----------

EDITORIAL

 

POLÍTICAMENTE INCORRECTO

LA CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN MÉXICO, RETO PENDIENTE

InicioHoy EscribePOLÍTICAMENTE INCORRECTO

Santiago Alamilla Bazán

La ciencia y la tecnología serán elevadas a una Secretaría en el próximo sexenio, no se podía esperar algo menor de una presidenta con un doctorado en Física.

Las pifias y errores de la titular en el Conacyt, la colocan ya como la gestión más desastrosa de cualquiera de los directores que haya estado al frente de ese consejo, empezando por el subejercicio de los recursos asignados al consejo, que terminaron retornando a la Tesorería de la Federación para ser reasignados a los proyectos prioritarios del presidente, como el tren maya, dos bocas o el AIFA.

Durante su gestión, a la titular se le reclamó en las Cámaras que el presupuesto para la ciencia disminuyó en su gestión, y  se le cuestionó su temor de presentarse de manera personal ante los legisladores para dar cuenta de sus acciones al frente del Conahcyt, la funcionaria dedicó su gestión para hacer un recuento ideológico de su función, llegando al grado de expresar que los indicadores internacionales relativos a la ciencia y tecnología que no le eran favorables, debían cambiar para incorporar elementos que según su visión, son más idóneos para combatir algo que denominó la “ciencia neoliberal”.

Álvarez-Buylla es la responsable directa de las falsas expectativas de la vacuna patria, una vacuna para la gripe aviar para uso veterinario, adaptada al combate del coronavirus humano por un equipo norteamericano, y que la titular del Conacyt presentó como un desarrollo mexicano que estaría disponible para inmunizar a la población nacional a finales del 2021, pero que aún no concluye la fase de ensayos clínicos.

También se le suma a su cadena de fallas e imprecisiones, lo que manejó como “una nueva industria nacional” con la producción de ventiladores mecánicos invasivos, para pacientes en terapia intensiva por Covid19, llamados “Ehecatl 4T” y “Gätsi”, que resultaron con un costo unitario del doble de lo que originalmente se comprometió, cuyo uso únicamente se recomienda para casos de emergencia en lo que se desocupa algún ventilador de otra clase. También mintió al asegurar que estos equipos contaban con una patente “del estado mexicano” ya que el propio IMPI, a través del INAI desmintió que se haya emitido Patente alguna a favor de estos equipos.

Además de estas fallas mayúsculas, en agosto de 2021 donó de manera irregular y a título propio, sin autorización de la junta de gobierno y sin la participación de la Secretaría de Relaciones Exteriores, 200 de estos equipos al gobierno de Cuba. La directora Álvarez-Byulla mintió al asegurar que esta donación de casi 50 millones de pesos se hizo con la participación de la presidencia de la República y la Secretaría de Marina, dependencias que negaron oficialmente esta aseveración posteriormente. Esta acción se realizó sin el conocimiento de la SRE, que según la ley orgánica del consejo es la instancia que debe hacerse cargo de estos acuerdos. El gobierno de Cuba hasta el momento no se ha manifestado al respecto y la embajada Cubana en México firmó un memorándum ocho meses después de la entrega de los equipos.

Álvarez-Buylla fue señalada por su cerrazón por la comunidad científica, así como su injerencia negativa en los procesos de asignación de becas, del nombramiento de funcionarios en institutos como el CIDE, y de su influencia en el Sistema Nacional de Investigadores.

Haciendo un recuento, en los primeros cinco años de sus gobiernos, Felipe Calderón incrementó en un 59 por ciento el promedio anual en la asignación de becas nacionales para estudios de posgrado de maestría y doctorado, de acuerdo con lo que recibió de Fox, es decir recibió 8 800 anuales y entregó más de 14 100. Peña Nieto incrementó estas becas en un 52 por ciento promedio anual, al llevarlas a 21 500 anuales. Andrés Manuel López Obrador subió el promedio anual en apenas un dos por ciento, un porcentaje mucho menor comparado con los dos presidentes que le antecedieron, para cerrar el 5 año con un promedio de 22 mil becas nacionales para maestría y doctorado al año.

El valor más comprometido de la administración que termina, son las becas de maestría y doctorado para hacer estudios en el extranjero, Felipe Calderón cerró su sexenio con 3 958 becas nuevas para estudiantes en el extranjero, Peña Nieto alcanzó 12 181 nuevas becas para maestría y doctorado en el extranjero en sus primeros cinco años, pero en la gestión de Álvarez Buylla con Andrés Manuel López Obrador, apenas se crearon 2 607 nuevas becas de estos niveles en el extranjero, lo que es solamente el 21 por ciento de lo que se logró en el sexenio pasado.

En lo que toca a investigadores dentro del sistema nacional de investigadores, Calderón mejoró un 52 por ciento lo que recibió de Fox, Peña Nieto incrementó más del 54 por ciento lo que recibió de Calderón, y AMLO también incrementó el número de investigadores en el SNI, entre ellos su esposa Beatriz, en un 44 por ciento comparado con Peña, aunque es un buen valor, la administración de AMLO tiene el incremento más bajo de los últimos tres presidentes.

En cuanto a los inventos, en México hemos tenido una disminución de las patentes solicitadas en esta administración comparada con las anteriores, de tal manera que en todo el sexenio de AMLO  la solicitud de patentes disminuyó un 7.4 por ciento con respecto a Peña, y ha sido el único presidente de este siglo que no avanza en este sector: Fox creció un 46 por ciento, Calderón un 19 por ciento, Peña un 13 por ciento.

Hay que decir que de este valor, la mayor parte de las solicitudes no son de mexicanos, de hecho en más de un 94%, las solicitudes de patente son principalmente de norteamericanos que protegen sus invenciones para que no las repliquen en México, de las solicitudes de patente de mexicanos, es decir invenciones desarrolladas en nuestro país, también disminuyeron con AMLO, de 6 463 en los primeros cinco años de Peña Nieto, a 5 515 con Andrés Manuel, una disminución de casi 15 por ciento. En las administraciones anteriores se observó un crecimiento de las invenciones mexicanas, 24% de Fox con respecto a Zedillo, 55 por ciento de Calderón, otro 55 por ciento de Peña y la reducción de 15 por ciento actual.

México ocupa, con datos de 2022 de la organización mundial de la propiedad industrial, el lugar 37 del mundo en cuanto a solicitudes de patente, y el 70 en cuanto a solicitudes de patente nacionales, debajo de Chile, Colombia, Argentina, Brasil y Vietnam, por mencionar algunos de los 69 que están por arriba de nosotros. El reto es grande, pero esta administración que aún no empieza ya está trabajando para revertir el estancamiento que existe gracias a Álvarez Buylla, la mujer que adjetivó a la ciencia nacional.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: