Internacionales

SIGO VIVO, NO HE MUERTO, DICE EL PAPA

Redacción/Sol Yucatán

A sus 84 años, el papa Francisco fue intervenido en julio pasado para atenderlo de una estenosis diverticular, en el colon, en un centro asistencial de Roma según informó el Vaticano.

El Papa reaccionó muy bien a la cirugía, pero denunció que algunas personas del Vaticano lo «querían muerto», asegurando que se preparaban en el cónclave para elegir a su sucesor.

¡Vivo todavía», exclamó el pontífice cuando reunido con 53 jesuitas, el pasado 12 de septiembre durante su viaje apostólico a Eslovaquia, contestó a la pregunta de sobre su salud y recuperación.

El Papa, entre otras cosas, confirmó que la verdad asusta y caminar hacia delante con paciencia será la mejor virtud en estos tiempos.

De igual manera, habló sobre los migrantes, reconoció que como católicos debemos acogerlos. Defendió que es necesario acoger, proteger, promover e integrarlos a esta sociedad.

«Cada país debe saber hasta qué punto puede hacerlo. Dejar a los inmigrantes sin integración es como dejarlos en la miseria, equivale a no acogerlos».

Papa Francisco
Botón volver arriba