida en la colectiva Veinte siglos de Arte Mexicano. En 1945, al viajar por el sureste de México (Yucatán, Campeche y Quintana Roo), se dedicó a la edición de una serie de ocho litografías que integraron la carpeta “Estampas de Yucatán” para el Taller de la Gráfica Popular, con un prólogo escrito por Jean Charlot.

El Palacio de Bellas Artes presentó una exposición retrospectiva de sus dibujos y grabados en 1948. Un año después fundó en Uruapan, Michoacán, México, un taller de artes plásticas, el cual un año más tarde mudó a Morelia, ése mismo año fue nombrado director de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Michoacana. En 1962, se le nombró director de la Escuela de Pintura y Escultura de Morelia, año en el que el Museo Nacional de Arte Moderno de Bellas Artes, en la Ciudad de México, presentó una retrospectiva con piezas representativas de 30 años de labor.

En 1981, el Museo de Arte Moderno le organizó otra gran retrospectiva a manera de homenaje, exhibiendo pinturas, dibujos, esculturas, tapices y piezas gráficas. Alfredo Zalce ejerció, como en su momento lo hicieron José Guadalupe Posada, Leopoldo Méndez y los artistas del Taller de la Gráfica Popular, una gran influencia sobre otros movimientos artísticos no sólo en su país sino fuera de él, un ejemplo de ello, es el Grupo Espartaco de Argentina. El Museo del Dibujo de la Ilustración de Buenos Aires atesora una importante colección de sus obras de estos artistas, algunos de los cuales fueron expuestos en la muestra «Resistencia y Rebeldía», realizada en el año 2008 en el Centro de la Cooperación.

Además del Museo Nacional de Arte de México, cuentan con algunas de sus obras el Metropolitan Museum de Nueva York, EE.UU.; el Museo Nacional de Estocolmo, en Suecia; La colección Andrés Blaisten de México y el Museo Nacional de Varsovia, en Polonia. Alfredo Zalce murió el 19 de enero de 2003, en su casa de Morelia, Michoacán. El gobierno de Michoacán creó el Premio de Artes Plásticas Alfredo Zalce en 1979 como un homenaje a tan destacado artista.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba