LocalesPortada

LOS NEGOCIOS SIN ESCRÚPULOS DE RENÁN BARRERA

*El nuevo parque Toh’ , un proyecto inmobiliario más del Ayuntamiento de Mérida, que no gusta a la mayoría de los residentes de la zona de Alta Brisa en donde se pretende construir

*Van a destruir zonas verdes para meter más concreto, contribuir al calentamiento global y al enriquecimiento de los que contraten para hacer el negocio

*Los vecinos se quejan de la deforestación que va a traer ese parque, no de que se construyan áreas de esparcimiento, pero ¿por qué tiene que destruir simplemente para hacer negocio?

Redacción/Sol Yucatán

Los negocios del tres veces alcalde de Mérida, el panista Renán Barrera Concha no tienen límite, no tienen escrúpulos, ni él mismo tiene llenadera.

Además de los “guardaditos” multimillonarios de las cuentas públicas, de la contratación de empresas a diestra y siniestra sin mediar licitaciones para adjudicar contratos con dinero gubernamental, del aumento en los impuestos municipales que le reditúan cuando menos dos mil millones de pesos de libre disposición, y no conforme con el dineral que se carga, pedir préstamos con intereses elevados a costo de los ciudadanos, Renán Barrera Concha quiere firmar con broche de oro su paso por la administración meridana con un gran negocio que será la edificación del parque Toh’.

Y es que hay que decir que este parque es la respuesta a que hace dos años, debido al pleito que tiene con el gobernador Mauricio Vila, no se consumó el gran proyecto de La Plancha en donde estaría la terminal del Tren Maya en Mérida, por grillas vilescas, el gobierno federal decidió que la terminal se construiría mejor en Teya, a las afueras de Mérida, privando de un proyecto de 15,000 millones de pesos, que si bien era inversión federal, el Ayuntamiento cobraría impuestos locales, llenando todavía más la cartera.

El premio de consolación fue el “proyectito” La Plancha que se construye ahora, desde luego que no es ni la sombra de lo que sería el cancelado.

Fiel a la costumbre panista de hacer negocios con sus cuates, socios y parientes, Renán Barrera es buen representante de la corriente de políticos inversionistas, pero sin invertir su dinero, y ahora con el parque Tho’ que anunció con bombo y platillo en Alta Brisa, va a permutar terrenos a particulares, van a destruir el área forestal que allí existe para realizar un área comercial, como si los meridanos no estuvieran hartos de grandes tiendas que visitan mucha gente pero muy poquitos compran y lo que quieren es que ya no se destruya mas la clásica Mérida, la bonita capital yucateca que alguna vez fuera una de las mejores ciudades del mundo para vivir, pero hoy se ha convertido en tierra de grandes negocios.

Ya hay protestas de los vecinos de Alta Brisa, y lo que acusan no es que no se construya un parque, sino que se destruya la naturaleza que ya existe, que se deforeste uno de los pulmones naturales de la ciudad, que al ritmo que va de automóviles cada día, y de un gran parque de transporte público chatarra, compite con la Ciudad de México como una de las zonas con mayor contaminación en el país.

Los vecinos ya saben que se trata de un gran negocio más del edil panista y no están dispuestos a perder sus áreas naturales a favor del enriquecimiento de un hombre que sin escrúpulos se ha convertido en el peor alcalde de la ciudad, además de los grandes negocios con los contratistas y proveedores, hay una ineptitud descomunal para administrar la gran ciudad de Mérida.

¿Se imaginan si lo hacen candidato y llegara a ganar la gubernatura? Pobrecito de Yucatán.

Lo que pomposamente llaman “Tho’ nuestro parque”, son ocho hectáreas que se van a deforestar para convertir en lo que anunciaron sería un centro para fomentar la convivencia sana e impulsar la cultura y el deporte, en lo que se quiere vender como un nuevo modelo de gestión del espacio público.

La obra pública transparente, el beneficio de los ciudadanos no es algo que se de en este gobierno municipal, a pesar de ser tres veces alcalde, dos de ellas seguidas, las calles son un desastre llenas de baches y con parches que ya han dañado la suspensión de más de un vehículo, y a pesar de tener dinero de los impuestos guardados, lo que hizo Renán Barrera fue pedir dinero prestado para reparar las calles apenas en este 2023. La pregunta recurrente sigue siendo ¿y para qué quiere guardar mil o dos mil millones de pesos en las cuentas gubernamentales?

El presupuesto que recibe el Municipio de Mérida en este año que supera los 5,384 millones de pesos, es uno de los más altos del país, pero en contraste con otras ciudades que administran abultado presupuesto, aquí no se ve la aplicación de los recursos locales.

Y eso solo es para 2023, ¿ y el dinero que recibió en 2022 que es una cantidad similar? ¿ y el de 2021 en dónde quedó?

Con semejante cantidad de dinero público ¿es justo que los meridanos de las colonias populares vivan a oscuras?, ¿con una deficiente recolecta de basura? ¿con parques públicos que no tienen a la vista el mantenimiento mínimo y están sucios? ¿sí sabe ud. qué para el mantenimiento de los parque y jardines contratan a empresas y no lo hace el personal del Ayuntamiento? ¿y aún así están sucios y abandonados?

Hay mucho trabajo por hacer en la capital yucateca, empezando por auditorías reales y sanciones por mal uso del presupuesto. No se puede seguir lucrando en nombre de la ciudad.

También te puede interesar: EL LUCRO DE LOS BAÑOS RURALES

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba