----------

― Advertisement ―

APUESTA A LA CORRUPCIÓN

Prácticamente fue un dedazo porque nunca se dieron a conocer las cifras de las supuestas encuestas que se realizaron entre los yucatecos. Fue una...

¡REMATE SEXENAL!

VIOLENTAN A INFANTES

¡TIEMBLA LA ALIANZA!

InicioLocales¡TIEMBLA LA ALIANZA!
  • En la elección de 2018, Ramírez Marín arrasó en la elección para el Senado: Obtuvo 428 mil 56 votos, superó por más de 45 mil votos a la coalición del PAN-MC y PRD y apenas 20 mil votos menos que Mauricio Vila

Redacción/Sol Yucatán

La incursión de Jorge Carlos Ramírez Marín a las filas del partido Verde Ecologista de México hace temblar a la alianza PAN, PRI y PRD y a sus “candidatos”, esto ante la posibilidad de que el Senador sea el posible candidato de la coalición Verde-PT y Morena al gobierno del Estado.


La “marca” Ramírez Marín es bien conocida no sólo en Yucatán, sino en diversos estados de la República por el trabajo incansable realizado, hace unos años, cuando fungió como secretario federal de la Sedatu.


Otro punto a su favor, es que en la elección de 2018, Ramírez Marín arrasó en la elección para el Senado: Obtuvo 428 mil 56 votos, superó por más de 45 mil votos a la coalición del PAN-MC y PRD y apenas 20 mil votos menos que Mauricio Vila Dosal, quien ganó la elección para gobernador.


Ramírez Marín tiene una estructura en los 106 municipios de Yucatán que seguramente lo respaldarán en la elección interna y para el Gobierno del Estado, donde busca ganar para la 4T la gubernatura de Yucatán.


Ante esta situación, el PRI de la mano de Gaspar Quintal Parra, actual presidente estatal del PRI, inició una campaña de desprestigio donde lo ha llamado traidor y cobarde.


Sin embargo, esta se debe al temor de que Ramírez Marín derrote al candidato de la Alianza del PRIAN, que será Renán Barrera Concha, acusado de corrupción y que pasará a la historia por ser el edil que más ha endeudado a los meridanos, al contraer una deuda histórica de más de 1 mil millones de pesos.


En los años recientes, muchos han dejado al PRI con la finalidad de buscar un salvavidas ante el hundimiento del partido, entre ellos la ex gobernadora priísta Ivonne Ortega, Víctor Cervera Hernández, hijo de don Víctor Cervera Pacheco, Mauricio Sahuí Rivero, quien en el 2018 fue candidato del PRI al Gobierno, Mario Peraza y Carmen Navarrete, ambos diputados federales por Morena.


Ante la migración de estos personajes a Movimiento Ciudadano y a Morena, nadie hizo un escándalo político y linchamiento mediático.


De igual manera, trascendió que la estrategia mediática de desprestigio es comandada desde Palacio de Gobierno y desde el Congreso de Yucatán por parte del diputado Gaspar Quintal, el “llamado” es restarle poder político a Ramírez Marín, a quien ven como un serio peligro para arrebatarle el poder en la elección del próximo año.