----------

VA Y VEN ABANDONA A VIUDA DE CAMIONERO MUERTO

"La compañía del Va y Ven, circuito metropolitano, hasta la fecha del suceso no han querido indemnizar a mi cuñada, conforme indica la Ley".

Columna Política

SERVIDORES DE LA NACIÓN VS ASISTENTES DEL PUEBLO

InicioLocalesSERVIDORES DE LA NACIÓN VS ASISTENTES DEL PUEBLO

Por Roger Antonio González Herrera

Si algo nos debe quedar claro después del reciente proceso electoral es que no basta con realizar una exitosa campaña mediática y llenar las plazas y los mítines para ganar una elección, como la hizo Renán Barrera Concha, candidato común a gobernador por el PAN, PRI y Nueva Alianza. Lo más importante es el trabajo territorial que se realiza de puerta en puerta, la capacidad de poder conformar un ejército de “voluntarios” que movilicen a los potenciales electores el día de la jornada electoral y el equipo logístico y de defensa del voto en las casillas. Método que aplicó el ahora gobernador electo, Joaquín Díaz Mena.

Lo mediático es humo y se diluye luego del último mitin, es show y es parafernalia, con lo que no se ganan las elecciones. Lo verdaderamente efectivo viene después y es fruto del trabajo meticuloso que se inicia meses atrás, incluso matemático, que se hace en el territorio para detectar el “voto duro”, a los indecisos que hay que convencer, a los beneficiarios de los programas sociales a quienes se les debe recordar por quién deben votar y a los que votan por otros signos políticos y que pueden ser susceptibles de persuadir con un ofrecimiento económico para “desaparecer” el día de la jornada electoral o vender su credencial de elector. Se habla de que, el dos de junio, se llegaron a pagar, incluso, de 5 mil a 8 mil pesos por un voto o credencia del INE.

La estrategia de Morena fue letalmente efectiva en todo el país. Fue un trabajo electoral que raya en un método científico, bien diseñado desde el poder y basado en los programas sociales y en fórmulas matemáticas, pues, finalmente, toda elección se traduce en quien tiene mayor capacidad para sumar o multiplicar las simpatías y los compromisos que se traduzcan en votos el día de la jornada electoral.

Pero, si bien Claudia Sheinbaum y Huacho Díaz Mena, candidatos a la presidencia de la República y a la gubernatura de Yucatán por Morena, PT y PVEM, contaron con un poderoso partido-gobierno a su favor, por el otro lado Xóchitl Gálvez y Renán Barrera tuvieron en contra los lastres de los partidos que los postularon: PAN, PRI y PRD y, en el caso de la gubernatura de Yucatán, los dos primeros y Nueva Alianza. Y no tuvieron aparatos de gobierno a favor.

Se ha hablado mucho del ejército de los Servidores de la Nación, que son empleados del Gobierno Federal y que forman parte de la estrategia político-electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para controlar a los beneficiarios de los programas sociales, ellos conocen de nombre a cada persona que recibe un subsidio y saben dónde viven. Se dice que, durante la campaña, solamente se cambiaban el chaleco guinda del Gobierno Federal por el de Morena para realizar su labor de convencimiento a favor del voto para los candidatos de dicho partido.

Esa estrategia fue copiada a nivel estatal por el gobernador Mauricio Vila Dosal, pues a través de la Secretaría de Desarrollo Social a cargo, de Roger Torres Peniche, crearon el programa “Apoyo Seguro” en el año 2022 con la contratación de unos mil brigadistas, a quienes se les llamó los “Asistentes del Pueblo” y a quienes se les dio la instrucción de recorrer los “106 municipios de Yucatán para escuchar las necesidades de la gente, así como informar y llevar los esquemas estatales a cada rincón de la entidad”.

De hecho, en noviembre del año pasado, se pidió a dichos brigadistas “redoblar los esfuerzos para salir a hacerle sentir a la gente el apoyo” del Gobierno del Estado. En ese entonces, se informó que los brigadistas habían realizado, en un término de 11 meses, más de un millón y medio de visitas para promover programas de “23 dependencias estatales y más de 30 beneficios del esquema”.

Obviamente, la lectura política que se dio, en ese entonces, es que los Asistentes del Pueblo del Gobierno Estatal serían la contraparte de los Servidores de la Nación del Gobierno de la “4t” y…, nada que ver. Como dirían en mi pueblo: los Asistentes del Pueblo “desaparecieron del mapa” y no emularon la operación política de los Servidores la Nación.

¿No recibieron la instrucción de operar políticamente porque Renán Barrera fue el candidato a gobernador?

Lo dejo de tarea.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: