----------

AÑO DE HIDALGO: COSTÓ 240 MDP

Esta es la cifra que fue desviada por alcaldes de 56 municipios, durante el lapso de 2017 a 2019, cuyas carpetas de investigación aún...

INVOLUCRADOS EMPRESARIOS Y POLÍTICOS LIGADOS AL PAN Y MORENA

PAULINO, LA CAÍDA DEL PROXENETA MÁS GRANDE DE LA PENÍNSULA

InicioLocalesPAULINO, LA CAÍDA DEL PROXENETA MÁS GRANDE DE LA PENÍNSULA

CONFIRMAN NOTICIA DE GRUPO SOL:

  • OPERÓ CON PROTECCIÓN
  • OFICIAL DURANTE AÑOS

Redacción/Sol Yucatán

En Yucatán fue desarticulada una célula internacional de trata de personas con fines de explotación sexual, encabezada por Paulino Fernández Viamonte, quien operó con protección oficial durante años y es considerado el proxeneta más grande de la Península de Yucatán.

Fue detenido por autoridades de Colombia y trasladado a la Ciudad de México

Como Sol Yucatán ha publicado a través de sus trabajos de investigación periodística, estas mujeres de origen sudamericano eran traídas de manera ilegal con protección de la propia policía yucateca, en especial del comandante Carlos Flores Moo.

Carlos Flores Moo

Las refugiaban en diversos predios de Mérida, en especial uno ubicado en el Fracc. Pinos, en el Norte de Mérida.

Las mujeres eran explotadas en centros nocturnos, así como en prostíbulos disfrazados como restaurante-bar, uno de ellos conocido como Tropicana, Bandidas, Angus, Prime, Copacabana y Porkis.

Entre sus clientes se encontraban empresarios y políticos ligados al PAN y recientemente a Morena, quienes contrataban los servicios de compañía y por quienes pagaban hasta 20 mil pesos la hora.

De acuerdo con las investigaciones de Sol Yucatán, que en su momento dimos a conocer cómo funciona esta delincuencia organizada, las mujeres eran traídas por aire con documentación apócrifa de Sudamérica, vía Colombia-Cancún.

Luego las trasladaban por tierra donde contaban con la protección de la propia Secretaría de Seguridad Pública, por medio del subsecretario de la Policía Estatal de Investigación, Flores Moo, sin embargo, también estaba involucrado el comandante Rafael Chaires Cuevas, quien ocupa el cargo de subsecretario de servicios viales de la SSP.

Por cada una de las mujeres, los agentes cobraban 10 mil dólares, con lo cual no solo se les brindaba protección en su traslado, sino también se les notificaba de algún operativo de revisión en los antros.

Rafael Chaires Cuevas

En sus países de origen, principalmente Argentina, Colombia, Puerto Rico y Brasil, las víctimas eran enganchadas por la red con la promesa de que vendrían a México para trabajar como modelos o edecanes con sueldos de hasta 2 mil dólares diarios.

Ya en Mérida, primero eran obligadas a trabajar como Scort o damas de compañía para caballeros, donde sus principales clientes eran empresarios y políticos, dado las altas tarifas que se cobraban por sus servicios.

Luego de unos meses eran llevadas a trabajar a centros nocturnos y prostíbulos disfrazados de restaurante-bar o sport bar.

A las mujeres las iban rotando de negocio en negocio, para después enviarlas al estado de Quintana Roo, en especial en negocios ubicados en Tulum y Playa del Carmen.

El jueves pasado se montó un espectacular operativo de manera simultánea en seis diferentes lugares, los cuales fueron realizados por personal de la Fiscalía General de la República, la Interpol y la policía de Colombia.

Se logró rescatar a ocho mujeres colombianas, quienes eran víctimas de la red de tratantes.

Asimismo, se logró la detención de los presuntos líderes de la agrupación en Yucatán, quienes fueron identificados como Cristóbal Paulino F.V., y Soledad “A”, ambos dueños del centro nocturno bandidas, Tropicana, Angus, entre otros.

Aunque trascendió que Cristóbal Paulino fue detenido en Colombia, la versión oficial es que en Mérida se le detuvo durante el operativo.

Los dos se encuentran a disposición de la Fiscalía General de la República en la Ciudad de México, ambos presuntos delincuentes fueron trasladados vía aérea en medio de los preparativos por el arribo a Yucatán del huracán “Beryl”.

De acuerdo con los datos aportados por fuentes de la FGR, la policía de Colombia solicitó el apoyo vía embajadas al Gobierno de México, luego de la presunción de que mujeres de ese país eran trasladadas con fines de explotación a la Península de Yucatán.

Según las fuentes, una mujer logró comunicarse con su familia y le relató lo que estaba ocurriendo, con lo cual inició la investigación.

Agentes colombianos y de la FGR, en específico de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia contra las Mujeres, Grupos en Situación de Vulnerabilidad y Trata de Personas (FEVIMTRA), realizaron trabajos de investigación en Yucatán, para corroborar estos hechos.

Con base en las investigaciones, se solicitó a un Juez Federal sendas órdenes de cateo, las cuales fueron ejecutadas y como resultado se logró el rescate de las ocho mujeres y se les detuvo a los cabecillas de la banda.

Durante el operativo participaron elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM), de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), que brindó seguridad perimetral, es decir, no se le dio parte a la SSP o Fiscalía del Estado, para evitar la filtración de información que pudieran alertar a los involucrados.

Lo que llama la atención es que hace un mes la SSP y la Fiscalía, junto con el Instituto de Migración, realizaron operativos de revisión en el centro nocturno “Bandidas”, sin embargo, no encontraron nada, es decir, las instituciones estarían involucradas en actos de corrupción o bien les dieron el pitazo.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: