Internacionales

EL MISTERIO RESUELTO POR ASTRÓNOMOS MEXICANOS Y CANADIENSES

Redacción/Sol Yucatán

Uno de los misterios de la astronomía en la actualidad son los estallidos rápidos de radio (FRBs, por sus siglas en inglés), los cuales viajan por el espacio.

Los FRBs son pulsos intensos de emisiones de radio y duran milésimas de segundos, procedentes de distancias muy lejanas.

Una de las cosas más difíciles respecto a estos fenómenos es, además de encontrarlos, poder saber con certeza cuál es el origen de donde se emiten.

Hasta este momento, se han detectado poco más de 600 FRBs, en pocas ocasiones los astrónomos han podido dar con el origen respecto a las galaxias de las cuales proceden.

En 2019 se reportó el origen del FRB repetitivo 20181030A y recientemente investigadores del Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés), junto con investigadores del Instituto de Astronomía de la UNAM y del INAOE, lograron identificar el origen de este.

Según el estudio reportado, la fuente de esta corresponde en el supercúmulo local Laniakea, específicamente en la galaxia NGC 3252, ubicada aproximadamente a 65 millones de años luz.

Estos estallidos de radio fueron descubiertos en 2007 por un estudiante de doctorado quien al investigar datos púlsares del telescopio Parkes encontró esta señal extraña. Posterior a esto otros estallidos fueron detectados con diferentes telescopios pero en 2018 el interferómetro CHIME cambió todo en este campo de estudio.

La doctora Aida Kirichenko, perteneciente al Instituto de Astronomía de la UNAM, explicó que CHIME es un interferómetro estacionario que hace un barrido de la mitad del cielo en un día con la rotación de la Tierra.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba