Portada

TREN MAYA, RUTA DEL FENTANILO

*Decenas de kilogramos de cristal y fentanilo se mueven en las residencias de obra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en los tramos del tren maya de la Península de Yucatán

*Todo al amparo de la CFE y a la vista de las autoridades policiacas y de procuración de justicia, haciendo uso de las instalaciones de la propia dependencia y de vehículos utilitarios para transportar droga y dinero producto de la venta de enervantes

*Está gran red de corrupción está liderada presuntamente por Marco Antonio Loya Izaguirre, funcionario de Felipe Calderón enquistado desde el 2004 en la residencia de CFE división peninsular

Alfredo Griz Cruz/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Mérida.- Decenas de kilogramos de cristal y fentanilo se mueven en las residencias de obra de la Comisión Federal de Electricidad y en los tramos del Tren Maya de la Península de Yucatán, esto tras los señalamientos de distribuidores de drogas del CJNG quienes aducen que los ingenieros residentes encargados de dichas obras les habían prometido y vendido las rutas donde pasaría el tren y ahora sirven al Cártel de Sinaloa.

De acuerdo al señalamiento, Marco Antonio Flores Núñez, a través de José Manuel Tziu, otro ingeniero de dicha paraestatal, varios de sus allegados y una ex colaboradora, son señalados como los que operaron la venta de dicha plaza, lo cual arrojaría ganancias millonarias al CJNG, pero también a los empleados e ingenieros de dicha paraestatal, la cual no se ha caracterizado por ser un ejemplo de efectividad y productividad, si no por el contrario, un nido de delincuentes, un centro de prostitución y ahora una guarida de narcotraficantes.

Un audio que obra en poder del reportero, deja ver la trama delincuencial que dicho ingeniero en compañía de una empleada de confianza y varios de sus subalternos trazaron toda una ruta de cristal y fentanilo, en los tramos de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, todo al amparo de la CFE y a la vista de todas las autoridades policiacas y de procuración de justicia, haciendo uso de las instalaciones de la propia CFE y de vehículos utilitarios para transportar droga, dinero producto de la venta de enervantes, y la declaración de nuestra fuente, a veces hasta sicarios disfrazados de trabajadores de la paraestatal, quienes son los que se encargan de distribuir, vender y cobrar todo lo referente a las drogas que se comercializan en dichos tramos.

GUARDIA NACIONAL

Sin embargo, a finales de noviembre del 2022, Marco Antonio Flores Núñez envió una misiva a través de su empleada de confianza para que dejaran de ejercer la actividad, señalando que era porque había un poco más de presencia de la Guardia Nacional en dichos tramos, acusó de forma expresa nuestro entrevistado de nombre Luis Clemente, y quien dijo pertenecer al CJNG.

El narcotraficante entrevistado señaló que el ingeniero en cuestión les vendió la plaza y fue una empleada de confianza, el jefe de personal de la residencia y otro empleado, de iniciales J.M, quienes operaron las reuniones para negociar, sin embargo, a partir del mes de noviembre, les dijeron que por la presencia de la Guardia Nacional no podrían seguir llevando su producto, pero se dieron cuenta que había personal del Cártel Jalisco ya en el lugar, haciéndose cargo de la venta de Cristal Y Fentanilo, lo que provocó que le reclamen los muertos de Chikindzonot, en julio del 2022, los cuales hicieron creer que los llevaron de Quintana Roo a Yucatán, para despistar a la Fiscalía general del Estado de Yucatán

La fuente informativa revela que por lo menos 5 de los ocho cadáveres pertenecían al CJNG y fueron ejecutados por el Cártel de Sinaloa a petición de Marco Antonio Flores Núñez y sus jefes, esto sucedió el 26 de junio del mismo 2022, pocos semanas antes de que mandaran a ultimar a este reportero.

El entrevistado mencionó que las órdenes fueron de Marco Antonio Loya Izaguirre y Marco Antonio Flores Núñez, tanto como para los ejecutados del 26 de junio como para ordenar la ejecución de quien suscribe, que se trató de llevar a cabo poco tiempo después, misma que quedó denunciada en la Fiscalía General de la República y misma que quedó asentada en la carpeta de investigación FED/FEMDH/FEADLE-YUC/0000646/2022 y de la cual pues siguen de forma lenta las indagatorias de la propia fiscalía.

En ese tenor es importante aclarar que el entrevistado fue quien ubicó a este periodista y tras una serie de medidas de seguridad se concertó una cita en el centro comercial paseo 60 de la ciudad de Mérida, esto en el mes de agosto del 2022, donde finalmente y sin tapujos, fue revelado la forma de operar de dichos delincuentes desde CFE

Aunado a esto, el audio menciona que además de todos estos delitos en los tramos de construcción del Tren Maya, los ingenieros aludidos y sus cómplices, tienen participación en el comercio de toda la riqueza oculta de la zona, es decir, tráfico de piezas arqueológicas, tráfico de especies, de maderas preciosas, todo en conjunto con las empresas subcontratados de dichos tramos, que obvio son de amigos y conocidos y al amparo del crimen organizado y con la venia de las autoridades federales.

Regresando al tráfico de droga, en los tramos del Tren Maya es importante mencionar que la CFE mantiene un silencio total respecto a los señalados, a decir de una fuente interna de la Comisión Federal de Electricidad, no quieren despedir a nadie porque sería aceptar que si están coludidos con el crimen organizado, que si es un centro de prostitución, que es una agencia de colocaciones de amantes y prostitutas a través del sindicato, que lucran con piezas arqueológicas, trafican especies y maderas preciosas, es decir, aceptar todo lo señalado y tendrían que caer muchos funcionarios de nivel más alto, por lo que están como se dice en el argot periodístico, aguantando a que pase la tormenta.

UNA RED DEFINIDA

Pero la red de corrupción está liderada por Marco Antonio Loya Izaguirre, funcionario de Felipe Calderón enquistado desde el 2004 en la residencia de CFE división peninsular; Marco Antonio Flores Núñez, incondicional y mano derecha en varias negociaciones con el crimen organizado y con empresarios constructores; Víctor Manuel Tziu, encargado de tejer contratos y recibir dinero por la entrega de contratos de obra y de operar con los subcontratistas del Tren Maya; Lisandro Lizama, líder sindical y quien hace presión a los colaboradores que no tienen base para que sigan operando esta red de corrupción, y su sobrina Landy Lizama, quien cuenta con una plaza y junto a otra colaboradora quien en su momento fue nuestra fuente, es la encargada de proveer mujeres y edecanes (prostitutas) para los ahora señalados y de ayudar a enquistar junto al jefe de personal a las amantes de estos.

El eslabón clave es Víctor Manuel Tziu, quien es el encargado de operar muchos de los contratos y que en su momento la fuente interna, proporcionó un disco duro externo del propio ingeniero y una computadora lap top color gris, propiedad de dicho ingeniero, donde es evidente todo lo señalado, información que, por razones lógicas, se está esperando la referente cadena de custodia de la autoridad ministerial y los peritajes correspondientes.

Referente a Víctor Manuel Tziu, es el que tiene el perfil más bajo de todos los involucrados, el dinero producto de sus actividades delictivas no lo tiene registrados en cuentas de banco y ha tenido el cuidado no abrir más cuentas en instituciones bancarias, más que en Bancomer que es la que usa para el pago de su nómina, sin embargo, los demás están siendo ya investigados sobre sus activos porque el estilo de vida que llevan no corresponde al salario que ganan.

También se está solicitando una indagatoria por enriquecimiento ilícito, desvío de recursos y operación con recursos de procedencia ilícita, todos delitos federales que también recae en el delito de crimen organizado, dado que la ley en esa materia señala que Conforme el artículo 16, 9.º párrafo, de la Constitución se entiende por delincuencia organizada a “una organización de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma permanente o reiterada, en los términos de la ley de la materia”.

Es prudente señalar también que en esta trama de delitos federales, está involucrado el sindicato de la CFE, quienes tienen conocimiento de todo y no han ni siquiera levantado un acta administrativa en contra de varios de los señalados, quienes ni siquiera tiene su plaza de base, es decir son trabajadores que cada tres meses les rehacen su contrato para no generar antigüedad y los liquidan para volverlos a contratar, una forma de tenerlos bajo el control del sindicato y puedan servir a sus intereses, ya sea en el caso de las señaladas sirviendo como prostitutas dentro de la residencia, consiguiendo mujeres para el líder sindical o los ingenieros en cuestión, tal y como se ha mencionado y probado ya en otras entregas y que dicha información ya consta en carpetas ministeriales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba