Locales

TIZIMIN: COMUNA SALIENTE DEJA DEUDA DE MÁS DE 1.6 MILLONES A LA CFE

A consecuencia de un adeudo por un millón 648 mil pesos, la Comisión Federal de Electricidad amenazó al Ayuntamiento que presidió Mario González con cortarle el suministro eléctrico al palacio municipal y en dependencias que se ubican en las comisarías.

La Comuna tizimileña se desatendió de los pagos causando un acumulamiento hasta llegar a casi dos millones de pesos. La próxima administración que presidirá Pedro Couoh tendría que afrontar el problema de no contar con energía eléctrica.

Este adeudo fue solapado por el tesorero Helberth Sánchez. Hasta el momento la comuna no ha informado si cubrirá esa deuda con la CFE antes de entregar de manera formal al nuevo ayuntamiento.

La comuna actual no ha dado informes del porqué no pagó ese consumo en electricidad, si hasta el último día de administración han recibido sus participaciones y es su obligación cumplir con el pago de adeudos y responsabilidades con la ciudadanía.

Como se recordará, el alcalde Mario González fue denunciado por entregar una obra para pavimentar a su amigo Carlos Adrián Quiroz Osorio, quien construyó sin estar licitado el proyecto.

La convocatoria salió publicada el pasado 6 de abril, para que se licitará en la fecha antes mencionada, pero como “buen” alcalde entregó la obra antes de tiempo a la empresa de “Zapote” Quiroz.

Entre más irregularidades cometidas por Mario González, se denunció el fomento del alcoholismo y el clandestinaje en las comisarías.

Han sido muchos los escándalos que González González ha protagonizado en Tizimín durante su administración, al menos así lo denunciaron los habitantes.

“Es un secreto a voces que la autoridad municipal conoce dónde están ubicadas y quiénes administran las casas que cantineros han habilitado de manera clandestina durante esta pandemia, donde hay venta ilegal de bebidas alcohólicas e instalaron bares en forma, que carecen de permiso de funcionamiento” expresaron los vecinos inconformes de Tizimín.

Así también, en su momento acusaron al primer edil de ser un incongruente, ya que en sus redes promueve el cuidado de la salud anti el Covid-19, pero promueve el alcoholismo y el clandestinaje en las comisarías.

Incluso el alcalde, cuando se siente descubierto, hace “la finta” desmantelando temporalmente una que otra cantina, pero tiempo después estas vuelven a abrir.

El presidente municipal hasta promueve el alcoholismo en los jóvenes de las comisarías, en fines de semana organizó eventos deportivos, en los que ofreció su tanda y regala cartones de cerveza a la gente.

La ciudadanía señaló que el presidente municipal abandonó durante más de dos años al municipio, al grado que los habitantes tenían que realizar los trabajos y solamente cuando hizo campaña para su reelección distribuyó apoyos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba