SOBERBIO Y CORRUPTO

Ex priistas convertidos en morenistas se comienzan a adueñar de las mejores posiciones al interior de la próxima administración estatal