Nacionales

Q: ROO: SABOR A CORRUPCIÓN

  • La falta de alimentos para los pacientes del ISSSTE Chetumal y para los menores de una estancia infantil fue el pretexto perfecto para entregar miles de pesos en adjudicación directa a un proveedor allegado al exgobernador Mario Villanueva Madrid
  • En el primer trimestre de 2021, el Departamento de Recursos Materiales y Obras del Instituto, entregó dos contratos a Luis Alfonso Baeza Rodríguez, pariente de Deisy Baeza Rodríguez, exfuncionaria y ligada sentimentalmente al exmandatario
  • Por este par de contrataciones, el familiar de la otrora mano derecha de Villanueva Madrid recibió un millón 290 mil 195.67 pesos

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- La falta de alimentos para los pacientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) Chetumal y para los menores de una estancia infantil, fue el pretexto perfecto para entregar miles de pesos en adjudicación directa a un proveedor allegado al exgobernador Mario Villanueva Madrid.

En el primer trimestre de 2021, el Departamento de Recursos Materiales y Obras del Instituto entregó dos contratos por adjudicación directa a una sola persona, identificada como Luis Alfonso Baeza Rodríguez, para el suministro de alimentos en la clínica de Chetumal y la estancia infantil 091, por un monto de un millón 290 mil 195.67 pesos.

El primero de ellos, identificado con el folio SA/DRMO/AD/0025/2021, establece que el proveedor tenía a su cargo el suministro de productos alimenticios, como frutas, verduras y abarrotes, pollo, carnes, carnes frías y leche. Por este servicio se pagaron 889 mil 229.32 pesos, con IVA incluido.

El segundo contrato es el SA/DRMO/AD/0028/2021 y contempla la entrega de productos alimenticios de pollo, carnes rojas, carne de puerco y leche.

“No pudiendo sustituirlos aun cuando se trate de productos alimenticios similares que diariamente le solicite el ISSSTE mediante la estancia para el bienestar y desarrollo infantil número 091 perteneciente a la Delegación del ISSSTE Quintana Roo”. Por este servicio se pagó un monto de 400 mil 966.35 pesos.

El proveedor, Luis Alfonso Baeza Rodríguez, comparte apellidos con Deisy Baeza Rodríguez, exfuncionaria del Gobierno de Quintana Roo y ligada sentimentalmente al exmandatario Mario Villanueva.

La también mano derecha del otrora gobernador estuvo encarcelada por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada; sin embargo, tras varias negociaciones, fue absuelta seis años y tres meses después.

Hoy su familia se mantiene cerca de la escena pública recibiendo contratos por adjudicación directa y beneficiándose del erario federal.

El ISSSTE está plagado de irregularidades, las cuales desencadenaron una serie de auditorías por parte del Órgano Interno de Control (OIC), en las que se detectaron anomalías, desde desabasto de medicamentos hasta material médico de curación.

Fueron más de 800 rubros los verificados por el OIC, según consta en los oficios OIC/30/0253/2020 y OIC/30/0327/2020, en los que se encontraron falta de medicamentos, ropa y material de curación, radiológico y de laboratorio, en perjuicio del personal médico y pacientes de la institución.

Como Sol Quintana Roo evidenció en ediciones pasadas, dichas inconsistencias ocurrieron durante la gestión de Marina González Zihel, quien dimitió de la delegación quintanarroense del ISSSTE en mayo de 2019, apenas a un año de tomar posesión en el cargo, en el que reemplazó a Fernando Martín Castro Borges, quien, a su vez, renunció por temor a auditorías.

Asimismo, informes revelan que durante 2020, al menos 40 funcionarios del ISSSTE fueron auditados por sus operaciones en áreas críticas proclives a la corrupción.

Esta situación ha sido denunciada por trabajadores de los hospitales, quienes incluso levantaron la voz ante el Gobierno Federal, ante el que denunciaron al exdirector del ISSSTE en Cancún, Arturo Mora Ochoa, quien llegó al norte del Estado, a pesar de las mútiples acusaciones en su contra, entre ellas, su colaboración en una red de pornografía infantil.

Según testimonios, cuando Mora Ochoa ocupaba la Dirección General del Hospital Regional de Veracruz, en 2008, se descubrió que en los equipos de cómputo del nosocomio había imágenes de índole sexual en las que se veía a adultos y niños, por igual, entre ellos, un bebé de tres meses.

Mora Ochoa también estaría involucrado en la administración de agua destilada a niños con cáncer en vez del tratamiento de quimioterapia, durante el gobierno de Javier Duarte, también en Veracruz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba