Portada

PULVERIZA EL PRESUPUESTO

  • El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, de nueva cuenta recurrió a los servicios de una empresa fantasma para el desvío de seis millones de pesos del erario.
  • Para la supuesta adquisición de tierra y polvo arenoso para parques le adjudicó un convenio a la etérea empresa Pulver Triturados, representada por Adriana Karina Torres Cauich.
  • De acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia, el Ayuntamiento de Mérida es el único cliente de Torres Cauich, quien ha sido privilegiada con, al menos, 12.2 millones de pesos en tres años.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- En tan sólo tres años, el alcalde Renán Barrera Concha firmó varios contratos por un total de 12.2 millones de pesos, a favor de dos empresas fantasma para el suministro de tierra y arena para parques públicos de la ciudad, además, ambas iniciativas privadas son representadas por una prestanombres de la cual no hay información.

De acuerdo con el contrato número LP-2022-ADQ-Tierra y polvo arenoso-01-01, celebrado el 28 de abril de 2022, el Ayuntamiento de Mérida privilegió con cinco millones 980 mil 902 pesos, a la empresa de dudosa legitimidad Pulver Triturados, S.A. de C.V., representada por la “administradora única” Adriana Karina Torres Cauich.

Asimismo, el procedimiento fue a través de una licitación pública (LP-2022-ADQ-Tierra y polvo arenoso-01) en el que participaron cinco empresas: Travay del Sureste, S.A. de C.V.; Cega Constructora, S.A. de C.V.; Ceiba Green Consultoría e Ingeniería Ambiental, S. de R.L. de C.V; Sector Tres Construcciones de la Península, S. de R.L. de C.V.; y Pulver Triturados, S.A. de C.V.

Sin embargo, en el documento no aparecen los montos y propuestas de las compañías concursantes y sobre los motivos del fallo a favor de Pulver Triturados, la única razón que lo justifica es por cumplir “De conformidad con la evaluación técnica realizada por el área solicitante y de acuerdo a los precios ofertados”.

De igual forma, el objeto del convenio fue la “Adquisición de tierra y polvo arenoso” para parques y jardines de la ciudad, pero tampoco se menciona cuáles fueron los beneficiados o en que zonas fueron utilizados.

Curiosamente, el plazo de entrega inició seis días antes de la firma del contrato, es decir, el 22 de abril, para finalizar a más tardar el 22 de julio del presente año, lo que sugiere un acuerdo previo entre ambas partes.

El contrato amañado fue avalado y firmado por el alcalde Renán Barrera Concha, el secretario municipal Iván Ruz Castro, el director de Administración, Aquiles Sánchez Peniche, así como por la presunta empresaria Adriana Karina Torres Cauich.

Sobre Pulver Triturados, según consta en el documento, la empresa fue constituida el 14 de octubre de 2016, ante el notario público número 8 Luis Silveira Cuevas, acusado de malas prácticas como corrupción, lavado de dinero, venta de propiedades con irregularidades y complicidad en el despojo de tierras ejidales en Ucú, al certificar documentos falsos.

Lo más interesante –de acuerdo con la PNT– es que el Ayuntamiento de Mérida es el único cliente de Pulver Triturados, a pesar que esta cumple con todas las características de una empresa fachada, como lo son la ausencia de un establecimiento formal, no aparecer en directorios empresariales y de construcción, no contar con página web oficial o redes sociales, así como la total falta de información sobre Adriana Karina Torres Cauich.

Además, los contratos celebrados entre Barrera Concha y Pulver Triturados fueron borrados de la PNT y solo permanece el registro de dos: uno celebrado el 25 de marzo de 2019 (OC19FICON4414014) por dos millones 504 mil 640 pesos; y otro firmado el 6 de mayo de 2021 (OC21FICON4414069) por dos millones 189 mil 455 pesos, ambos para la construcción de baños, cuartos y techos firmes.

Por si fuera poco, Adriana Karina Torres Cauich también figura como “administradora única” de otra empresa, Procalsur, S.A. de C.V., otra iniciativa privada cuyo único cliente es el Ayuntamiento de Mérida, bajo la administración de Renán Barrera Concha.

Como era de esperarse, los contratos celebrados con esta empresa también fueron borrados de la PNT y solo permanece el registro de cuatro, de los cuales, en uno (DA-DSAYP-2019-Mantenimiento de juegos y bancas-02) no aparece el monto pagado.

Los tres convenios restantes fueron celebrados en el 2019, uno fue por 787 mil 213 pesos, otro por 460 mil pesos y uno más por 321 mil 597 pesos. Todos fueron por adjudicación directa o invitación a cuando menos tres personas.
En otras palabras, Barrera Concha ha desviado, con ayuda de estas dos presuntas empresas, 12 millones 243 mil 807.52 pesos, en menos de tres años.

La ambición de Barrera Concha carece de límites, sobre todo en este año, ya que espera recolectar la mayor cantidad posible, pues desea postularse como candidato al Gobierno del Estado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba