LocalesPortada

SSP NO SIRVE PARA RESCATES: LA TUVIERON Y LA DEJARON IR

  • Lo más criticado fue que Yarizbeth Hidalgo Cordero, había bajado de lo alto de la torre de la CFE, en Ciudad Caucel, por una botella de agua, estuvo a un metro del suelo y la dejaron volver a subir, los policías solo se quedaron observando la escena, no actuaron. ¿Dónde quedó el factor sorpresa?
  • La tuvieron en sus manos pero, después de 6 horas de tensión en el rescate, se les cayó la mujer al no sujetarla con los protocolos que se aplican en estos casos. La sujetaron de la ropa, en vez de alguna parte del cuerpo
  • No hubo un plan estratégico, ni siquiera cuentan con una malla o inflable especial para este tipo de casos. Más de 50 elementos a la redonda y todos mirando el espectáculo

Redacción/Sol Yucatán

Mérida.- La ineptitud de los rescatistas de la Secretaría de Seguridad Pública fue exhibida en el fallido rescate de la señora Yarizbeth Hidalgo Cordero, oriunda de Veracruz, que se cayó de una torre de la Comisión Federal de Electricidad en Ciudad Caucel, a una altura de cerca de 40 metros.

La falta de capacitación de los servicios de emergencia quedó demostrado, ya que después de 6 horas de tensión en el rescate de la mujer, que pretendía aventarse desde una torre de la CFE en Ciudad Caucel, se les cayó al no sujetarla con los protocolos que se aplican en estos casos.

Los rescatistas ya habían alcanzado a agarrar a la mujer, pero en lugar de sujetarla de alguna parte del cuerpo, eso ya se debe saber desde la capacitación, la sujetaron de la blusa pero no resistió y se vino para abajo en una dramática caída que conmocionó a todo mundo.

No están preparados para algo así, agentes de la PEI estuvieron más entretenidos en acordonar el área, para lo que sí son buenos, y no intentaron dialogar.

La Secretaría de Seguridad Pública, que presume en eventos sus equipos de rescate, demostró que es puro espectáculo, pues en los hechos  no cuenta con el personal especializado para estos casos. Más de 50 elementos a la redonda y todos mirando el espectáculo, ninguno tiene los conocimientos y la preparación para entrar en acción.

NO SIRVEN

La Secretaría de Seguridad Pública y su equipo de Rescate y Siniestros quedaron como payasos al dejar morir a Yarizbeth, a quien tuvieron en sus manos y se les cayó en medio de los gritos de terror de las personas que presenciaban los hechos

Gastan millones de pesos en cámaras de vigilancia, unidades nuevas, lanchas, equipo de radiocomunicación, pero de nada sirve si no hay buena capacitación de sus elementos

Ante la situación trágica que se vivió la tarde del domingo 28 de noviembre, el equipo de rescate dejó mucho que desear. No pudieron salvar una vida, subieron al ay se va, no hubo un plan estratégico, ni siquiera cuentan con una malla o inflable especial para este tipo de casos, trajeron una lona publicitaria y al momento de las maniobras de rescate en las alturas, cuando los bomberos subieron, todo el personal se retiró del área de la torre.

Ningún elemento se quedó abajo para extender la lona barata que trajeron por sí la mujer caía. Al momento de la desgracia, cuando a los elementos de arriba se les escapó la femenina, nadie recibió a la víctima, a lo lejos se escuchó como los huesos de la mujer se rompieron, usaron la lona para tapar a la mujer, mientras recibían la orden de retirarla en ambulancia.

Yarizbeth estuvo a un metro del suelo y la dejaron volver a subir, los policías sólo se quedaron observando la escena, no actuaron.

El fallido rescate desató una nube de polémica y críticas por parte de la ciudadanía debido a su falta de capacitación en este tipo de situaciones de alto impacto.

También se habla del hermetismo que mostró la SSP ante sus propias anomalías. Sólo mandaron un boletín informativo como si fuera una burla, explicando que supuestamente implementaron todos sus protocolos internacionales y humanitarios.

Sin embargo, lo más criticado fue que Yarizbeth había bajado de lo alto de la torre por una botella de agua, estuvo a un metro del suelo y la dejaron volver a subir, los policías solo se quedaron observando la escena, no actuaron.

El otro cuestionamiento es que el hermano de la víctima le entregó el agua para que tomara y la tuvo a su alcance ¿por qué no la agarró? ¿Dónde estaba Luis Felipe Saidén Ojeda?, el superpolicía de Mauricio Vila, que cuando hay una tragedia acostumbra a ir a los escenarios para darse un baño de imagen.

Estos eventos de alto impacto no pasan todos los días en Yucatán, su deber era estar presente en el lugar de los hechos para coordinar a los cuerpos de seguridad y rescate, en compañía de personal especializado para estos casos.

CRÍTICAS EN REDES SOCIALES

“Y el gobierno de Vila bien que está cobrando muchos impuestos estatales pero no tiene ni una pinche manta para un rescate. Imagínense en un incendio de un edificio, cómo le harán para un rescate, pero bien que está puesto para cobrar. Invierten en estadios, venden terrenos y ni un jodido equipo de rescate”.

“Es correcto su punto de vista amigo, lo único que se vio en todo momento fue el desinterés por parte de los elementos, se concretaron más en hablar que en reaccionar. La pregunta aquí es ¿dónde quedó el factor sorpresa?, seguro ni saben su significado, la tuvieron a la mano y la dejaron ir”.

“A él deberían de encarcelar, por no capacitar a su gente más que para robar, en eso sí tienen experiencia”.

“Exactamente, porque no la detuvieron, en lugar de haber estado tomándole fotos, tan siquiera alguien se viera acercado a hablarle o convencerla”.

“Tal parece que la gente ya está abriendo los ojos y ya no cree en las mentiras de este Gobierno, y mucho menos de la Policía, pues poco a poco han demostrado ser incapaces e ineficientes, últimamente se han visto involucrados en eventos donde en vez de ayudar, cometen errores y siempre es el mismo problema, la falta de capacitación a su personal, desde la falta de tacto hacia la ciudadanía, como la manera de operar, parece ser que estar metidos en problemas con la delincuencia les preocupa más”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba