----------

― Advertisement ―

NEGOCIO DE CERVEZAS, ¿Y EL IDEY?

El director del Deporte, Carlos Sáenz, abrirá dos agencias de cervezas, pero el funcionario supervisa sus negocios fraudulentos en horas de trabajo, en un...

IDENTIFICAN A ESTAFADOR

TILDAN DE CHISMOSO Y ARGÜENDERO A RENÁN BARRERA

InicioLocalesTILDAN DE CHISMOSO Y ARGÜENDERO A RENÁN BARRERA
  • Habitantes de la colonia Bojórquez y del fraccionamiento Yucalpetén tildaron de chismoso al alcalde Renán Barrera Concha, ya que el operativo de limpieza de pozos pluviales y sistemas de drenaje efectuado hace dos semanas nunca llegó a la escuela “Manuel Gutiérrez Nájera” ni al Parque Ecológico de Poniente.

Redacción/Sol Yucatán

Vecinos de la colonia Bojórquez y del fraccionamiento Yucalpetén tildaron de mentiroso, chismoso y argüendero al alcalde Renán Barrera Concha, ya que el operativo de limpieza de pozos pluviales y sistemas de drenaje efectuado hace dos semanas nunca llegó a la escuela “Manuel Gutiérrez Nájera” ni al Parque Ecológico de Poniente.

Por ende, en las calles de dicho plantel de educación primaria así como a las del centro recreativo, en especial, donde está la fuente, hay un total de 12 pozos pluviales, rejillas de las zanjas y sistemas de drenaje, totalmente obstruidos, debido a la falta de mantenimiento por parte del Ayuntamiento de Mérida.

Para el colmo, el pasado 24 de marzo, la Dirección de Servicios Públicos Municipales desplegó cuadrillas de trabajadores para mantener el correcto funcionamiento de los pozos pluviales y sistemas de drenaje de la Bojórquez y de Yucalpetén, pero nunca limpiaron las seis rejillas de las zanjas que están en la calle 116 A entre 65 y 69 del fraccionamiento Yucalpetén, ubicados a un costado de la escuela primaria.

Incluso, de acuerdo con los padres de familia de este colegio, en la mera esquina de la escuela, en la calle 116 A con 67 hay un pozo pluvial que está totalmente obstruido desde hace más de ocho años, a pesar que se solicitó al Ayuntamiento la limpieza del misma, y en aquel entonces, era el primer trienio de Barrera Concha.

“El lodo acumulado por el paso de los años ha provocado que ya no se vea el orificio del pozo pluvial, por esto, muchas veces pasa por desapercibido, pero si se hace un buen trabajo de limpieza de las acercas, se volverá a apreciar”, comentaron.

De igual forma, desde hace más de cuatro años que el drenaje ubicado en la calle 69 entre 116 A y la avenida Circuito Colonias que no tiene mantenimiento, por lo que ahora se confunde con “maceteros” instalados a un costado de la cinta asfáltica.

Los afectados aseveraron que el problema lo reportaron en 2018, cuando iniciaba el segundo trienio de Barrera Concha, y hasta el momento no hay respuesta alguna.

Debido a la irresponsable actitud del concejal, cuando llueve se forman grandes charcos, y los más afectados son los alumnos así como las numerosas familias que acuden al parque, pues corren el riesgo de resbalar, o que sean mojados por conductores de vehículos, etc.

De los cuatro drenajes que hay a un costado de la fuente, tres están completamente tapados, y de entre la estructura metálica sale maleza, y desafortunadamente, personal del Ayuntamiento de Mérida sólo quita la vegetación pero no el loco acumulado ni la basura que hay en el interior.

Los inconformes vieron con esperanza el anuncio de Barrera Concha de que el 24 de marzo, una cuadrilla de trabajadores acudiría a Juan Pablo II, Bojórquez y Yucalpetén, pero estos nunca llegaron a las calles antes mencionadas.

Ese día, el Ayuntamiento de Mérida emitió un boletín de prensa, donde dio a conocer el operativo, en el cual se estableció que “con el objetivo de reducir los posibles encharcamientos luego de las afectaciones de la lluvia de este jueves 24, el Municipio mantiene al personal de los departamentos de Drenaje de las zonas Poniente y Oriente realizando recorridos de supervisión en distintos puntos de la ciudad”.

Aunque aún no se han recibido reportes ciudadanos de calles encharcadas, el departamento de Drenaje de la base poniente ha realizado desagües en algunas colonias, como Juan Pablo II, Bojórquez y Yucalpetén, las cuales fueron detectadas por supervisores del departamento durante sus recorridos.

En el comunicado de informó que “se detectó que algunos encharcamientos fueron generados por basura en las rejillas de las zanjas, las cuales fueron limpiadas por las cuadrillas, lo que permitió que funcionarán de manera correcta”.

Pero la labor municipal nunca llegó a las calles de la escuela primaria ni al popularmente conocido Parque Hundido del Poniente.