----------

PERROS ATACAN A MOTOCICLISTA EN VALLADOLID

Redacción / Sol Yucatán Valladolid. - Un motociclista hizo pública su denuncia la tarde de este martes, cuando dos perros lo atacaron a la altura...

A LA CÁRCEL

“PARACAIDISTAS” PROTEGIDOS

InicioLocales“PARACAIDISTAS” PROTEGIDOS

Guillermo Medina / Sol Yucatán.

En los últimos años se ha vuelto popular al sur de Mérida que cada vez aparezcan más “paracaidistas” en la comisaria de Dzununcán para aprovecharse y así obtener un terreno sin costo alguno, ya que en estos casos intervienen las autoridades como el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY) para facilitarles los terrenos.

Esta acción ha sido contraproducente, ya que muchas personas se han aprovechado de esta falla en el sistema del IVEY. Así como existen personas de escasos recursos que necesitan estos terrenos existen otras personas que solo se aprovechan de la situación, ya que se sabe que a eso se han dedicado toda su vida, a estafar a la dependencia haciendo que les otorguen tierras que realmente no necesitan.

Muchos de estos terrenos ocupados por los paracaidistas les pertenecen al ejido de Dzununcán, por lo que el IVEY no puede intervenir para otorgarle los papeles del terreno. Además de que estas tierras tienen un propietario el cual ha sido afectado, ya que muchos ejidatarios dejaron de acudir a sus tierras debido a la pandemia del COVID-19, hecho que las personas aprovecharon para invadir los terrenos.

De igual forma, el problema se arrastra desde hace más de ochos años y es que muchas familias al ver la posibilidad de quedarse con tierras que no les corresponden comenzaron a invadir más colonias de Dzununcán, por lo que el problema se agravó.

Esto ha hecho que ocurran diversos accidentes a lo largo de los años. El mas significativo fue el incendio que acabó con ocho casas construidas de maderas y palos, por lo que las llamas las consumieron en su totalidad.

Los vecinos de Dzununcán se han visto seriamente afectados, inclusive el IVEY ha intervenido en diversas ocasiones para reubicar a las familias, sin embargo, estas no acceden.

Muchas de estas personas que invaden los terrenos no son del Estado de Yucatán, se sabe la mayoría son oriundos de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, quienes en su tierra cuentan con vivienda e inclusive algunos tienen propiedades en donde habitan en la capital yucateca.

No es un secreto que muchas personas lo han tomado como un negocio redituable, ya que solo se encargan de construir estructuras de madera en la espera de que las dependencias les den los papeles de propiedad.