Deportes

SALIERON DEL INFIERNO: LEONES LOGRAN EMPATAR LA SERIE 3-3

Redacción / Sol Yucatán

Lo imposible, lo hicieron realidad los Leones de Yucatán, con garra, con pundonor, nunca dejaron de pelear, mucho menos perdieron la fe. Remando contra la corriente, consumaron una épica remontada que los llevó a un sensacional, explosivo triunfo de 21×18 sobre los Diablos Rojos del México en 10 entradas y empataron la serie 3-3 para forzar un séptimo y decisivo juego, en un espectacular sexto juego de volteretas de la Serie de Campeonato de la Zona Sur, que se reanudó en el Estadio “Alfredo Harp Helú”, de la Ciudad de México.

La clave del triunfo melenudo, que marcará un hito en las Series de Campeonato de la Zona Sur de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), además del jonrón de tres carreras del venezolano José “Cafecito” Martínez, con Luis Felipe “Pepón” Juárez y Art Charles, en los senderos, que congeló el averno, fue la ofensiva de las fieras que se mantuvo activa desde la continuación del juego de los dos días, que tuvo una duración efectiva de 6:07 horas pletóricas de emociones.

Y es que, desde su reinicio en la quinta entrada, comenzó su acción depredadora al registrar un par de ataques de 5 carreras, otro par de 3 anotaciones y sendas anotaciones que contabilizaron 18 carreras en los subsiguientes seis episodios, en los que trituró el relevo de los demonios que no sintieron lo duro sino lo tupido. Sintieron la fiereza del bicampeón de la Zona Sur.

Los Leones llegaron al octavo episodio con desventaja de 8 carreras y el primer jit del juego de Sebastián Valle no pudo ser más oportuno. Y no fue un rodado bien colocado o una línea, sino fue un cañonazo que explotó en el jardín izquierdo, llevándose por delante a Yadir Drake y a Joshua Fuentes, y con ello se redujo la ventaja a 5 carreras, la misma que tenían los Diablos Rojos del México cuando se suspendió el martes pasado el encuentro en el fondo de la cuarta entrada con la pizarra 8×3. Conner Greene recibió el trancazo del receptor mochiteco.

Mientras los luciferes se relamían los bigotes saboreando el triunfo porque en la novena entrada subió al cerrito su cerrador, el venezolano Bruce Rondón, los rugidores tenían otros planes y despedazaron su pitcheo con un feroz ataque de 5 carreras con las que emparejaron el luminoso 18×18 en un regreso sensacional.

Art Charles abrió la tanda de bateadores con imparable al derecho, José “Cafecito” Martínez negoció la base por bolas y el dominicano Cristhian Adames, a la cuenta de 3-2, le conectó un cambio del relevista sudamericano y desapareció la pelota por el jardín derecho. Los Leones seguían en la pelea y la desventaja se redujo a 2 carreras.

El bombazo descontroló a Rondón, quien le obsequió la base por bolas a Yadir Drake y Joshua Fuentes ligó su tercer imparable de la noche, un panorámico cuadrangular por el central que empató el juego y el infierno enmudeció, mientras la batucada y los aficionados que viajaron para apoyar al equipo melenudo festejaban a todo pulmón.

Aturdido por el par de trancazos recibidos, Rondón se fue a su caseta tomando su lugar el mochiteco Francisco Haro, el que lanzó una joya de 2 jits en 6.1 entradas con 11 ponches en el cuarto juego de la serie en el Parque Kukulcán Álamo, y tampoco se salvo de ferocidad de los reyes de la selva.

Después de retirar los siguientes tres bateadores de la novena entrada, Haro salió en la décima entrada y Luis Felipe “Pepón” Juárez, quien tuvo una noche explosiva al batear de 7-5 con 2 jonrones, 6 producidas y 4 anotadas, le dio la bienvenida con doble, Art Charles recibió la base intencional y después recibió brutal castigo con un cañonazo al jardín central de 3 carreras de José “Cafecito” Martínez que dictó sentencia condenatoria para los “kisines” y le endosó la derrota a Haro, el octavo lanzador que utilizaron los Diablos. Edwin Fierro no permitió más daño, aunque le dio un pelotazo a Yadir Drake, quien fue reemplazado por Johnny Davis.

El patrullero izquierdo melenudo se fue de 4-2, con 4 remolques y 2 anotadas. Cristhian Adames disparó 3 imparables, con 4 impulsadas y una anotada, mientras que Joshua Fuentes y Sebastián Valle, remolcaron cada uno 3 carreras, con 3 y 2 anotadas, en ese orden.

Con 5 carreras en la sexta entrada, los Leones le dieron la voltereta al marcador, ventaja que se esfumó en el cierre con racimo de 4 carreras. Manuel Chávez lanzó en la reanudación del juego y ponchó a Roberto Ramos para concluir el cuarto episodio y admitió 3 carreras de las cuatro que anotaron los Diablos, la otra fue a la cuenta de Jake Thompson, quien aceptó 2 en el “Lucky Seven” cuando la Pandilla Escarlata cuajó racimo de 6 anotaciones que coronó Ramos con jonrón de 3 carreras, sobre los disparos de Hunter Cervenka.

Alex Tovalín (1-0) fue el ganador, volvió a cumplir y colgó un par de argollas, la primera, en la octava entrada, con corredores en los extremos y retirando en orden la novena tanda. El venezolano Jorge Rondón se encargó del décimo rollo, con un jit para su segundo salvamento de la Serie de Campeonato de la Zona Sur.

En este maratónico juego que duró en la reanudación 3:59 horas, se anotaron 39 carreras, 21 de los Leones, y similar cantidad de imparables, tres más que los “kisines”, en un encuentro inmaculado.

Los Leones de Yucatán, con el venezolano Henderson Álvarez están a un paso de obtener el tricampeonato de la Zona Sur y dejar en el camino a los Diablos Rojos del México por tercera temporada consecutiva.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba