TENSIÓN EN CAMPAÑA DE RENÁN

No se descarta la posibilidad de que Barrera Concha sea “bajado” de la contienda. Liborio Vidal estaría en una posición de brazos caídos y posiblemente de abierta operación a favor de Huacho Díaz, debido a los múltiples desencuentros con Barrera Concha.

0
675

José González / Sol Yucatán

Liborio Vidal estaría en una posición de brazos caídos y posiblemente de abierta operación a favor de Huacho Díaz, debido a los múltiples desencuentros que con Barrera Concha ha sostenido en los últimos días, que han sido los del inicio de la campaña del panista, por la cerrazón de éste a incorporar de lleno la estructura del Secretario a la campaña, y reconocerle su verdadero peso político.

En los corredores cercanos al PAN ha trascendido que la postura de Renán Barrera ha significado un obstáculo difícil de sortear para todos aquellos que no forman parte del primer círculo del pupilo de Correa, lo que incluye sin lugar a dudas a Liborio Vidal, secretario de Educación y favorito del gobernador Vila, quien se mantiene en las filas azules porque no se descarta la posibilidad de que Barrera Concha sea “bajado” de la contienda, debido a su gris arranque por el rechazo que tiene en los municipios del interior del estado, pero principalmente porque en cualquier momento se espera sea inhabilitado por un juez federal, motivado por el desacato que mantuvo en cuanto al juicio de la terminación anticipada del contrato de las luminarias, en el que resultó derrotado legalmente y fue obligado a pagar, cosa que nunca hizo en sus nueve años de gestión, por lo que dicen los cercanos al PAN, es muy posible que antes del inicio formal de las campañas los tribunales lo dejen fuera.

La animadversión con Vidal Aguilar le ha generado al precandidato muchos tropiezos, especialmente porque su postura de minimizar la fuerza territorial del político vallisoletano, le ha ocasionado que se exprese de manera despectiva de él y de su equipo, manifestando en público y en privado, que su aportación para su eventual triunfo sería mínima, por lo que no considera otorgar espacios para el equipo del expriísta.

Esta situación habría llevado a la decisión de Liborio Aguilar de dejar solo al coordinador del equipo PAN y pactar con los elementos de “juntos hacemos historia”, para llevar a Joaquín Díaz a la gubernatura, ya que se comenta que ha logrado, a pesar de estar en equipos diferentes, mayor apertura y reconocimiento a su valor de movilización política. En los pasillos del PAN, hay alarmas  prendidas porque de seguir igual la actitud de su abanderado, en lugar de sumar voluntades diariamente, va en sentido inverso, enemistándose con la gente de su propio partido y también con la de los partidos aliados, como lo son el PRI y el PRD.