----------

― Advertisement ―

SISMO DE 5.3 EN ZIHUATANEJO

Redacción/Sol Yucatán Pocos minutos antes de las 8 de la mañana se registró un sismo en Zihuatanejo, Guerrero. Según la información oficial presentada por el...

TOMA FORMA EL TREN MAYA

QUINTANA ROO: DIPUTADO CIBERNÉTICO

InicioNacionalesQUINTANA ROO: DIPUTADO CIBERNÉTICO

*Gustavo Miranda García ha tomado por asalto las redes sociales para demostrar su falta de capacidad política para estar al frente del Congreso de Quintana Roo, que se ha convertido en un circo y no en una sala legislativa

*El diputado verde tiene unas expresiones básicas que denotan pocos conocimientos y un bagaje cultural bastante estrecho y maneja su investidura como si fuera un par de calcetines que se quitan y ponen

*Dejará huella, por ser el primer presidente que es acusado de encabezar una red de delincuencia organizada para despojar de propiedades de lujo a través de mecanismos tramposos que lleva a cabo con su familia y sus amigos

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán

Chetumal.- A Gustavo Miranda García, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) en el Congreso del Estado el refrán aquel que reza como anillo al dedo le queda exacto. Esto, debido que a su ignorancia política lo ha llevado a cometer yerro tras yerro.

Lo anterior se desprende que previo a la jornada electoral –del pasado 6 de junio- le dio por ser una mezcla de maestro, orientador, autoridad electoral y predicador al ocurrirse la ingeniosa idea de emitir un mensaje previo a las elecciones.

Hay que señalar que anteriormente lo había hecho, cuando instruyó a la publicación de un boletín sin datos, sin información y solamente con un mensaje meramente testimonial -por no decir absurdo- en el que señalaba que había que acudir a las urnas a elegir. ¿?

Sin embargo, en esta última ocasión usó sus redes sociales para hacer una transmisión en vivo, en donde sus “seguidores” mejor le mandaron saludos y le solicitaron gestiones sociales en lugar de atender su discurso hueco e insípido, además de somnoliento en el que decía que era importante acudir a sufragar el domingo –por las pasadas elecciones, en las cuales por cierto quedó al descubierto la falta de control por parte del Instituto Electoral de Quintana Roo-.

Muy básico en sus expresiones que denotan pocos conocimientos y un bagaje cultural bastante estrecho, el diputado del Partido Verde Ecologista dijo que hablaba en su calidad de ciudadano, aunque segundos después, señaló que también lo haría en calidad de cabeza del Congreso de Quintana Roo, como si la investidura fuera un par de calcetines que se quitan y ponen.

Ese mensaje, sólo reflejó lo que es Gustavo Miranda García: Un joven inexperto, muy básico, limitado en sus conocimientos, falto de experiencia y tablas que lo mismo difunde las fotos de su pastel de cumpleaños que mensajes sin materia, sustento o contenido, resultado de sus ocurrencias que en nada le ayudan.

Aunque le queda poco tiempo al frente del Congreso de Quintana Roo en donde su paso dejará huella por ser el primer presidente de la Junta de Gobierno que es acusado de encabezar una red de delincuencia organizada para despojar de propiedades de lujo a través de mecanismos tramposos que lleva a cabo con su familia y sus amigos a quienes, además, tiene en la nómina del Congreso.

Cuando no se tiene nada bueno qué decir, es preferible cerrar la boca y no quererse convertir en el paladín de la democracia cuando se tienen graves pendientes como una investigación por parte de la Fiscalía Anticorrupción que indaga los negocios turbios que encabeza el diputado del Verde, Gustavo Miranda García.

Nadie en la historia de Quintana Roo, ni el mismísimo ex gobernador encarcelado –Roberto Borge Angulo–, se había dado el lujo, pero sobre todo había expresado tal cinismo de venir a hablar de libertades y democracia cuando su administración a cargo del Congreso está plagada de corrupción, opacidad, negocios turbios, abuso de poder, compadrazgo e ignorancia.

PERDIÓ LA DIMENSIÓN

Como se recordará, en ediciones anteriores Sol Quintana Roo señaló que el novel diputado local, había perdido por completo la dimensión de la política quintanarroense y en especial cuál es su trabajo. El querer tener el mundo a sus pies había hecho que el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso cometa error tras error.

No conforme con ser el diputado más flojo y dador de corrupción, Gustavo Miranda García ahora muestra su falta de madurez en las redes sociales. Se ha convertido de legislador a bufón de un grupo de políticos que mueven sus hilos a su antojo, dejándolo como un verdadero pelele de quienes en verdad manejan el Congreso de Quintana Roo.

En internet se difunde él mismo como el más transparente, con trabajo real, siendo el más opaco y falso. Hace días posteó en Facebook que son los ciudadanos quienes lo fiscalizan y revisan. Dijo, que es un compromiso que prueba con hechos.

En la XVI Legislatura del Congreso del Estado aún están cerradas las sesiones a la prensa. No se ha avanzado en la rendición de cuentas desde hace un año. Ha realizado toda clase de adjudicaciones directas sin pasar por ningún proceso de licitación como había prometido.

No ha dado a conocer quiénes conforman el comité de administración ni tampoco se han hecho públicas las compras. No hay un padrón de proveedores público. No ha rendido cuentas de los ahorros que dijo haría por el recorte a “aviadores”, lo que resultó ser una mentira más.

La lista se queda corta con los temas que Gustavo Miranda García ha incumplido. A ello puede sumarse el nulo trabajo de las comisiones especiales que ha creado: Para la violencia contra las mujeres; para la agresión de periodistas baleados en Cancún, para la ayuda a los comerciantes cuyos comercios se quemaron en Isla Mujeres, entre otras incoherencias.