Portada

PAVIMENTA SIN EMPRESA

  • Para repavimentar un par de calles del municipio de Progreso, el alcalde Julián Zacarías Curi entregó 1.1 millones de pesos al empresario Ricardo Eliezer López Peet
  • A pesar de carecer de una empresa establecida, Zacarías Curi le otorgó un millonario contrato a López Peet, cuyo domicilio fiscal resultó ser su propia casa en Mérida
  • Llama la atención que para la ejecución de una obra sencilla, la comuna le otorgó 60 días naturales para efectuar las respectivas labores en ambas calles

Redacción/Sol Yucatán

Progreso.- Para la rehabilitación de un par de calles de Puerto Progreso, el alcalde Julián Zacarías Curi entregó un contrato a modo al contratista Ricardo Eliezer López Peet, quien a pesar de carecer de una empresa establecida le entregaron un presupuesto por 1.1 millones de pesos.

Tan “arduo” fue el trabajo que realizó durante dos meses, que a diario pavimentó 30 metros cuadrados, lo que demuestra el ilícito cometido entre presidente municipal y el empresario, cuya oficina está en su propia vivienda.

Lo peor de todo es que sabe convencer a ediles, tal como ocurrió durante le etapa más crítica de COVID-19, con los concejales de Celestún, Muxupip y Oxkutzcab, mientras que en 2022 formalizó un vínculo con Progreso.

En todos los casos anteriores se detectaron anomalías, tal como ya lo presentó Sol Yucatán, y ahora sucede lo mismo con Zacarías Curi, a quien en numerosas ocasiones se le detectaron irregularidades en la asignación de obras, todas ellas relacionadas con el amiguismo y el compadrazgo.

El pasado 7 de mayo, el edil emanado del Partido Acción Nacional (PAN) y López Peet suscribieron el contrato de obra pública con base a precios unitarios y tiempo determinado, con número MPY-R133-LP-001-2022, relativo a la “Rehabilitación y construcción de calles en la localidad de Progreso, Yucatán”.

Específicamente en la calle 78 A entre 37 y 39, así como en la 104 entre 39 y Ciénega del municipio, por lo que se laborará en un metraje por pavimentar de mil 817 metros cuadrados.

De acuerdo con el documento, López Peet se declaró como persona física e informó que tiene como domicilio fiscal su propia casa habitación, ubicada en la calle 59 número 209 entre 42 y 44 del fraccionamiento Del Sur, en Mérida.

También se estableció que el contratista “tiene capacidad jurídica para contratar, reúne las condiciones técnicas y económicas y dispone de la organización y elementos suficientes para obligarse a la ejecución de los trabajos relativos a la obra objeto del contrato”.

Por ende, se le asignó un techo financiero por un millón 145 mil 302 pesos, recurso proveniente del Ramo 33.

Lo más raro de todo fue el plazo de ejecución de la obra objeto, para lo cual, la comuna otorgó 60 días naturales para efectuar las respectivas labores en ambas calles.

Por ende, el trabajo inició el 10 de mayo y la labor concluyó el 8 de julio de 2022, sin embargo, no hubo pruebas del fin de la misma.

El contrato está compuesto de 24 cláusulas, distribuidas en 20 fojas, y ante las anomalías expuestas, es evidente la violación a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, así como su reglamento en vigor, al igual que la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán.

El contrato fue firmado por el edil y el “empresario”, así como por el secretario municipal, Roger Antonio Gómez Ortegón, y el director de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Luis Alberto Castro Naal, principalmente.

TRES EN PANDEMIA

En 2020, López Peet signó tres convenios con diversos alcaldes, como es el caso de Celestún, aunque dicho documento fue borrado de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), por lo que no se pueden consultar los detalles del amañado contrato.

Asimismo, suscribió un acuerdo con el alcalde de Muxupip, David Fernando Pech Martín, quien le asignó un techo financiero por 629 mil 575 pesos, aunque no se enunció la obra que efectuó.

Como oportunamente publicó Sol Yucatán, en poco más de un mes, el alcalde de Oxkutzcab, Raúl Antonio Romero Chel, desvió recursos al autorizar supuestos proyectos de drenaje y de agua potable a Ricardo Eliezer López Peet.

El 28 de agosto de 2020 se efectuó el dictamen y fallo del concurso por licitación pública número FISMDF-MOY-DOP-2020/19, para la obra de ampliación de red de agua potable, en la calle 31 con 60 de Oxkutzcab.

En la convocatoria participaron tres licitantes: una empresa y dos personas físicas, quienes presentaron su respectiva propuesta, de las cuales, el edil benefició a López Peet, a quien le otorgó un monto por 403 mil 460 pesos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba