Portada

PAGA 3 MILLONES POR AGUAS

  • A Alejandro José Baz Pinto, empresario de Yucatán y Querétaro, se le adjudicó el negocio de botellas de agua y box lunch en los sitios donde se aplicaron las vacunas contra la COVID-19
  • El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, dilapidó más de dos millones 966 mil 816 pesos mediante adjudicaciones directas a favor del empresario sin empresa
  • Incluso la Fiscalía General del Estado de Yucatán pagó hasta dos millones 599 mil 490 pesos a Baz Pinto para surtir de comida a su personal durante el 2022

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Aprovechando la autorización de compras emergentes con motivo de la pandemia de COVID-19, el presidente municipal de Mérida Renán Barrera Concha entregó una serie de contratos a costos excesivos para favorecer a un empresario de su círculo cercano.

Uno de los principales beneficiados fue el ciudadano Alejandro José Baz Pinto, quien desde hace tiempo forma parte de la lista de proveedores de al menos siete dependencias de Yucatán y Querétaro.

El negocio que le dejó buenos dividendos al empresario fue la compra masiva de botellas de agua y box lunch para las personas que estuvieron a cargo de la logística en la aplicación de vacunas contra la COVID-19.

Tan solo por la adquisición de botellas de plástico, el ayuntamiento que gobierna Renán Barrera Concha y que durante su campaña estuvo relevado provisionalmente por Alejandro Ruz Castro, quien autorizó un gasto de dos millones 966 mil 816 pesos también en favor del empresario Baz Pinto.

Aunque en cinco de los seis contratos –todos por adjudicación directa, pese a que se recomendó destinar dicho método para medicamentos-, fueron por al menos 40 mil botellas, hubo uno que dispersó más de 100 mil botellas de agua, lo que representó una compra de casi 400 mil botellas.

El primer contrato destinado para la compraventa asignada con el número ADM/SI/JUR/ADQ/71/2021, y que se firmó entre ambas partes el 9 de junio de 2021, fue por un monto final de 382 mil 336 pesos.

Por dicho monto, según la primera cláusula: “el proveedor se obliga a vender y entregar los bienes a ‘El Ayuntamiento’ conferidos por medio de adjudicación directa por excepción consistentes en: 41 mil 200 piezas de botellas de agua purificada de 500 mililitros a un precio unitario de 9.28 pesos, lo que arrojó un total de 382 mil 336 con impuestos incluidos”.

El plazo de entrega, asentado en la sexta cláusula, fue del 9 de junio al 15 de junio de 2021. Todas las botellas fueron entregadas en las ocho sedes de vacunación autorizadas dentro del municipio de Mérida, Yucatán, de acuerdo con el documento denominado “Relación de hidratación por ubicación”.

El segundo contrato fue adjudicado el 22 de junio de 2021 a través del oficio interno con número ADM/SI/JUR/ADQ/75/2021 y que tuvo un valor final de 371 mil 200 pesos.

Este acuerdo también detalla que “El Proveedor” se comprometió a vender y entregar los bienes al Ayuntamiento, los cuales, consisten en 40 mil piezas de botellas de agua purificada de 500 mililitros por 9.28 pesos cada una.

Dicho abastecimiento de botellas que contaminan, y que son lo contrario al llamado de cuidar el medio ambiente mediante la reutilización de plásticos, el uso de envases reusables o la compra de garrafones, se surtió entre el 22 de junio y el 27 de junio de 2021.

Para el tercer contrato, firmado mediante adjudicación directa el 1 de junio de dicho año, el Ayuntamiento de Mérida desembolsó del erario público, 380 mil 480 pesos.

En el apartado de objeto del contrato número ADM/SI/JUR/ADQ/61/2021 se menciona: “Se obliga a vender y entregar los bienes a El Ayuntamiento adjudicados por medio de adjudicación directa por excepción consistentes” en la compra de 41 mil botellas de agua purificada de 500 mililitros”.

Para estas bebidas naturales, el municipio acordó que entre el 31 de mayo y el 5 de junio de 2021, se daría el arrendamiento de los bienes antes referidos.

En el cuarto contrato, el ayuntamiento volvió a pagar 371 mil 200 pesos, pero en un nuevo contrato asignado al número ADM/SI/JUR/ADQ/79/2021, según la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

De nueva cuenta, la empresa se encargó de surtir con 40 mil botellas de agua purificada de 500 mililitros por los mismos 9.28 pesos cada una.

Este inventario de agua fue surtido en los centros de vacunación de Mérida del 29 de junio al 4 de julio de 2021.

De esta manera, la venta de botellas de agua simple más grande que hizo el empresario Baz Pinto, –que en 2015 vendió las imágenes de su lujosa boda realizada en la iglesia de Nuestra Señora de Líbano–, fue el 7 de abril de 2021.

Ese día, se firmó el contrato número ADM/SI/JUR/ADQ/54/2021, el cual, se ocupó para comprar un lote de 117 mil botellas de agua purificada de 500 mililitros a 9.28 pesos cada una.

Las miles de botellas, entregadas desde el 7 de abril hasta el 19 de abril de 2021, tuvieron un costo para las arcas municipales de un millón 85 mil 760 pesos.

Finalmente, las últimas 40 mil 500 botellas de medio litro se compraron el 22 de mayo de 2021, también a 9.28 pesos, como consta en el contrato ADM/SI/JUR/ADQ/63/2021, en poder de Sol Yucatán.

FIN DE PANDEMIA, NUEVO GIRO COMERCIAL

El 29 de marzo de 2022, el empresario José Alejandro Baz Pinto se presentó con un nuevo giro en la entidad, siendo el turno de la Fiscalía General de Yucatán (FGE) para otorgar una contratación.

De acuerdo con el documento C/JUR/004-2022, la Fiscalía le encargó la adquisición mensual de cuatro mil 394 órdenes de comida (aproximadamente tres mil 506 almuerzos y 888 cenas), con bebida incluida, para el personal de la FGE, a un precio unitario de 59.16 pesos.

El surtido de comidas inició el 25 de febrero de 2022 y vencerá el 31 de diciembre de 2022 y tuvo un costo general para la dependencia de dos millones 599 mil 490.40 pesos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba