Hoy Escribe

OTRAS INQUISICIONES

  • Los “expertos” y la Cumbre de las Américas.

Pablo Cabañas Díaz/Sol Quintana Roo

Los “diplomáticos” que tuvieron importantes posiciones políticas en el sexenio de Enrique Peña Nieto y ahora ocupan puestos académicos en universidades privadas, ofrecieron la semana pasada, sus “consejos”, al presidente Andrés Manuel López Obrador. Los expertos fueron enfáticos al cuestionar que en la Cumbre de las Américas 2022  el presidente de México, no va a participar en ella. 

En estaciones de radio y televisión de la ciudad de México, estos  “expertos” señalaron que el amago de López Obrador por no ir a esa Cumbre  es un despropósito. Además,  de una decisión desafortunada, porque nuestro país pierde protagonismo. Incluso,  adelantaron la “agenda” que a su parecer será  tratada entre Estados Unidos, México y Centroamérica en materia migratoria.

A esos “expertos”, se les olvida que en el sexenio de Peña Nieto se tuvo que tomar  la decisión de cancelar un importante viaje a Washington el 31 de enero del 2017, luego de que el mandatario estadounidense  Donald Trump escribió,  en su cuenta de Twitter, que si el gobernante mexicano no pagaba el muro en la frontera era mejor que  “no fuera a la reunión” que tenía programada en la Casa Blanca.  

La cancelación de ese viaje fue la conclusión del descalabro de la diplomacia mexicana en el peñato. En 24 horas asistimos a la humillación de un mensaje a la nación del mandatario estadounidense, quien en un grosero desplante expresó: “Si no pagan, no vengan”.

La política exterior de Peña Nieto, encabezada por Luis Videgaray y diseñada por los “expertos” que hoy critican al gobierno federal, fue un fracaso. Hubo un cúmulo de errores diplomáticos y políticos que  iniciaron en agosto de 2016, cuando Peña Nieto, aconsejado por Videgaray, invitó a México al entonces candidato republicano. Nada concreto se supo de esa estrategia, destacándose por el contrario el supuesto mérito de Videgaray de ser “amigo” de Jared Kushner esposo de la hija mayor de Donald Trump y quien fue uno de los principales asesores de la Casa Blanca.

Una vez cancelado el viaje de Peña Nieto a Washington durante una conversación telefónica que  tuvo lugar el 27 de enero, Trump, le habría dicho en tono amenazante a Peña Nieto, que su país no necesitaba de los mexicanos, y que si sus fuerzas armadas eran  incapaces de combatir el narcotráfico, “quizá” tendría que enviar tropas estadunidenses para asumir esa tarea. Así lo reveló la periodista Dolía Estévez, primero en el portal de noticias proyectopuente.com, y luego en entrevista para el programa de Aristegui Noticias. ¡Humillación!”, clamó la opinión pública mexicana cuando la agencia AP publicó la información basada en un supuesto extracto de la transcripción de esa charla. “¡Mentira!”, se defendió Relaciones Exteriores, aunque horas después un portavoz no identificado de la Casa Blanca dijo luego a la misma agencia que sí, que era cierto, pero que era una “broma”. Esas no son bromas que se esperen de un  presidente.

La secretaría de Relaciones Exteriores, a través de  Luis Videgary  negó la versión  de CBS News, que señalaba que cuando visitó Washington,  Jared Kushner, le mostró al canciller mexicano el discurso que el mandatario iba a leer ese día ante el Departamento de Seguridad Nacional. Tras leer el discurso, Videgaray, reveló CBS, estaba horrorizado, y considero que el discurso no era un buen punto de partida por esa razón, Kushner sugirió que ambos reescribieran el discurso.

Las voces en contra de la forma de  conducción de la relación con la Casa Blanca fueron explícitas.  El embajador emérito Andrés Rozental juzgó en su momento  que el gobierno mexicano recibió tal agresión con una “postura defensiva”: “el canciller tardó horas en rechazar las decisiones unilaterales que un gobierno le quiera imponer a México”.  Rozental declaró a la revista Proceso: “Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, el gobierno mexicano “no ha demostrado la firmeza que pudo demostrar, dada la importancia que México tiene para Estados Unidos en todos los órdenes”, sobre todo porque “Trump no respeta la debilidad, solo la fuerza”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba