----------

EDITORIAL

 

DESAFÍO

DESAFÍO

LOS CAPITALES

DESDE LA BARRERA

REFORMA JUDICIAL ‘CHEQUE EN BLANCO PARA CRIMEN ORGANIZADO’

ESPIRAL DEL SILENCIO

InicioHoy EscribeREFORMA JUDICIAL ‘CHEQUE EN BLANCO PARA CRIMEN ORGANIZADO’

Urbano Barrera

La reforma al Poder Judicial planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador es un cheque al portador para el crimen organizado.

Es también, la oportunidad para que grupos políticos, empresariales, económicos y hasta extranjeros se apoderen de una institución que por décadas fue el contrapeso a los abusos del Ejecutivo y Legislativo.

De entrada, la Reforma al Poder Judicial destruye la carrera judicial, la especialización de los juzgadores y abre la puerta a la improvisación, a los cotos de poder y, se corre el riesgo de vulgarizar y prostituir —en algunos casos– la impartición de la justicia.

Es algo parecido a que al frente de los gobiernos estén: futbolistas, actores, cantantes, mimos…, sólo por simpatía popular o imposición política.

La involución traería nepotismo, familias, grupos, capillas, tribus, que se alzarán en los principales o todos los circuitos judiciales.

Además, se corren dos riesgos: uno, que por lo endeble del Poder Judicial el crimen organizado presiones u ordene que hacer a los jueces y magistrados.

Dos, que el propio crimen organizado proponga y patrocine a jueces y magistrados que ya en el ejercicio del poder les conceda todo y no imponga frenos.

Con la propuesta hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador se dejará de ver eminencias con 30, 40 y 50 años de estudio y conocimiento.

Se hará a un lado a los autores de obras y textos jurídicos, a expertos en las diversas materias, a los hombres y mujeres, conocedores de las jurisprudencias, del derecho comparado.

Si el proceso de Reforma Judicial no es pulcro, se verá con la toga y mayete, a correligionarios, amigos, hermanos, primos, sobrinos, ahijados, novios, novias, socios y cómplices.

Habrá escenarios realmente Kafkiano  y bochornosos, no sería raro ver a Cuauhtémoc Blanco como juez o magistrado a Layda Sansores como juzgadora en casos y controversias de trascendencia internacional y demás actores del circo de lo insólito.

Estaría en peligro el equilibrio de los poderes, la garantía de los derechos humanos, la fiel aplicación de los preceptos constitucionales y sus leyes secundarias.

Es una realidad que las propuestas del Ejecutivo serán las que se impongan por encima de las del poder Legislativo y del Judicial, como ha ocurrido en los últimos años; dígase, el caso Lenia Batres.

La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador estructura el sistema de voto popular utilizado en otros temas si carácter resolutivo y que aquí traería efectos contundentes y, mal aplicados, hasta riesgosos.

Llegar a este método significaría una preselección de jueces, nueve mil que se requieren y trabajan en el país, pero todos a modo, sin preparación probada y certificada, sino dispuestos a fallar por consigna, simpatía, imposición o amenaza.

La ‘Reforma’ con ésta mecánica borra también al Consejo de la Judicatura Federal, pues ya no habrá que auditar, revisar, sancionar, todo mundo podrá hacer lo que quiera o pueda frente a las imposiciones.

Hay que señalar que la curva de aprendizaje para quien llegue sin especialización será muy costosa. Y será la sociedad, los justiciables quienes  paguen  las consecuencias, porque una justicia tardía es injusticia e impunidad.

El tema de la Reforma Judicial no es nada fácil y ahora el factor de equilibrio, además de las Fuerzas Armadas,  será el mercado, las bolsas de valores y las inversiones.

Ante cada mala decisión o imposición habrá retiro de capitales y reacción del peso frente al dólar impondrá frenos.

Ya ocurrió cuando los inversionistas conocieron la mayoría que obtuvo el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso.  Hoy, son una realidad los efectos  financieros, en caso de que el proceso de consulta para selección de juzgadores nos aseado.

Como quiera que sea, en caso de que se cometan abusos y se involucione, las facturas se cobrarán muy caras. Sí se acierta y transforma para bien al Poder Judicial,  la 4T se mantendrá en el poder por décadas.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: