----------

PEI SIEMBRA EL TERROR

* Mauricio Vila y Saidén Ojeda no han podido frenar la corrupción y abuso de poder que impera en la Policía Estatal de Investigación,...

¡GOBIERNO CORRUPTO!

ESFUMA PRESUPUESTO

¡PROTECCIÓN EJECUTIVA!

InicioPortada¡PROTECCIÓN EJECUTIVA!
  • El gobernador, Mauricio Vila Dosal, utiliza a sus socios “ejidatarios”, y a las autoridades judiciales y agrarias para cobrar venganza política en contra de quienes exponen públicamente sus corruptelas.
  • En el Registro Agrario Nacional en el ámbito jurídico, ubican al protegido de Vila por liderar un poderoso grupo ejido-inmobiliaria que cuenta con la ayuda de magistrados del Tribunal Unitario Agrario y algunas dependencias federales.
  • Es imposible que cualquiera que haya sido acusado de apropiarse de tantas tierras en Yucatán, pueda actuar con total impunidad sin la venia y protección del panista aspirante a ser candidato para la Presidencia de la República.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- El Registro Agrario Nacional (RAN) y la Procuraduría Agraria (PA) tienen claro que el ex subprocurador de Justicia de Yucatán es “ejidatario” de 15 parcelas aglutinadas en 10 municipios del Estado, parcelas obtenidas bajo engaños a ejidatarios de la Península, de acuerdo a testimonios de campesinos; son cientos de hectáreas las cuales obtuvo con la venia o indiferencia, que ofrece el tráfico de influencias con jueces y magistrados del Tribunal Unitario Agrario Número 34 (TUA).

Además, para cualquier observador es imposible que acumule tantas tierras en Yucatán, y que pueda actuar con total impunidad, si no contara con la protección del actual mandatario estatal. Todo esto le ha permitido para acumular más de 36 mil hectáreas de tierra en 15 puntos, aglutinados en 10 municipios de la Península.

El polémico abogado ha protagonizado diversas controversias desde el robo de documentos –comprobado incluso con cámaras de videos–, destrucción de patrimonio arqueológico, despojo de tierras por medio de engaños y amenazas, poseer extensiones de tierra que exceden la cifra establecida por la ley agraria, e incluso, las denuncias por intento de homicidio a través de hombres que, al parecer, actuaban bajo sus órdenes y, todo esto no se puede hacer sin la protección del gobernador Mauricio Vila.

SOLAPA ASUS ESBIRROS

En los últimos meses, a través de sus esbirros, socios o, simplemente, alcahuetes, ha interpuesto más de 10 denuncias penales en contra de medios de comunicación, entre ellos el Grupo Sol Corporativo, querellas que son consideradas como absurdas y carentes de sustento legal, ya que la información publicada está sustentada con documentos oficiales firmados y se cuenta con declarantes, además, que hay audios y videos que implican al polémico exfuncionario protegido por el gobernador Mauricio Vila.

Por ende, todos los medios de comunicación han procedido de manera legal, con amparos y contrademandas, entre otros procedimientos jurídicos, y la mayoría de las querellas fue por el video en el cual, en complicidad con otra persona, el exfuncionario público se apropia de documentos y dinero de los ejidatarios, los cuales realizaban una denuncia en el interior del Tribunal Unitario Agrario (TUA) número 034 de Mérida.

A mediados de abril pasado, a pesar de las pruebas y evidencias irrefutables que hay en su contra, el personaje protegido de Vila denunció a diversos medios de comunicación, por “daño moral, responsabilidad de empresas editoriales, por afectación a la vida privada y a la propia imagen”.

En el caso del expediente 00389/2021, que se ventila en el Juzgado Tercero Civil del Primer Departamento Judicial del Estado está relacionado con la denuncia pública que efectuaron los ejidatarios de Samahil, específicamente de Wilberth Chuy Quintal, quien acusó a el exfuncionario de apropiarse ilegalmente de sus pertenencias, anomalía que sucedió a finales de agosto de 2019.

La denuncia de los originarios de Samahil se efectuó en una conferencia de prensa, donde los afectados mostraron el video en el cual esta persona, quien en su historial cuenta con que fue funcionario de la Fiscalía General del Estado (FGE), se apoderó del bulto de uno de los ejidatarios. Lo hizo con absoluto cinismo, porque en ningún momento se percató que era grabado por una cámara de seguridad de la misma institución.

La intención era despojarlos de esa maleta para alterar o desaparecer documentos importantes de los campesinos, ya que fue en una rueda de prensa que ocurrió el 4 de septiembre de 2019 y minutos después se publicó la respectiva nota informativa, en donde se destacó que empresarios de Mérida pretenden a toda costa apoderarse de grandes extensiones de tierras, de acuerdo con la denuncia de los integrantes del Frente de Campesinos en Defensa de la Tierra y la Vida, en la cual acusaron directamente al exfuncionario.

Los ejidatarios de Samahil afirmaron que integrantes de la iniciativa privada local, con la complicidad de autoridades federales, funcionarios estatales y estafadores, intervienen en diversos asuntos agrarios, y cometen diversos delitos con tal de despojar a los mayas propietarios de tierras para después realizar millonarios negocios en desarrollos inmobiliarios.

En el caso del señalado, su participación en este tipo de acciones se hizo evidente, al protagonizar dicho incidente en el interior del TUA 34 de Mérida, en donde de manera flagrante se apropió del bulto de uno de los campesinos, delito que fue captado por las cámaras de vigilancia y cuyo video todavía circula en las redes sociales.

DESTRUYE PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Sin embargo, eso no es todo, como turista también ha sido denunciado ante el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) por destrucción de patrimonio arqueológico en Texán y Anexas, Hunucmá, pero el expediente permanece “congelado”.

De acuerdo con el expediente número DIAC/346/21, el lugar es una zona de monumentos arqueológicos, sin embargo, los socios, amigos y patrones se apropiaron ilegalmente dos mil 700 hectáreas para venderlas en terrenos con diversos usos, por lo que es flagrante la violación a la Ley Federal sobre Monumentos Históricos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos.

El comisario ejidal de Texán y Anexas, en Hunucmá, Rodolfo Koyoc, expresó que el primero de septiembre de 2021 interpuso la denuncia ante el Centro INAH-Yucatán, y días después, especialistas de la dependencia federal acudieron a la comisaría, donde se percataron del saqueo y destrucción de las pirámides y cenotes del lugar.

El arqueólogo asistente, Carlos Cortés, detectó que por instrucciones del exfuncionario y los empresarios que representa pasaron maquinaria pesada por estas tierras llenas de vestigios arqueológicos, que se encuentran documentados en el Atlas Arqueológico de Yucatán.

El denunciante aseveró que “quienes compraron terrenos en Texán perderán su dinero por ser tierras ejidales llenas de vestigios arqueológicos, incluso, hay pirámides y piedras talladas”. En complicidad de excomisarios, se adjudicó el nombramiento de asesor jurídico, por lo que los ejidatarios acudieron al Tribunal Unitario Agrario (TUA) para quitarle dicho cargo.

Por si fuera poco, el consentido del gobernador Vila Dosal compró 700 hectáreas a dos pesos el metro cuadrado, sin embargo, hasta la fecha no ha pagado a los 174 ejidatarios de Texán y Anexas, comisaría de Hunucmá, que aceptaron venderle.

Este abogado, también es denunciado por haberles arrebatado 50 hectáreas, que –según él– le correspondían como pago de sus servicios para regularizarles las tierras, sin embargo, tampoco les cumplió, además que se apoderó de 10 más.

INDIGNACIÓN DE MAYAS

Cabe señalar que el exfuncionario público enfrenta varias denuncias penales por el despojo de tierras, sin embargo, la justicia parece ser nula para los sectores más pobres y humildes, mientras que varios abogados y adinerados empresarios gozan de total impunidad.

Pese a ello, los ejidos se han unido y han logrado vario aciertos legales en contra de él, al echarle abajo asambleas amañadas en las que él mismo se adjudicó el cargo de asesor para apoderarse de miles de hectáreas, como es el caso de Texán y Anexas en Hunucmá; San Ignacio, en Progreso; Yaxkukul; Tamanché, comisaría de Mérida; Ixil, en donde impulsa al cuestionado empresario Alejandro Scoffie; Muxupip y Motul; entre otras localidades más.

Incluso, es acusado de apropiarse de cuatro mil 700 hectáreas de tierras ejidales en Valladolid, utilizando como prestanombres a su esposa y a su suegra, por lo que los ejidatarios exigen justicia y una exhaustiva investigación sobre los hechos.

Para lograr su objetivo, pagó a grupos de choque, sujetos que se apuntaron como candidatos a la Presidencia del Comisariado, pero perdieron y ahora quieren tomar venganza, impulsados, según presumen, por la misma persona.

PROTEGIDO POR LA FGE

Cansados de la inoperancia y falta de resultados de la Procuraduría Agraria (PA), y el Registro Agrario Nacional (RAN), campesinos de diversos ejidos han tenido que trasladarse a la Ciudad de México para solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador, una comisión especial que investigue la corrupción de estas dependencias en el Estado.
De igual manera, los ejidatarios de Seyé, Texán y Anexas, en Hunucmá, Ixil, Yaxkukul, Celestún, San Ignacio, Motul, Baca, Muxupip, Samahil, Izamal, Ticimul y Hocabá, entre otros, entregaron la misma solicitud en las citadas dependencias, así como también en las oficinas centrales de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu).

Todos estos casos son tan sólo la punta del iceberg de las acciones contra el exfuncionario, por lo que los campesinos afectados presumen que el abogado no actúa sólo, pues no se permitiría tanta injusticia, sino que detrás de él hay conocidos empresarios, y toda la impunidad solamente puede ser otorgada por el mismo gobernador, Mauricio Vila Dosal.

Se da golpes de pecho, se dice inocente de todas las acusaciones de despojos de tierras de los que se le acusa, incluso, se ha atrevido a denunciar a medios de comunicación, pero a algunos sí ha logrado intimidarlos y les exige que obligatoriamente tienen que desmentir lo que han publicado, ya que de lo contrario, los amenaza con hacerlos pagar sumas millonarias por dañar su imagen, de por sí ya desgastada.

Es así como la impunidad y la corrupción existen en el actual gobierno yucateco, con quien desea convertirse en candidato a la Presidencia de la República, y es por ello, que gasta millones de pesos en su imagen a nivel nacional.