Portada

¡PAGO DE FAVORES!

  • De acuerdo con el INE, el empresario Rodrigo Osorio Rodríguez financió en 2018 con millones de pesos la campaña para gobernador de Mauricio Vila Dosal, aunque solamente se pudo comprobar 34 mil 115 pesos
  • Si hubiera sido modesta la inversión de Osorio Rodríguez, el empresario no se hubiera convertido en uno de los favoritos de la actual administración, que le devuelve el favor con creces a través de millonarios contratos
  • Tan recomendado es, que em varios municipios de Yucatán tiene contratos, en 2021 el alcalde de Tizimín, Pedro Francisco Couoh Suaste, lo privilegió con 1.3 millones de pesos para la supuesta construcción de pozos

Redacción/Sol Yucatán

Tizimín.- Tras financiar la campaña del gobernador Mauricio Vila Dosal, en 2018, el empresario Rodrigo Osorio Rodríguez se ha vuelto uno de los consentidos de la actual administración, e incluso, es recomendado para que los alcaldes le aprueben contratos a modo, tal como recientemente ocurrió con el presidente municipal de Tizimín, Pedro Francisco Couoh Suaste.

Por el momento, las constructoras Ryo Peninsular y Distribuidora Vector 3 –de las cuales es socio– ya fueron beneficiadas por el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey), además del ayuntamiento del Oriente del Estado, por más de tres millones de pesos.

A partir de 2019, los empresarios que un año antes financiaron la campaña de Vila Dosal reciben los rendimientos de su inversión, quienes son beneficiarios de recursos públicos a través de amañados contratos de obra, así como para brindar sus servicios o bien, les asignaron cargos públicos.

Todo ello, en agradecimiento por la confianza vertida a favor del candidato a gobernador por parte del Partido Acción Nacional (PAN), para el proceso electoral de 2018, por lo que ahora, Vila Dosal devuelve el respectivo favor.

Por ejemplo, de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), Osorio Rodríguez fue una de las 27 personas que financiaron la campaña de Vila Dosal, al realizar diversas aportaciones oscuras, aunque se pudo demostrar con facturas la aportación de 34 mil 115 pesos.

La cantidad invertida, que se desconoce exactamente porque la mayor parte se maneja en efectivo, aumentó de manera exponencial a favor de Osorio Rodríguez, ante los diversos contratos a modo que recibió a través de las dos empresas.

Cabe destacar que –de manera oficial– fueron 27 las personas que financiaron la campaña de Vila Dosal, pero son numerosos los empresarios que también aportaron recursos bajo el agua y las cifras fueron millonarias, por lo que son evidentemente privilegiados en los amañados concursos.

El 4 de diciembre de 2021, el edil y el empresario suscribieron el contrato número FAISM-096-Pozos-028-2021, relativo a la “Construcción de pozos de absorción en Tizimín, localidad Tizimín, asentamiento Benito Juárez, Santa María, San Francisco, Santa Rosa de Lima, Adolfo López Mateos, Lázaro Cárdenas, San José Nabalam y Jacinto Canek”.

Cabe destacar que Ryo Peninsular, SA de CV, es una empresa relativamente nueva, pues fue creada el 1 de octubre de 2018, y su predio fiscal está ubicado en la calle 27 D número 329 entre 22 y 26 B del fraccionamiento Polígono 108, de Mérida.

El procedimiento para la asignación fue a través de una licitación pública, pero en ningún momento se dio a conocer el número de licitantes, y mucho menos los resultados de la evaluación de la propuesta ganadora, entre otros detalles.

Pese todos los agravantes, el concejal le autorizó un presupuesto por un millón 390 mil 42 pesos, recurso proveniente del Ramo 33, en específico del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (Faism) del ejercicio fiscal 2021.

Asimismo, el municipio le otorgó un anticipo por el 30 por ciento del monto del contrato, que corresponde al importe de 418 mil 845 pesos.

El plazo de ejecución de la obra objeto fue de 20 días naturales, por lo que el trabajo inició el 4 de diciembre de 2021 y la labor concluyó el 23 del mismo mes.

El contrato fue firmado por el edil y el contratista, así como por el secretario municipal, Abelomar Javier Portillo Vergara, y el director de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Edgar Rolando Coronado Febles.

Mientras que en 2020, Ryo Peninsular obtuvo el contrato IDE-20-OP-LP-023 del Idefeey, para la “Construcción de un aula didáctica en la escuela preescolar Kinich Kakmo, en el municipio de Izamal”, por la cantidad de 539 mil 409 pesos.

De acuerdo con los registros oficiales, la obra comenzó en junio de 2020 y concluyó un mes después.

A finales de ese año, la misma empresa obtuvo otro contrato del Idefeey, el convenio número IDE-20-OP-DIRECTA-ELE-368, para el “mantenimiento y rehabilitación de la red eléctrica en media tensión (subestación eléctrica particular y acometida), con el fin de restablecer el servicio eléctrico en la escuela primaria Zamná, en Mérida”, que se ubica en la Unidad Habitacional Cordemex, entre la Unidad Deportiva del fraccionamiento y la parroquia Santa María de Guadalupe.

Según los registros oficiales, la obra tuvo una inversión de 206 mil 912 pesos, comenzó en los últimos días de diciembre de 2020 y concluyó menos de un mes después, el 11 de enero de 2021.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba