----------

EDITORIAL

 

SIN LÍNEA

DESAFÍO

PROCESO ELECTORAL, ENTRE BALAZOS Y MUERTOS

InicioHoy EscribePROCESO ELECTORAL, ENTRE BALAZOS Y MUERTOS

Columna / Ricardo Ravelo

La violencia en el país no ceja

Y las matanzas de candidatos a puestos de elección popular, tampoco.

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, en el actual proceso electoral han sido asesinados veintidós candidatos y no treinta y cuatro, como sostienen otros informes.

Se trata de aspirantes a puestos de elección popular –diputados y/o alcaldes –los que a balazos fueron bajados de la contienda. Previamente, fueron amenazados de muerte, pero como hicieron caso omiso de las advertencias, el crimen los asesinó.

Estos crímenes se sumaron a los más de 180 mil asesinatos que han ocurrido en México en más de cinco años. Cuando faltan cuatro meses para que concluya el sexenio, el de Andrés Manuel López Obrador ya es el sexenio más sangriento de la historia.

Esto explica las fallas de la estrategia de seguridad del gobierno federal, basada en “abrazos y no balazos”, la cual ha fracasado completamente pese a que el propio presidente López Obrador había dicho que su principal objetivo como mandatario sería “serenar al país” para después alcanzar algo la paz social, algo que ya desapareció del discurso político.

Sin embargo, la violencia campea por doquier. En todos los municipios del país continúan las masacres, levantones, secuestros, cobro de piso, flagelos que no pudo frenar el gobierno de la llamada Cuarta Transformación ya por incapacidad, ya por complicidad.

Y lo peor es que todo este escenario sangriento se complica cada vez más a pesar de la militarización histórica que vive el país. Ni siquiera con Felipe Calderón –el presidente de la guerra fallida –se vivió una militarización de tanta magnitud.

Recientemente, el Senado de la República aprobó el ingreso de militares estadunidenses para brindar capacitación a los soldados mexicanos en el combate a las mafias del narcotráfico, fentanilo y huachicol.

Se trató de una cantidad no mayor a veinte militares de alto rango lo que ingresaron al país con la anuencia del gobierno.

¿Qué escenario se vislumbra para los próximos meses en México? Seguramente nada halagüeño se observa desde las esferas del poder. Más violencia, ingobernabilidad, crímenes, levantones…

La situación se agrava más a grado tal que la herencia de López Obrador como presidente es verdaderamente maldita. Pero al mandatario parece ya no preocuparle nada más que ganar la elección presidencial, el Congreso –lo que se ve muy difícil –y algunas gubernaturas.

En principio se decía que las gubernaturas de Morelos y Veracruz estaban perdidas debido a los malos gobiernos de Cuauhtémoc Blanco y Cuitláhuac García Jiménez, respectivamente, quienes sumieron a esas entidades en la violencia.

Sin embargo, ahora se afirma que en el caso de Veracruz Rocío Nahle ganaría la elección y que en Morelos Margarita González Saravia llevaría la delantera con respecto a su contrincante Lucy Meza, quien proviene de la izquierda y ahora compitió por la derecha apoyada por personajes de sucia reputación, como es el caso de Graco Ramírez y Sergio Estrada Cajigal –el exgobernador panista –que por cierto fue encarcelado por violencia intrafamiliar y está recluido en un penal de Quintana Roo.

Se espera que en la jornada electoral del 2 de junio próximo haya violencia. El crimen organizado no se cruzará de manos y también jugará sus cartas, se afirma que la milicia operará en favor de los candidatos del partido en el poder y que lo propio hará la Guardia Nacional.

Esperemos que los pronósticos de violencia fallen para que la gente salga con libertad y seguridad a votar, pues de otro modo, el abstencionismo en nada favorece al país.

¿Quién ganará la presidencia de la República? Xóchitl Gálvez o Claudia Sheinbaum. La moneda está en el aire. La del 2 de junio, sin duda, fue la mejor encuesta. Lo demás son estadísticas pagadas que sólo favorece a quien las contrata.

Quien gane la elección no importa

Lo que importa es que le vaya bien a México.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: