DeportesPortada

SE EMPAREJA LA SERIE CONTRA LOS PERICOS: 2-2

Redacción / Sol Yucatán

José “Cafecito” Martínez produjo en la séptima entrada la carrera que terminó con la cadena de argollas y Jorge Rondón, desde el cerrito, con susto incluido en la novena entrada, fue el binomio venezolano que provocó la explosión de alegría en el Parque Kukulcán Álamo, con el trepidante triunfo de los Leones de Yucatán, por blanqueada de 1×0, sobre los Pericos de Puebla. Con un final de infarto, se emparejó 2-2 la primera ronda de pléiofs, en el cuarto juego que se desarrolló en el inmueble de Circuito Colonias.

Intenso cierre del último tercio del juego puso a los 10,641 aficionados al filo de la butaca, después de recibir ambas novenas un collar de 6 argollas que les colgó el norteamericano Jake Thompson, quien lanzó 6 entradas sin jit ni carrera, pero salió sin decisión. El obregonense del equipo emplumado, Ruddy Acosta (0-1), también realizó una apertura de calidad, pero no contó con el apoyo de sus compañeros y sufrió el descalabro.

Un jit permitió Acosta en las primeras seis entradas, el de Yadir Drake, en el tercer rollo. El matancero, de segundo en la alineación, fue bajado y bateó como séptimo y conectó una línea al central que terminó con la seguidilla de 6 retirados en fila. Sin embargo, en jugada de bateo y corrido, con elevado de Joshua Fuentes al derecho se consumó la doble matanza y el abridor del conjunto poblano siguió en plan grande dominando a las fieras en tres bateadores.

La base por bolas que le obsequió a Norberto Obeso en el “Lucky Seven” resultó costosa, ya que además de que cortó una cadena de 18 retirados en fila, se convirtió en la carrera que le dio un trabajado triunfo a los Leones que estaban urgidos de la victoria para mantenerse en la pelea y llegar parejos al quinto juego de este lunes a las 7:30 de la noche, un encuentro crucial para ambas escuadras. El vencedor irá por un triunfo al “Hermanos Serdán”, al regresar la serie al “Nido Verde” en la Angelópolis.

Walter Ibarra, quien retornó a la alineación tras la salida del dominicano Starlin Castro, clamorosa exigencia de la afición que un día sí y al otro también lo señalaba por su falta de compromiso con el equipo yucateco, acreditado por su gris desempeñó ofensivo como defensivo, realizó un magistral toque de bola que colocó al hermosillense en la intermedia.

La afición aplaudió el ingreso del cubano Lázaro Alonso, de emergente por Luis Felipe “Pepón” Juárez, a lo que el piloto de los Pericos, el venezolano Willie Romero le aplicó la grúa a Acosta y trajo al zurdo Tomás Solís, quien le pasó cuatro pelotas malas al cañonero antillano con pasaporte mexicano. Art Charles, con rodado a la inicial, forzó en la intermedia a Alonso mientras el patrullero central melenudo llegó a la antesala desde donde anotó con el imparable productor del “Cafecito” Martínez.

El venezolano se ha convertido en pieza clave en el ataque de los Leones en la postemporada al batear de 16-9 en los primeros cuatro juegos y acumula un porcentaje de .563 AVG con 7 remolques.

Esteban Haro relevó al mochiteco y ponchó a Cristhian Adames para concluir la entrada; sin embargo, la ventaja que tomaron los reyes de la selva resultó decisiva. El venezolano Yoimer Camacho despachó en orden la octava entrada.

Un inicio de terror tuvo el venezolano Jorge Rondón, ya que Leo Germán, quien abrió por cuarta ocasión el orden al bat del equipo poblano, disparó un cañonazo al izquierdo que se convirtió en su segundo doble en los pléiofs; Jorge Flores, con toque de sacrificio lo avanzó a la antesala y las emociones subieron de intensidad ya que seguían el tercer y cuarto bateadores, pero el relevista concluyó su trabajo de manera espectacular, con sendos ponches a Danny Ortiz y a Alex Mejía, de forma respectiva y la locura se desató en el Parque Kukulcán Álamo. De esta forma, el lanzador veneco obtuvo su primer salvamento.

Jake Thompson, con irregular desempeño en su rol de abridor como de relevo, en este juego estuvo irreconocible con una efectiva serpentina que nunca pudieron descifrar los cañoneros emplumados. Completó su labor en seis entradas con 2 bases por bolas, 1 golpeado, con 5 ponches. Extendió su dominio intenso a tal grado que el solitario bateador que le alejó la pelota fue el primero en el orden, Leo Germán, en el primer episodio.

David Gutiérrez (1-0) lo relevó en el séptimo rollo y tras despachar con par de ponches los primeros dos tercios, perdió el plato y le firmó el boleto gratuito a la inicial a Peter O´Briel. El propio relevista se metió en problemas al realizar una fallida revirada a la inicial y por el pecado el corredor se estacionó en la antesala.

Seguía el no menos peligroso Gabriel Gutiérrez, quien bateó lo que quiso en Puebla y en los primeros dos juegos en la capital yucateca sigue sin conectar de jit y continuó su ayuno al ser dominado con elevado al central. Por la argolla que colgó, Gutiérrez se abonó la victoria.

Alex Tovalín admitió un imparable de Antonio Lamas, en la octava entrada pero la amenaza terminó en jugada de doble plei al poncharse Miguel Guizmán y Sebastián Valle “cazó” a Ciro Norzagaray, -entró de corredor emergente-, en su viaje rumbo a la segunda colchoneta.

Para el quinto juego, se volverán a encontrar los abridores del primer duelo, el venezolano Henderson Álvarez, por los Leones de Yucatán, y el dominicano Gabriel Ynoa, por los Pericos de Puebla.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba