LocalesPortada

RUTAS DE CORRUPCIÓN

  • Con una mano, el alcalde Renán Barrera Concha endeuda a los meridanos por más de 350 millones de pesos y con la otra dilapida 52.2 millones para la creación de una ruta de transporte exclusiva.
  • Los beneficiados en esta ocasión fueron Francisco José y Estefanía Palma Abreu, hermanos de la directora de Administración y Finanzas del Congreso del Estado, Lía Beatriz Palma Abreu.
  • Algún favor enorme le ha de deber Barrera Concha a los hermanos Palma Abreu, pues en menos de dos años han sido beneficiados por el Ayuntamiento de Mérida por 90.3 millones de pesos.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, ha encontrado un nuevo pretexto para el derroche de recursos públicos gracias a la industria del transporte, y sus grandes socios en el turbio negocio son los hermanos Francisco y Estefanía Palma Abreu, a quienes el munícipe les adjudicó un contrato por 52.2 millones de pesos para la ruta “Circuito Héroes Ciudadanos”.

“El Rey de los Baches”, como popularmente se le conoce a Barrera Concha, anunció con bombo y platillo el 20 de abril de 2022 la creación de un transporte gratuito y exclusivo para el personal que labora en dependencias de seguridad municipal, estatal y federal.

El servicio constaría de 20 camiones y un confuso plan con «19 recorridos» (rutas), que también podrían usar los familiares del usuario, siempre que sean niños, adultos mayores o tengan alguna discapacidad. Ese transporte especial –justificó el alcalde– es reconocimiento a esos trabajadores. Por ello se le bautizó como “Circuito Héroes Ciudadanos”.

Sin embargo, con la opacidad que caracteriza al edil emanado del Partido Acción Nacional (PAN), Barrera Concha olvidó mencionar cuánto costará al erario ese servicio ni cuál es la empresa o empresas que proporcionan los vehículos y choferes. De igual forma, tampoco cita la cantidad de los potenciales usuarios, lo cual habría servido para determinar el número de autobuses y rutas.

Por supuesto, en la presentación del proyecto tampoco se incluyó el mapa de los «19 recorridos»; solo indica que todos ellos, excepto uno, conectarán con el periférico, y que las unidades harán «más de 15 mil viajes al día», un dato a todas luces erróneo, pues equivale a 625 viajes por hora, laborando 24 horas del día.

A cinco meses de iniciar el programa, aún hay más dudas que certezas respecto al funcionamiento de “Circuito Héroes Ciudadanos”, pero todavía hay aún más sobre el gasto ejercido en este proyecto, los involucrados y sobre los beneficios de las nuevas rutas.

De acuerdo con el contrato número LP-2022-CS-Traslado Ruta Héroes Ciudadanos-01-01, celebrado el 11 de abril de 2022, el Ayuntamiento de Mérida, bajo la dirección de Renán Barrera Concha le adjudicó la obra “Servicio de traslado de los beneficiarios del Circuito Héroes Ciudadanos” a la empresa Transportes Corpa, S.A. de C.V.

Si bien, de acuerdo con el documento, el procedimiento fue a través de una licitación pública nacional, resulta descarado el favoritismo hacia Transportes Corpa, ya que el inicio de la prestación de servicios inició el 10 de abril de 2022, lo que evidencia un acuerdo previo entre las partes, para finalizar el 31 de diciembre de 2023.

Asimismo, Transportes Corpa, S.A. de C.V., es una empresa constituida en 2013, propiedad de Francisco José y María Estefanía Palma Abreu, quienes, la máxima expresión del nepotismo, son hermanos de la directora de Administración y Finanzas del Congreso del Estado, Lía Beatriz Palma Abreu.

Según consta en el acta, por brindar dicho servicio al Ayuntamiento de Mérida, los hermanos Palma Abreu se embolsaron la estratosférica cantidad de 52 millones 200 mil pesos. En otras palabras, con una mano el alcalde Renán Barrera endeuda a Mérida con un préstamo de 350 millones de pesos y con la otra dilapida 52.2 millones en un presunto servicio que huele a corrupción y desvío de recursos.

Sin embargo, el vínculo de corrupción entre Barrera Concha y los hermanos Palma Abreu no es nuevo, ya que el historial de negocios de estos cuestionables personajes inició en 2020, de igual forma, bajo el pretexto de una ruta para los “héroes” de ese año: el personal de salud.

COVID-19, NEGOCIAZO DE RENÁN

Si a alguien le cayó como anillo al dedo la pandemia por COVID-19, fue a Renán Barrera Concha, ya que bajo el pretexto de evitar el contagio de los meridanos por el nuevo coronavirus, enriqueció a diversas empresas de limpieza, tal como Sol Yucatán ha documentado, sin embargo, el transporte público también se convirtió en otra vía para desviar recursos públicos.

El 11 de mayo de 2020, dio inicio la “Ruta de la Salud”, un transporte exclusivo y gratuito para el personal de salud, quienes fueron los más afectados por las inhumanas e injustificadas restricciones que el Gobierno del Estado aplicó en Yucatán.

El entonces innovador sistema estuvo integrado por 23 unidades de transporte interconectadas que –en teoría– pasaban por los diferentes hospitales de Mérida con servicio todos los días de cinco de la mañana a las 10 de la noche.

Irónicamente, el transporte público durante la pandemia se convirtió en el foco de infección más fuerte en todo el estado, debido a las malas condiciones de las unidades, su antigüedad, falta de ventilación y adecuación a la entonces llamada “nueva normalidad”. Sin embargo, en este rubro no hubo mayores inversiones o la compra de nuevas unidades para el beneficio de los trabajadores yucatecos.

Pero sí que hubo presupuesto para los hermanos Palma Abreu, ya que a través de adjudicaciones directas, se embolsaron más de 50 millones de pesos en un periodo menor de dos años. En un acto más de cinismo, hasta la fecha, Barrera Concha aún no publica todos los contratos y solamente hay constancia de algunos gracias a la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

El primer contrato que se pudo rastrear a través de la PNT es el número ADM/SI/JUR/PS/77/2020, celebrado el 5 de mayo de 2020. El objeto de dicha contratación fue el “Servicio de traslado de personal clínico hospitalario de los hospitales del ISSSTE Susulá, UMAE-T1, ISSSTE Pensiones y HRAEPY, como apoyo a estas instituciones del sector salud”.

En esta ocasión, los privilegiados fueron los hermanos Palma Abreu y por dicha adjudicación directa recibieron cinco millones 220 mil pesos, para un servicio que fue de apenas dos meses: del 11 de mayo al 9 de julio de 2020. Así fue el inicio de las “rutas altruistas” de Barrera Concha.

Sin embargo, los negocios entre Barrera Concha, Francisco José y María Estefanía Palma Abreu apenas comenzaban, ya que en 2021 celebraron –por lo menos– tres contratos que juntos suman la cantidad de 24 millones 232 mil 598 pesos.

El primero de ellos es el número ADM/SI/JUR/PS/19/2021, celebrado el 13 de enero de 2021. De nueva cuenta se trató de una adjudicación directa hacia Transportes Corpa, S.A. de C.V., bajo el pretexto de las restricciones por COVID-19.

Por dicha adjudicación, los hermanos Palma Abreu ganaron 15 millones 225 mil y el plazo de los servicios fue de apenas siete meses, específicamente, del 5 de enero (ocho días antes de firmarse el contrato) al 31 de julio de 2021.

El objeto del contrato fue de nuevo el “Servicio de traslado del personal clínico hospitalario de los hospitales del ISSSTE Susulá, UMAE-T1, ISSSTE Pensiones y HRAEPY, como apoyo de estas instituciones del sector salud”.

Un mes después, se actualizó el servicio y por medio de una adjudicación directa recibieron el contrato número ADM/SI/DJ/PS/19/2021. En esta ocasión, Barrera Concha premió a los hermanos Palma Abreu con ocho millones 321 mil 458 pesos.

De nuevo cuenta, el objeto fue el “Servicio de traslado del personal clínico hospitalario de ISSSTE, UMAE-T1 y HRAEPY”. Si bien el contrato se firmó el 22 de septiembre de 2021, el servicio inició el primero de dicho mes y finalizó el 31 de diciembre de 2021.

Para finalizar, el 17 de enero de 2022, Barrera Concha y los hermanos Palma Abreu suscribieron el contrato número ADM/SI/DJ/PS/68/2022, con el objeto “Servicio de traslado del personal clínico hospitalario del ISSSTE Susulá, UMAE-T1, ISSSTE Pensiones y HRAEPY”. Al igual que en todos los casos anteriores, se trató de una adjudicación directa, aunque en este caso fue totalmente injustificada ya que las restricciones por la pandemia habían finalizado.

De igual forma, a pesar que la duración del servicio fue de tres meses (del 17 de enero al 31 de marzo de 2022), los afortunados hermanos se embolsaron otros ocho millones 700 mil pesos.

Dos meses después, y ante el éxito obtenido con la “Ruta de la Salud”, Barrera Concha y sus cómplices Francisco José y María Estefanía Palma Abreu decidieron que no había razones para terminar los negocios ahí y fue cuando destaparon el proyecto “Circuito Héroes Ciudadanos”.

Ambos proyectos tienen muchas lamentables coincidencias, por ejemplo, se podría pensar que ante semejante inversión, la empresa se encargaría de dotar nuevas unidades, adaptadas a las necesidades de los beneficiarios, sin embargo, en su mayoría siguen siendo camiones destartalados que solamente fueron pintados con los colores oficiales del ayuntamiento panista de Mérida.

Asimismo, a cuatro meses de su implementación, la sociedad meridana todavía no termina de entender cómo funciona este proyecto, además que las rutas tradicionales de transporte de Mérida lucen desgaste y abandono, además que las unidades no han sido adecuadas a los nuevos tiempos, ya que el problema de la falta de ventilación en los camiones y la escasez de los mismos es un asunto que a Barrera Concha no le parece importar.

Lo que sí es seguro es que los negocios con los hermanos Palma Abreu están lejos de terminar, pues en dos años han sido privilegiados por el Ayuntamiento de Mérida por al menos 90.3 millones de pesos, eso sin contar los contratos que Barrera Concha se niega a subir a transparencia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba