----------

EDITORIAL

 

¿SI GANA HUACHO LLEGA LA VIOLENCIA A YUCATÁN?

InicioHoy Escribe¿SI GANA HUACHO LLEGA LA VIOLENCIA A YUCATÁN?

Francisco Trubu/Sol Yucatán

La seguridad en Yucatán es un tema que preocupa con las campañas electorales y la gente tiene miedo que si Huacho gana, la violencia se apodere del estado como ha pasado en gran parte del país; en eventos en tierras del faisán y el venado, los yucatecos le han pedido seguridad a la candidata presidencial Claudia Sheinbaum y ella les ha dicho que no tengan miedo, que no llegará la violencia a Yucatán.

¿Entonces por qué tiene que decirle a la gente que no tenga miedo que no llegará la violencia a Yucatán?

Los yucatecos por muchos años hemos presumido tener una entidad tranquila, que no se le debe al gobierno de Mauricio Vila, ni a Saidén en la Secretaría de Seguridad Pública.

Los yucatecos somos gente pacífica, históricamente hemos vivido en paz por convicción y por conveniencia.

Claro que Mauricio Vila como buen chilango avecindado en Yucatán, vio un filón de mercadotecnia importante en el tema de la seguridad cuando el país se desangra en todos lados, excepto aquí y lo agarró como bandera para invitar a la gente a venir a vivir aquí.

Y vale la pena destacarlo porque Quintana Roo, uno de los estados más violentos del país convive con Yucatán, los yucatecos trabajan en toda la Riviera Maya y Cancún, para muchos es como irse de mojados a Estados Unidos, porque desde allá mantienen a su familia frente a los bajísimos salarios que pagan los empresarios en Yucatán, por eso no hay mano de obra local, y menos en los pueblos cercanos a los quintanarroenses.

Sin embargo, esa violencia está contenida, no ha migrado de forma generalizada a suelo yucateco, y no es porque la policía trabaje, sino por convicción de los yucatecos.

¿Y entonces porque tiene miedo la gente en la calle de que si Huacho gana llega la violencia a Yucatán?

La gente comenta que ya hay señales violentas y de inseguridad, pero acotadas a zonas donde el narcotráfico, la prostitución, venta de droga en giros negros se mueve todos los días. Ya es común leer noticias de golpizas, tableados o acuchillados en Kanasín que es parte de la zona metropolitana de Mérida y es donde se está moviendo la mafia del crimen.

Aunque la policía y la Fiscalía tapan los hechos violentos, también ya se sabe de ejecuciones en algunas colonias donde viene a vivir gente de fuera, muchos de ellos se brincan la frontera con Quintana Roo huyendo de que los maten por allá, pero de todas maneras vienen a matarlos aquí.

Hay robos en casas habitación en colonas populares del sur de Mérida, el sur profundo donde la pobreza sigue siendo el distintivo de las calles.

Y también ya existen tiendas de abarrotes, verdulerías, cervecerías y otros negocios que como si vivieran en Morelos, en Guerrero, en Ciudad Juárez, Tijuana o Matamoros, despachan con rejas de fierro a través de ventanitas para no ser víctimas de asaltos.

Eso no lo dice Mauricio Vila ni Saidén.

Pero las colonias populares viven tiempos de angustia porque la violencia está en sus calles, la inseguridad ya es una parte de su vida cotidiana. Tal vez todavía pueden jactarse de que no son los niveles de las ciudades que mencioné, y “por precaución” toman medidas de poner gruesos barrotes de fierro para no sumarse a las estadísticas violentas.

Por eso la gente tiene miedo de que Huacho gane y la poca tranquilidad que hay en las zonas populares se manche de sangre. No mentimos ni exageramos, nuestros lectores y amigos de esas zonas populares saben que lo que Sol Yucatán presenta está documentado, no tienes que mentir ni exagerar, simplemente narrar la verdad.

¿Abrazos y no balazos para Yucatán?

México en los últimos cinco años multiplicó sus niveles de violencia y las grandes mafias se han adueñado de las ciudades.

Es cierto que hay quienes critican el exceso de fuerza muchas veces innecesaria de la policía estatal, pero todavía muchas familias creen que eso los ayuda a estar en paz, todavía en muchas colonias populares la gente continúa saliendo con su mecedora, su banquito o su silla favorita a la puerta de su casa al caer la tarde para refrescarse y esperar al panadero, Yucatán es una tierra de tradiciones y costumbres.

Huacho al menos en su campaña acabó con los fundadores de Morena, a la gente respetable del partido guinda en sus colonias los dejó fuera para poder meter a sus cuates y manipular la campaña, privilegiando intereses que no han quedado claros, tiene una campaña oscura muy mal asesorada, los morenistas tradicionales que gustan de mantener las costumbres yucatecas familiares no están en su campaña, entonces ¿Quién y con qué intereses va a gobernar Yucatán si Joaquín Díaz Mena gana?

¿Tiene razón entonces la gente en la calle al creer que si Huacho gana, llega la violencia con él?

Conste que es una pregunta a la luz de lo que vive Yucatán y su capital Mérida, una ciudad hermosa que merece mantener sus tradiciones y cuidar la seguridad en las calles.

Síguenos en Google News

Te podría interesar: