LocalesPortada

PODER JUDICIAL, SIN LLENADERA

  • Los integrantes del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública han convertido al Poder Judicial en una mafia en la que impera el favoritismo y el compadrazgo.
  • Tan solo en febrero de 2021, avalaron la adquisición de vales de despensa por 35.6 millones de pesos a la empresa Súper San Francisco de Asís.
  • Para el suministro de gasolina canjeable a través de tarjetas electrónicas, adjudicaron el contrato a la empresa consentida de la actual administración, Servicios Broxel, por 2.4 millones de pesos.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- En un lapso de tres días, el Comité de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública del Consejo de la Judicatura (CJ) del Poder Judicial del Estado (PJE) autorizó una doble adquisición de vales de despensa por 35.6 millones de pesos a favor de la empresa Súper San Francisco de Asís, Sociedad Anónima de Capital Variable.

De manera descarada, los integrantes del Comité han convertido al CJ PJE en una verdadera mafia en la que impera la corrupción, el favoritismo y el compadrazgo, tal como se ha evidenciado de 2018 a la fecha.

El ilícito cometido fue avalado por los 10 integrantes del respectivo Comité, presidido por Sara Luisa Castro Almeida, y como consejeros están Graciela Alejandra Torres Garma, Luis Jorge Parra Arceo y Luis Alfredo Solís Montero, y el resto, tiene diversos cargos.

Todos ellos son los que deciden con que empresa harán negocios, el producto y/o servicio objeto que se requiera, entre otras cosas, aunque en algunas ocasiones no llegan a un acuerdo, tal como ocurrió en esa ocasión, pues no se concretó la adquisición de vales de gasolina.

Tan sólo en febrero de 2018 se aprobó la adquisición de vales de despensa por 14.6 millones de pesos a favor de la empresa Súper San Francisco de Asís, SA de CV, la cual, supuestamente, fue la única empresa que participó en la licitación pública.

Como oportunamente publicó Sol Yucatán, el 6 de febrero de 2018 se efectuó la primera sesión ordinaria del Comité, relativa a la “Adquisición del servicio consistente en el suministro, mensual y eventual de vales de despensa, canjeables en tarjetas electrónicas e impresos, así como a gasolina canjeable”.

De acuerdo con la licitación pública número PODJUDCJ 01/2018, sólo una iniciativa privada participó en la convocatoria, la cual presentó su propuesta y resultó admitida.

Por ende, se le autorizó un presupuesto por 14 millones 608 mil 999 pesos, y de este total, 14 millones 584 mil 522 pesos en vales de despensa en tarjetas electrónicas y 24 mil 477 pesos en vales impresos de despensa.

Todo parece indicar que se trató de una adjudicación directa a favor de la compañía.

Dicha empresa se describe como una cadena minorista con 35 años de experiencia, tiene presencia en las principales ciudades de Campeche, Quintana Roo y Yucatán, así como del sur de México, y se “centra en la venta de comestibles, productos para el hogar y algunos productos de línea blanca”.

Mientras que en el caso de vales impresos de gasolina y gasolina en tarjetas electrónicas, se estableció que “no se registró otro participante y tampoco se recibieron propuestas, por lo que se declaró desiertas ambas partidas”.

DESCARADO ROBO

De acuerdo con el acta de la décima sesión ordinaria del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública del CJ del PJE, el 23 de febrero de 2021 se dio a conocer el fallo correspondiente a la Licitación Pública PODJUDCJ 01/2021 relativa a la «Contratación del servicio consistente en el suministro mensual y eventual de vales de despensa canjeable a través de tarjetas electrónicas y vales impresos; suministro de gasolina canjeable a través de tarjetas electrónicas y vales impresos para el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado».

De acuerdo al documento, en la partida “A” se contrató a dicha compañía, por un monto por 17 millones 533 mil 956 pesos.

En lo referente a la Partida «B» de la licitación pública número PODJUDCJ 01/2021, consistente en el suministro, mensual y eventual de gasolina canjeable por medio de vales impresos, en virtud de que no se recibió propuesta alguna, se declaró desierta.

Mientras que en Partida «C», consistente en el suministro de gasolina canjeable a través de tarjetas electrónicas, se adjudicó el contrato a la empresa Servicios Broxel, SAPI de CV, por un monto total de dos millones 498 mil pesos.

DUPLICIDAD DE CONTRATOS

Posteriormente, el 26 de febrero de 2021, se estableció el concurso de licitación pública número PODJUDCJ O1/2021 Partida «A», consistente en el suministro, mensual y eventual de vales de despensa canjeable a través de tarjetas electrónicas y vales impresos, sin embargo, en ningún momento se exhibió para cuál período fue solicitado.

El Comité estableció que tomó la mejor opción de la licitación, en la que de las cuatro empresas que concursaban, solo dos presentaron un plan, y al final, San Francisco de Asís resultó la ganadora, por lo que se le pagó 18 millones 76 mil 243 pesos.

Por ende, en un lapso de tres días a dicha iniciativa privada se le entregó un monto por 35 millones 610 mil 199 pesos.
De tal manera, es evidente el favoritismo a esta empresa, aunque en ningún momento se especificaron las propuestas que presentó, y mucho menos las respectivas alternativas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba