----------

PROTESTA CONTRA RENÁN: ¡NO DESTROCEN MÉRIDA!

Integrantes del Grupo Colonos Montes Unidos protestaron contra el Ayuntamiento de Mérida, encabezado por Renán Barrera Concha, porque exigen que cesen la destrucción de...

LUCRAN CON INTERNOS

RENÁN, SINÓNIMO DE CORRUPCIÓN Y FRAUDE

InicioPortadaRENÁN, SINÓNIMO DE CORRUPCIÓN Y FRAUDE

*Las anomalías en su primera administración fueron numerosas y las ganancias fueron multimillonarias, y lo mismo ocurre en este trienio, sólo que, en esta ocasión, lo invierte para su campaña, buscando la reelección

*La principal meta del edil es su reelección como Alcalde, en 2021, para luego participar como candidato al Gobierno del Estado, en 2024, para ello, en todos sus eventos hay actividades proselitistas

*Usó discrecionalmente los recursos del ramo 33, destinado para el combate a la pobreza, para beneficiar a sus amigos y «empresas amigas». Construyó una carretera de cuatro carriles en el Norte de la ciudad para que las mansiones ganaran plusvalía

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – Las arbitrarias decisiones del Alcalde Renán Barrera Concha representan un millonario derroche de recursos del Erario Público, pues con tal de mejorar su deteriorada imagen para buscar su reelección a la alcaldía, está gastando multimillonarios recursos en obras proselitistas.

La primera administración de Barrera Concha, 2012-2015, tuvo la corrupción y el fraude como un común denominador, el cual es más que evidente en este segundo trienio.

La principal meta del edil es su reelección como Alcalde, en 2021, para luego participar como candidato al Gobierno del Estado, en 2024, para ello, en todos sus eventos hay actividades proselitistas.

En todo momento evade su responsabilidad y frecuentemente utiliza la pandemia del Covid-19 como pretexto, en su momento estuvo los ciclones tropicales y frentes fríos, e, incluso, también culpabiliza a la ciudadanía.

Tan sólo el pasado lunes 28, los oferentes de Noche Mexicana, Mérida en Domingo y Corazón de Mérida, efectuaron una protesta frente a Palacio Municipal para denunciar que no les pagan el apoyo ofrecido, de mil 500 pesos mensuales.

Los inconformes denunciaron que en la página de transparencia del Ayuntamiento de Mérida se indica que los artesanos recibieron los cuatro mil 500 pesos de ayuda, cuando en realidad sólo a algunos ya se les entregó el respectivo recurso, y de manera parcial.
Para disminuir el clima de tensión, el Secretario de la Comuna, Alejandro Ruz, se comprometió a revisar la situación, pero sin dar plazo alguno.

El pasado martes 22, Barrera Concha evadió su responsabilidad por la falta de mantenimiento de los módulos sanitarios instalados en diversos puntos de la ciudad, como parte de la contingencia contra el Covid-19, al afirmar que las pésima e insalubres condiciones de los lavamanos es culpa de la ciudadanía.

En su momento, los regidores de oposición denunciaron que el Alcalde, sin consultar al Cabildo, adquirió el equipo y el servicio, sin que hasta momento presente los costos.

Todo un «Pilatos»

En todo momento se lava las manos de las obras irregulares de otras administraciones, tal el caso del Paso Deprimido, así como la Unidad Deportiva de Francisco de Montejo, las cuales fueron inauguradas por Angélica Araujo Lara.

La principal excusa del munícipe es que «esta obra fue inaugurada a finales de 2011, es decir, 10 meses antes de que iniciara mi administración, y debido a sus anomalías se derivó en una denuncia que interpusimos ante la Fiscalía General del Estado (FGE), misma que nos rechazaron».

Mientras que, en el caso del paso a desnivel, es visible la corrupción y la manipulación de asociaciones civiles, con tal de obtener recursos para financiar su campaña.

El pasado martes 15, para sustentar su reelección, Barrera Concha se comprometió a que en junio de 2021 dará a conocer la solución definitiva al paso a desnivel, con base a un estudio efectuado por especialistas y con recursos netamente transparentes.
Incluso, reveló que, de 2012 a la fecha, el Ayuntamiento de Mérida ha gastado cerca de 15 millones de pesos en diversas reparaciones efectuadas al «paso deprimido», así como en la adquisición de equipo especial para evitar las inundaciones.

Asimismo, anunció que especialistas de diversas asociaciones y colegios realizarán un estudio para efectuar la reparación definitiva del distribuidor vial ubicado en el Norte de la ciudad, cuyo resultado se dará a conocer a mediados de 2021 y el monto a invertir dependerá del dictamen.

El Alcalde se abstuvo de consultar a especialistas de centros de investigación y de universidades, y dejó el estudio a cargo de asociaciones civiles, las cuales puede manipular a su antojo, y así manifestar que todo fue «transparente».

Arbitrariedades y ego

De manera frecuente, Barrera Concha emplea las arbitrariedades para mejorar su imagen, aunque ello represente un millonario derroche de recursos.

Ejemplo de ello son los paraderos del sistema público de pasajeros, ubicados en el Centro Histórico, pues, en un principio, el Gobierno del Estado determinó la ubicación de los mismos, pero el edil los modificó.

A consecuencia de ello, las empresas están al borde de la quiebra, ante la notable disminución de los pasajeros, pues las personas ya no desean ir al Centro Histórico, debido a las largas distancias que recorren de un paradero a otro, por lo que optan por comprar todo lo que necesitan cerca de sus predios.

La estrategia para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19 ha afectado a este sector empresarial, así como a todos los comercios establecidos en el corazón de Mérida.

Actualmente, del total de casos de Covid-19 registrados en el Estado, el 51 por ciento de los infectados son de Mérida, así como el 60 porcentual de las defunciones, lo que demuestra la carencia de un programa de prevención y control de la mortal enfermedad de rápida transmisión.

El resto de los contagiados son de los 105 municipios del interior del Estado y, en cuanto a los occisos, aún no hay casos finados originarios de Chacsinkín, Quintana Roo, Tahdziú y Teya.

Por otra parte, los conductores de las diversas unidades de transporte público de pasajeros aseveraron que, ante la falta de usuarios, les han reducido su salario y prestaciones.

El pasaje disminuyó en 40 por ciento, de acuerdo con los operadores, y su sueldo decreció en 30 porcentual.

La más descarada arbitrariedad se dio a conocer el pasado miércoles 2, al anunciar la puesta en marcha del proyecto «Anda Mérida», a cargo de asociaciones civiles de Alemania y México, así como dependencias municipales y federales, para el fomento del uso de medios de transporte sustentables.

El estudio preliminar determinó que el proyecto se debía aplicar en calles aledañas a los mercados municipales Lucas de Gálvez y San Benito, donde se registra el mayor número de accidentes de tránsito en el Centro Histórico, así como donde se comete el mayor número de delitos.

En lugar de ello decidió tener como escenario los barrios de San Sebastián Mártir y La Ermita de Santa Isabel, en calles poco conflictivas, para demostrar que en Mérida todo está controlado.

El objetivo es crear entornos viales seguros, que generen el uso de medios de transporte sustentables como la bicicleta, al mismo tiempo se fomentarán las caminatas, empezando en las calles 70 con 77, así como la 72 con 77 del Centro Histórico.

Dicha estrategia fomenta la participación de la sociedad, en especial de los conductores de vehículos para respetar a los ciclistas y peatones, pues se trata de un proceso social.

La implementación del «Plan integral de movilidad sustentable» incluye acciones como la ampliación de áreas peatonales, la reorganización espacial, la peatonalización de algunas calles y la instalación de bici-estacionamientos cerca de los accesos a transporte público.

El plan es un esfuerzo coordinado entre Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán), el Instituto Municipal de Planeación de Mérida (Implan), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la iniciativa México Bien Hecho y el Colectivo Tomate.

Larga cola

La primera administración de Barrera Concha, 2012-2015, tuvo la corrupción y el fraude como un común denominador, el cual es más que evidente en este segundo trienio.

En su momento, el líder de la agrupación «Acciones Líderes AC», Arturo Cetina Bautista, presentó una denuncia ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en contra de Barrera Concha, por incurrir en corrupción y fraude.

Aseveró que dispuso discrecionalmente de los recursos del ramo 33, pues «incurrió en presuntos delitos al usar el dinero del combate a la pobreza para beneficiar a sus amigos y empresas amigas».

Ejemplificó el caso del corredor Temozón-Cholul-Tixcuytún, donde el entonces Alcalde de Mérida construyó sendas carreteras que en el papel se presentan como «autopistas de cuatro carriles», con un costo de 100 millones de pesos, cuando la obra fue de precaria calidad y sólo permitió que se elevaran la plusvalía de las mansiones que están alrededor.

En Tixcuytún, comisaría de Mérida, los habitantes carecían de dispensario médico, padecían graves problemas de alumbrado público y aún abundan las casas habitación con techos de láminas de cartón, además de baños sin acordes e, incluso, en varias zonas se practica el fecalismo al aire libre.

Las anomalías en su primera administración fueron numerosas y las ganancias fueron millonarias, y lo mismo ocurre en este trienio, sólo que, en esta ocasión, lo invierte para su campaña, buscando la reelección.

Al mismo tiempo prepara el camino para ser candidato a la gubernatura, para lo cual tendrá tres años de proselitismo, aprovechando que más de la mitad de los votantes viven en esta ciudad capital.

Incluso, hará méritos y aprovechará la cercanía de los municipios conurbados más grandes, tal el caso de Kanasín, Umán y Progreso, para así convencer a más del 60 por ciento de los sufragantes de la Entidad.

Millonaria deuda

Barrera Concha posee la fama del Alcalde que más ha endeudado a los meridanos, pues con la cancelación del pago de las luminarias, la comuna tuvo que pagar 630 millones de pesos como compensación, durante su primer trienio de administración.

Durante su administración, la Alcaldesa Angélica Araujo Lara firmó con la empresa ABC Leasing un contrato de arrendamiento para colocar cerca de 82 mil luminarias de inducción magnética en lugar de las de vapor de sodio, que funcionaban adecuadamente.

El arrendamiento de estas luminarias, de fabricación china, representó un gasto millonario para la Comuna por varios años, porque resultaron caras y de mala calidad.

Además, en contra de distintos reglamentos municipales, la Alcaldesa autorizó a ABC Leasing ceder los derechos de cobro al banco Santander, que comenzó a realizar esos cobros directamente desde las cuentas bancarias de la Comuna.

La colocación de esas luminarias disminuyó el nivel de iluminación en toda la ciudad, por lo que el sucesor de Angélica Araujo, Renán Barrera Concha, canceló anticipadamente el contrato de arrendamiento en 2013.
La empresa contrató los servicios de Wilbert Cetina Arjona, quien recientemente renunció como titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), tras un escándalo de corrupción.

Ante la actitud de Barrera Concha, ABC Leasing, representada por Cetina Arjona, interpuso una denuncia legal y lo mismo hizo Santander.

Luego de varios años de litigio, el juez federal Felipe Consuelo Soto, quien fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal en 2017 por cometer graves irregularidades en su desempeño, falló en contra de la Comuna y la condenó a pagar más de 630 millones de pesos como compensación.