Portada

PERVERSA MANIPULACIÓN EN SEGURIDAD

  • Gobierno estatal manipuló la información oficial del INEGI para mentir a los yucatecos, pues en un comunicado de prensa afirmó que la población respalda totalmente a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Fiscalía General del Estado. Las cifras federales las acoplaron a la estadística estatal y viceversa
  • La información real dice que el 90.2 por ciento de los yucatecos confía en la Secretaría de Marina, el 87.8 por ciento avaló la labor del Ejército Mexicano, el 82.7 por ciento aprobó el desempeño de la Guardia Nacional, y de último la policía estatal y la Fiscalía

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- El Gobierno del Estado manipuló la información oficial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para mentir a los yucatecos, pues en un comunicado de prensa afirmó que la población respalda totalmente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Tal fue el dolo cometido por personal del gobierno del Estado, que las cifras federales las acoplaron a la estadística estatal, y viceversa, motivo por el cual, la percepción es errónea.

“Los yucatecos manifestaron su respaldo a la SSP y a la FGE, instancias del Gobierno que encabeza Mauricio Vila Dosal, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2021 del Inegi, ambas instituciones obtuvieron el primer lugar en los índices de confianza y desempeño efectivo”, acotó.

Sin embargo, las falacias son demostradas como tales por Sol Yucatán, pues los yucatecos confían más en los militares y en los navales, en vez de los elementos de ambas corporaciones.

En torno a la “percepción del desempeño – Nivel de confianza”, la policía estatal está en el quinto lugar, mientras que los de la FGE están en el sexto peldaño, del grupo de 10 autoridades.

El 90.2 por ciento de los yucatecos confía en la Secretaría de Marina, el 87.8 por ciento avaló la labor del Ejército Mexicano, el 82.7 por ciento aprobó el desempeño de la Guardia Nacional, y el 65.8 por ciento resaltó a la Fiscalía General de la República (FGR).

Mientras que la SSP quedó en el quinto lugar, pues el 58.6 por ciento los yucatecos confió en ellos, el 57.7 por ciento aprobó la labor del Ministerio Público y la FGE, y cifra similar, destacó el desempeño de la Policía Ministerial o Judicial.

En el octavo lugar está la Policía Preventiva Municipal, y sólo confían en ellos el 55.1 por ciento de la población, mientras que sólo el 47.2 avaló la labor de la policía de tránsito y los jueces sólo tuvieron la aprobación del 60 porcentual.

“Asimismo, el 77.3 por ciento de los yucatecos manifestó su confianza en la policía estatal, resultado superior al 58.6 por ciento del país, mientras que el 73.9 por ciento expresó lo mismo hacia la FGE, que se situó arriba de la tasa nacional, de 57.7 porcentual, por ello, Yucatán lidera en estos dos indicadores”, se estableció en el documento.

En el documento oficial del Ejecutivo local, en ningún momento dan a conocer el “Nivel de percepción sobre la corrupción en las autoridades”, donde la SSP ocupa el cuarto lugar y en el sexto sitio está la FGE.

El 62.8 por ciento de los yucatecos considera corruptos a los jueces, el 57.8 por ciento a la policía de tránsito, el 56.1 por ciento a la policía municipal y el 55.8 porcentual, a la policía estatal.

Ante la evidente manipulación de datos que realizó el gobierno del Estado, se aseveró que “este escenario es resultado de acciones conjuntas impulsadas por el Gobernador Vila Dosal, como la articulación del Grupo de Trabajo Multidisciplinario de Justicia y la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, en la que participan fuerzas armadas, dependencias federales y estatales, sociedad civil y la Comisión de Derechos Humanos (Codhey)”.

Incluso, se continuó al establecer que “también, se han fortalecido las capacidades del personal de la SSP al otorgarle mejores condiciones laborales, que le permitan realizar sus funciones de manera más efectiva, y se creó la Policía Estatal Metropolitana, con 340 elementos y 100 vehículos”.

PERSPECTIVA REAL

En Yucatán, sólo el siete por ciento de los delitos es denunciado, ya que dos de cada cinco afectados consideran que acudir al Ministerio Público es una pérdida de tiempo, además que los trámites son largos y difíciles reveló la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2021 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra negra del Estado, registrada en 2020, correspondiente al número de delitos y presuntos responsables que no llegan a ser descubiertos o condenados, es del 94.1 por ciento, la cifra más alta en seis años.

La también denominada cifra obscura se calcula como la razón de los delitos no denunciados más los delitos denunciados sin carpeta de investigación, más aquellos en los cuales no fue especificado si hubo querella o se abrió el expediente, entre el total de delitos por cien.

En Yucatán se denunció el 7.3 por ciento de los delitos, mientras que en 2019 fue de 10.6 por ciento, de los cuales, el Ministerio Público abrió una carpeta de investigación en el 80.7 por ciento de los casos.

A nivel nacional, se estima que se denunciaron el 10.1 de los delitos, y en el 66.9 por ciento se abrió una carpeta de investigación.

Entre las razones de las víctimas para no denunciar delitos ante las autoridades en el Estado, destaca la pérdida de tiempo en el 25.6 por ciento, así como trámites largos y difíciles en el 10 por ciento, las cuales responden a causas atribuibles a la autoridad.

Por causas atribuibles a la autoridad se entiende por miedo a que lo extorsionarán, pérdida de tiempo, trámites largos y difíciles, desconfianza en la autoridad, y por actitud hostil de la autoridad.

Mientras que por otras causas se entiende por miedo al agresor, delito de poca importancia, no tenía pruebas, entre otros motivos.

De igual forma, en Yucatán, el costo total de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de cerca de tres mil millones de pesos, al mismo tiempo que en los hogares se gastó 1.6 millones de pesos para evitar un delito.

A nivel nacional, el costo fue 277.6 mil millones de pesos, es decir, el 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Yucatán, el monto fue de dos mil 946.2 millones de pesos.

Asimismo, en el Estado, las medidas preventivas representaron un gasto estimado para los hogares fue de mil 625 millones de pesos.

Es decir, las familias gastaron en el cambio o colocación de cerraduras y/o candados; en la sustitución de puertas y ventanas; en la puesta de rejas o bardas, y en la compra de un perro guardián, entre otras estrategias preventivas.

De acuerdo con la estadística, el desempleo y la salud son los temas más preocupantes para dos de cada cinco yucatecos, incluso, estableció que en tercer lugar está la inseguridad, seguido del aumento de los precios.

La Envipe estimó que en el Estado, el 45.7 por ciento de la población del al menos 18 años de edad considera el desempleo como el problema más importante que aqueja hoy en día su entidad federativas, mientras que a nivel nacional, la principal preocupación está en el primer sitio.

En la entidad, la segunda preocupación es la salud, con el 44.5 por ciento, seguido de la inseguridad, con el 41.8 por ciento, y el aumento en los precios, en el 34 porcentual.

Tanto a nivel nacional como estatal, en menor medida les aqueja los fenómenos naturales, con el 6.3 y el 4.3 por ciento, respectivamente.
Asimismo, en el Estado le sigue la escasez del agua, en el 10.3 por ciento de los encuestados; al 13.2 por ciento, está el narcotráfico, y al 21.1 por ciento le preocupa la educación.

En cuanto a la prevalencia delictiva en hogares, en el 21 por ciento de las casas de la entidad hubo al menos una víctima de delito durante 2020, mientras que a nivel nacional es del 28.4 porcentual.

Es decir, hay 138 mil 717 hogares víctimas, de un total estimado de 659 mil 41 viviendas.

En la República Mexicana, la tasa de víctimas por cada 100 mil habitantes para la población de mayores de 18 años es de 23 mil 520, mientras que en Yucatán es de 16 mil 11.

Los hombres están más expuestos a los delitos, pues a nivel nacional se tiene una tasa de 25 mil 121 y a nivel estatal es de 16 mil 536, mientras que en el caso de las mujeres, es de 22 mil 129 y 15 mil 531, respectivamente.

Al referirse a la incidencia delictiva, en 2020, la tasa fue de 21 mil 348 por cada 100 mil habitantes, con un aumento del 20.7 por ciento, ya que en 2019 fue de 17 mil 686.

Es delito más común fue el fraude, tanto bancario como al consumidor, con una tasa de seis mil 312, seguido de las amenazas verbales, con dos mil 987, la extorsión, con dos mil 923; otros robos, con dos mil 115; otros delitos, por dos mil 10; robo o asalto en la calle, con mil 648, y robo a casa habitación, con mil 616.

De los 360 mil 50 delitos estimados para 2020, la víctima estuvo presente en 41.2 por ciento de los casos, lo que representa en términos absolutos, 148 mil 281.

Y de los delitos donde la víctima estuvo presente, el 23.1 por ciento de ellos involucró algún tipo de agresión.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba