Portada

RED DE CORRUPCIÓN

  • Una de las empresas que conforman la poderosa red de corrupción que tiene raíces desde el exgobernador Rolando Zapata Bello es proveedora de vehículos de la alcaldía de Renán Barrera Concha
  • Autosur forma parte de los accionistas de la empresa CXKQ, que es propietaria de la mayoría de Grupo Kelq, esta última formó parte de la privatización de los créditos del ISSTEY
  • Además del contrato firmado con el Ayuntamiento de Mérida, Autosur ha celebrado otros con dependencias del gobierno estatal de Mauricio Vila Dosal

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- Una de las empresas que conforman la poderosa red de corrupción que tomó forma durante la administración del exgobernador Rolando Zapata Bello es proveedora de vehículos del gobierno municipal de Renán Barrera Concha.

Aunado a que la grave situación económica del país estaba pasando uno de los peores momentos derivado de la pandemia de COVID-19, el Ayuntamiento de Mérida prefirió gastar pero no en temas para atender la emergencia sanitaria.

De acuerdo con reportes disponibles en el Registro Público del Comercio (RPC) de la Secretaría de Economía (SE), la empresa Autosur, S.A de C.V, de la que Julio Antonio Luis Gómez funge como apoderado general, vendió un automóvil del año al gobierno municipal durante la antesala de la segunda ola de coronavirus.

Conforme al contrato ADM/SI/JUR/97/2020, firmado el 29 de julio de 2020, el ayuntamiento autorizó la compra del vehículo marca Volkswagen tipo Caddy Maxi Cargo Van modelo 2020, con servicio de lujo.

Asimismo, el precio unitario del automóvil del año fue de 517 mil 178 pesos, un monto que no “ha considerado todos los factores que influyen en la adquisición del bien”.

Cabe señalar que Autosur, además del contrato firmado con el gobierno de Barrera Concha, también ha celebrado otros con dependencias del gobierno estatal de Mauricio Vila Dosal.

De 2016 a la fecha se han firmado un total de seis contratos, de los cuales, cuatro han sido por adjudicación directa y dos por licitación pública.

El 13 de septiembre de 2016, los Servicios Estatales de Salud de Quintana Roo pagaron 300 mil pesos para la adquisición de un vehículo tipo Vagoneta, según consta en el contrato SESA-DA-AD-006-2016.

Para el mismo 2016, se adquirió el parque vehicular de los Servicios Estatales de Salud de Quintana Roo, por un precio de un millón 50 mil pesos, conforme al contrato con número SESA-DA-045-2016.

Sin justificación en las diferencias tan notables en el precio de los autos, el 28 de junio del mismo año, se adquirió otro parque vehicular para los Servicios Estatales De Salud de Quintana Roo por un precio final de 188 mil 700 pesos.

Autosur forma parte de los accionistas de la empresa CXKQ, S.A de C.V., que es propietaria de la mayoría de Grupo Kelq, esta última formó parte de la privatización de los créditos del ISSTEY.

Grupo Kelq, S.A.P.I. de C.V., y Posiciones Estratégicas en Cartera otorgaron créditos de nómina a los derechohabientes del ISSTEY, en el gobierno del exgobernador Rolando Zapata Bello, que en 2018 ya sumaba un fondo financiero de 773 millones 672 mil 625 pesos.

CXKQ posee 83 mil 451 acciones de las 83 mil 453 de Grupo Kelq (fundada en 2015); los otros accionistas son Ricardo Kelleher Mantecón y Arturo Quirarte Dayarse, con una acción cada uno.

En la estructura accionaria de Dinercap, dueña de Grupo Kelq, se divide en la serie A, clase II: Inmobilia Capitali, S.A. de C.V, 50 mil acciones; Grupo Autosur, S.A. de C.V. con 25 mil acciones; Arturo Quintanilla Hayek, empresario de Veracruz y Bolio Investments, S. de R.L. de C.V., ambas con 25 mil acciones.

Por si fuera poco, el 13 de noviembre de 2019, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción de Yucatán le pagó cinco mil 902 pesos para dar servicio de mantenimiento a un vehículo marca Vento.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba