NarcotráficoReportajes Especiales

TRIUNFO DE MORENA INCREMENTA PODER DEL CÁRTEL DE SINALOA

  • Tras los comicios del 6 de junio y la victoria de los abanderados del partido de Andrés Manuel López Obrador, el poder criminal y político que logró el cártel se incrementó exponencialmente y explica el grado de impunidad con el  que cuentan sus líderes
  • Actualmente el Cártel de Sinaloa está construido en cuatro bloques: Uno lo dirigen los hijos de Guzmán Loera, otro Aureliano Guzmán –hermano de “El Chapo” –, uno más Ismael “El Mayo” Zambada y un cuarto estaría bajo el control de Rafael Caro Quintero

Ricardo Ravelo/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

(Segunda de seis partes)

Ciudad de México.- El Cártel de Sinaloa es considerado el más poderoso del mundo, pero su poder en México se incrementó tras las elecciones del pasado 6 de junio, cuando los abanderados de Morena lograron el triunfo electoral en Sinaloa, Sonora, Baja California, Michoacán y Guerrero, corredores importantes del crimen organizado y territorios controlados por la organización criminal que encabeza “El Mayo” Zambada.

Este poder criminal y político convirtió a Sinaloa en un grupo intocable. Esto explica la impunidad con la que se manejan sus principales miembros, entre ellos los hijos de “El Chapo” Guzmán –Ovidio, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán–, herederos del imperio construido en el año 2001, cuando Guzmán Loera se fugó del penal de Puente Grande, Jalisco, a días de que el entonces presidente de la República, Vicente Fox, tomó posesión de su cargo.

Actualmente el Cártel de Sinaloa está construido en cuatro bloques: Uno lo dirigen los hijos de Guzmán Loera, otro Aureliano Guzmán –hermano de “El Chapo” –, uno más Ismael “El Mayo” Zambada –aunque la DEA sostiene que es el verdadero jefe– y una cuarta ala estaría bajo el control de Rafael Caro Quintero, liberado por las autoridades en el año 2013.

SINALOA: PODER SIN LÍMITES

Después del proceso electoral del 6 de junio, en el que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) lo ganó casi todo, el Cártel de Sinaloa se posicionó en territorios que anhelaba, pero que no podía controlar debido a la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), su acérrimo rival.

Ahora, con los triunfos de Morena en Sinaloa, Sonora y Baja California, el cártel que comanda Ismael “El Mayo” Zambada se colocó como la primera fuerza criminal en la zona norte del país y, a través de diversas alianzas, ahora domina todo ese corredor, uno de los más importantes en el tráfico de drogas –entre ellas cocaína, heroína, drogas sintéticas y fentanilo–, así como el tráfico humano, otro de los negocios boyantes de esa organización criminal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba