----------

― Advertisement ―

A LA BASURA LOS MILLONES DE PESOS INVERTIDOS POR RENÁN BARRERA EN LAS CICLOVÍAS

*Las ligeras lluvias que han caído sobre Mérida en las últimas horas, dejaron en evidencia la nula calidad de los materiales con las que...

LOS DESAPARECIDOS DE YUCATÁN

¡VILA PROTEGE A ROLANDO!

InicioPortada¡VILA PROTEGE A ROLANDO!

 

*El Parque Metropolitano “Paseo Henequenes” costará más de 242 millones de pesos, pero hay múltiples irregularidades tanto en el presupuesto presentado por Mauricio Vila, como en el informado por el ex mandatario Rolando Zapata Bello

*Impera la opacidad de los 38 millones destinados para el auditorio, Zapata Bello solamente dio cuentas de 8 millones 803 mil 579.87 pesos, en la página de Transparencia

*En la segunda etapa, Rolando pagó 27 millones de pesos, únicamente para el alumbrado, una cifra inexplicable y Vila anuncia exorbitante inversión por más de 177 millones para la tercera etapa; El banderazo de inicio lo dio el 17 de noviembre pasado, pero el convenio fue firmado 40 días antes

*Para  colmo, la obra está inconclusa y deja mucho que desear: A leguas se ve que es de baja calidad y eso que sólo costará unos 40 millones menos que el Foro GNP

 

Redacción/ Sol Yucatán

 

Mérida.– Al anunciar Mauricio Vila Dosal que retomará los trabajos para la tercera etapa del Parque Metropolitano de Francisco de Montejo, “Paseo Henequenes”, ha salido a la luz que al parecer el ex mandatario Rolando Zapata Bello y el actual Gobernador caminan juntos de la mano, pues entre ambos han gastado más de 116 millones 638 mil 152.54 pesos.

Esto, sin toma en cuenta lo que supuestamente falta por invertir en la obra, ya que se contempla un oneroso gasto total superior a los 242 millones de pesos. Como si ambos se hubiesen puesto de acuerdo para despilfarrar el erario público.

En su momento, durante el sexenio de Rolando Zapata Bello, el entonces gobernador yucateco, al inaugurar la obra del parque lineal metropolitano “Paseo Henequenes”, anunció que el Estado contaría con otro pulmón verde para fortalecer la sustentabilidad y preservación del entorno ecológico, destinado para que niñas, niños, jóvenes y adultos realicen actividades físicas y convivan en armonía con la naturaleza.

Indicó, también, que este parque se sumaría al lineal metropolitano “Paseo Verde”, al Ecológico Metropolitano del Sur “Yumtsil” y al complejo de diversiones “Baxal Ja’”, por lo que el territorio tendría ahora cuatro puntos referentes para la recreación y responsabilidad con el medio ambiente.

Así, dio el banderazo de inicio para la primera etapa de este espacio ubicado en el fraccionamiento Francisco de Montejo, en el que en ese entonces se invirtieron entonces más de 38 millones de pesos provenientes del Fondo Metropolitano de la entidad.

Lo que llama la atención de esto, es que, en la Plataforma Nacional de Transparencia únicamente se reporta una inversión de 8 millones 803 mil 579.87 pesos.

Así, una vez más dejan mucho que desear las autoridades yucatecas en materia de transparencia y la población le formula una simple pregunta, a manera de reclamo, al ex mandatario estatal: ¿Qué pasó con los 29 millones 196 mil 420.13 pesos restantes que supuestamente serían invertidos en la primera etapa de “Paseo Henequenes”?

Ahora bien, lo que en su momento y hasta la fecha parece increíble, es que posteriormente, en la segunda etapa, Zapata Bello dio la autorización para poner en marcha la instalación del sistema eléctrico, con recursos por 27 millones 195 mil 523.92 pesos, que supuestamente contribuiría a la iluminación de este nuevo sitio en su totalidad, y así garantizar la seguridad e integridad física de los usuarios; sin embargo, esta suma es exorbitante, si se toma en cuenta que sólo está destinada para el mencionado sistema eléctrico.

Incluso lo anterior fue reafirmado por el ex diputado Pablo Gamboa Miner, quien expresó que se trataba de una inversión de más de 27 millones de pesos, para dar continuidad a la obra empezada en compañía de los colonos.

Pablo Gamboa, también recordó que la nueva inversión se suma a los más de 38 millones de pesos que para la primera fase se invirtieron, incluyendo la edificación del auditorio cultural.

Es verdad que el titular del Ejecutivo giró indicaciones para que, como parte de las labores de infraestructura eléctrica, se coloque iluminación en el campo para actividades deportivas, así como una lona que brinde sombra, pero lo que es increíble es que para este encargo se hayan destinado más de 27 millones de pesos, una cantidad exagerada sólo para la iluminación del lugar.

¿QUÉ ESCONDE VILA?

Lo que todavía es más lamentablemente, es que hasta el día de hoy el “Paseo Henequenes” permanece inconcluso y sólo ha representado un despilfarro de recursos del erario público, del dinero de la población yucateca, por más de 116 millones 638 mil 152.54 pesos.

Por si fuera poco, la obra inconclusa se encuentra en total olvido, pues tras un recorrido por la zona se pudo observar que efectivamente se cuentan con áreas deportivas tales como canchas, un campo y un lugar específico para la caminata o para correr.

Sin embargo, también se pudo constatar que las instalaciones simplemente no son la gran cosa. El lugar luce como cualquier otro parque y no refleja que hasta el momento se haya invertido en la obra más de 116 millones de pesos.

Los espacios de “Paseo Henequenes” se encuentran abandonados, pues la pintura está totalmente descuidada y hay varias zonas de las gradas que a leguas se ve que necesitan mantenimiento.

Por otro lado, al parecer los más de 27 millones de pesos invertidos en la iluminación fueron a parar a otro lado, pues las luminarias del sitio sólo sirven a duras penas, ya que definitivamente no cumplen con su cometido, dan muy poca luz. Prácticamente todos los espacios del lugar se encuentran en la misma situación.

“Deberían de invertir parte de esos millones en la restauración de este parque, la verdad sí se encuentra abandonado en lo que cabe”, expresó con molestia un vecino del rumbo.

Así, la sociedad yucateca ya duda de la veracidad y responsabilidad de las autoridades, pues si se toma en cuenta que finalmente se invertirán más de 242 millones de pesos en la obra “Paseo Henequenes”, las instalaciones, por mucho, no reflejan el monto de la inversión, que, por cierto, apenas es menor a la que se requirió para la construcción del Foro GNP, antes Coliseo de Mérida, en el que se gastaron 280 millones de pesos, es decir, sólo hay menos de 40 millones de pesos de diferencia, pero una diferencia abismal entre ambas obras.

Es más, hasta el momento, en lo realizado de la obra, las instalaciones tienen una fachada con una calidad muy por menor a otras obras realizadas y funcionales en otros puntos del Estado, como por ejemplo la Unidad Deportiva o el Centro Acuático, ambos ubicados en Ciudad Caucel, cuyas instalaciones son completamente funcionales, a simple vista de una excelente calidad y eran sumamente concurridas antes de la emergencia sanitaria.

Así, una vez más ha quedado demostrado que el gobernador Mauricio Vila Dosal, junto con su predecesor, Rolando Zapata Bello, tienen mucho que esconder y todavía más que aclararle al pueblo yucateco, puesto que en documentos en poder de Sol Yucatán se pudo corroborar que, de los 51 millones 442 mil 628.62 pesos invertidos hasta el momento en la tercera etapa del Parque Metropolitano.

25 millones 278 mil 449.86 pesos serán invertidos en módulos dobles y juegos, 5 millones 709 mil 068.27 pesos en el frente de la cancha de usos múltiples y 20 millones 455 mil 110.49 pesos en frentes preliminares y obras complementarias, pero llama la atención que los papeles fueron firmados desde el 7 de octubre.

Sin embargo, la obra fue retomada el 17 de noviembre pasado, es decir, más de un mes después.

Entonces, en poco más de 30 días, ¿a quién le rindió cuentas Vila Dosal? ¿Por qué esperó ese lapso de tiempo para dar el banderazo de inicio? ¿Tendrá algún convenio o intereses ocultos?

Por otro lado, como se mencionó con anterioridad, en la primera etapa de la obra Rolando Zapata Bello informó que se realizaría un gasto de 38 millones de pesos, sólo para la construcción del auditorio, pero en la Plataforma Nacional de Transparencia únicamente hay un documento probatorio por un gasto de 8 millones 803 mil 579.87 pesos. Entonces ¿A dónde fueron a parar los 29 millones 196 mil 420.13 pesos restantes?

DESPILFARRO DE RECURSOS DE VILA

Ahora bien, resulta inaudito que, en plena contingencia sanitaria, el gobernador Vila Dosal esté más al pendiente de sus intereses personales, disfrazados con el pretexto de reactivar la economía local, generar empleos y, por supuesto, lucirse a sí mismo, que en implementar medidas de salud para combatir un nuevo repunte en los casos de Coronavirus en el Estado.

Sin embargo, ha hecho caso omiso a la pandemia por la que atraviesa el mundo entero, dejó a un lado el tema de salud y ha optado por retomar la obra del Parque Metropolitano en su tercera etapa, para la cual anunció que se invertirán 177 millones de pesos.

Al respecto, la población ha confirmado su rotundo rechazo para con la obra del “Paseo Henequenes”, pues Sol Yucatán se dio a la tarea de entrevistar a numerosas personas, quienes dieron sus opiniones.

Al parecer, la gente ya no confía en las obras del Gobierno Estatal, ya que varias personas expresaron que las autoridades ponen otra cantidad de dinero distinta a la que informan, y mientras el pueblo exige cuentas claras; además, muchos indicaron que luego de un par de años las obras quedan en pésimo estado a falta de mantenimiento, pues acaban en el olvido.

“Dicen que este nuevo parque tendrá baños y un auditorio; para qué, si no se pueden hacer eventos o más bien no se debería, el mismo Gobierno es un irresponsable en esta pandemia”, indicó una vecina del rumbo, quien pidió permanecer en el anonimato.

“Claro que no se debería de hacer el parque, cómo se atreven a construirlo en plena contingencia, lo único que van a provocar es aglomeraciones cuando ya se haya concluido la obra”, reprochó el señor Jorge R. También hubo gente que replicó la enorme cantidad de dinero que se invertirá en esta obra.

“Más de 170 millones de pesos es demasiado dinero, da mucho de qué pensar”, señalaron más vecinos del fraccionamiento Francisco de Motejo.

“Vila siempre se queja que le recortan el presupuesto y de repente hace parques de muchísimos miles de millones de pesos, entonces está raro, uno ya no sabe si creerle o no”, nos comentó don Víctor H., quien añadió: “¿Será que tiene chapa de oro los asientos o por qué costarán tanto?”.

De esta forma, las opiniones fueron muchas, pero el rechazo generalizado hacia la construcción del “Paseo Henequenes” fue rotundo. No cabe duda que es demasiado extraño los millones de pesos que se están invirtiendo en la obra.

Sin embargo, el 17 de noviembre pasado, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, dio el banderazo de inicio a la tercera etapa de la obra del parque metropolitano, conocida como “Paseo Henequenes”, en el fraccionamiento Francisco de Montejo.

Supuestamente el proyecto abarcará una longitud de 5.3 kilómetros, cerca de 49 hectáreas y recorrería las colonias Amapola, Lindavista, Paseo de Chenkú, Magnolias, Cámara de la Construcción y Francisco de Montejo.

De igual forma, se informó que, para esta tercera etapa, el Gobierno invertirá la exorbitante cantidad de 177 millones de pesos, de los cuales ya se pagaron 51 millones 442 mil 628.62 pesos, es decir, aproximadamente el 30%.

Y es que la cantidad que se gastará en esta obra es ridícula, supera casi al triple la suma invertida en las dos etapas anteriores, que fue de poco más de $65 millones de pesos, y lo peor del caso es que será destinada a la construcción de un parque, que por ende implicará la aglomeración de personas, lo que propiciará que los casos de Covid-19 vayan en aumento.

En las dos etapas anteriores se gastaron más de 65 millones de pesos, según detalló Virgilio Crespo Méndez, secretario estatal de Obras Públicas, quien también indicó que la obra generará espacios de convivencia, donde la ciudadanía podrá realizar diversas actividades; además, precisó que se mejorará la conectividad de la zona, pues a la par se concluirán los tres kilómetros de calles que convergen alrededor del parque.

Sin embargo, con la situación actual que se vive y la pandemia que azota el mundo entero, el pueblo yucateco se pregunta qué tan prudente es realizar este gasto, pues la construcción de “Paseo Henequenes” conllevaría a tener otro punto para que las personas se puedan reunir a realizar diversas actividades y, por lo tanto, quedar expuestas a contagiarse de Coronavirus.

Y es que, el Covid-19 ha puesto en jaque a las autoridades de Salud, que en muchas ocasiones se han visto superadas por el número de contagios y, por consiguiente, en varias veces los hospitales se han saturado.

Yucatán no es la excepción, la gente está pasando por un momento difícil, hay muchísimas personas desempleadas y todavía más sin Seguro Social y mientras los casos de contagios de Coronavirus van al alza, todo por la desidia e irresponsabilidad de Vila Dosal, quien, en lugar de reforzar las medidas sanitarias en el Estado, está más atento en sus intereses personales, disfrazados en una supuesta urgencia por reactivar la economía en la localidad.

Tristemente, la realidad marca otra situación: todavía no se nota una reactivación económica en Yucatán, pero sí un repunte en los casos de Covid-19. Luego entonces, en vez de construir un parque.

¿No sería más prudente invertir en un Centro de Salud e implementar algún plan para solucionar esta problemática?

O bueno, tan siquiera echarles una manita de gato a los hospitales, pues el mismo pueblo yucateco señala la ineficiencia en los servicios de salud locales; un gasto en este rubro sería más benéfico para los meridanos en estos tiempos de emergencia sanitaria y no invertir en un parque donde se pueda propagar el Covid-19 entre las personas que lo visitan.

¿Por qué tanta insistencia de Vila en la construcción del “Paseo Henequenes”? ¿Acaso será que tiene algún convenio con alguien en especial? ¿No le importará al Gobernador la salud de los yucatecos?

Retomando el asunto, el secretario estatal de Obras Públicas detalló que los cinco kilómetros de la obra se dividirán en cinco unidades territoriales, a las cuales se les dotará de un nuevo espacio de estacionamiento, nueve juegos infantiles, ocho plazas de acceso, en las cuales habrá módulos con baños, y espacios diversos.

Aunado a esto se construirá un gimnasio polifuncional, una cancha de usos múltiples techada y se terminaría el auditorio que, por cierto, apenas se encuentra en primera etapa.

Es más, con orgullo el funcionario señaló que “este proyecto vendrá a consolidar este Parque Metropolitano, generando espacios de convivencia para que todos los miembros de la familia puedan realizar diferentes actividades, en un ambiente de seguridad, que mejorará entre otras cosas, la conectividad de la zona”.

También se indicó que, del total de la inversión, 23 millones 688 mil pesos serían destinados a la zona del auditorio, en el que se contempla ampliación de 540 a 900 asientos para espectadores, oficinas, cafetería, bodegas, sanitarios y bodega para utilería.

En cuanto a la cancha de usos múltiples, a la que se destinarán 5 millones 709 mil pesos, esta tendrá cubierta metálica, piso de concreto, gradas para 104 personas, andadores y áreas verdes.

El proyecto estaría concluido a finales del mes de marzo del 2021, en otras palabras, para esa fecha estaría listo un nuevo punto de reunión multitudinario, que no tardaría en convertirse en un nuevo foco de infección, una zona de alto riesgo de contagio.

Entonces, definitivamente Mauricio Vila Dosal debería entrar en razón y recapacitar, para que, en vez de derrochar tantos recursos en un parque en plena contingencia sanitaria, invertirlos mejor en la construcción de un nuevo Centro de Salud para atender los casos de Coronavirus en el Estado, que en los últimos días han ido a la alza, pues el titular del Ejecutivo al parecer se hace de la vista gorda y de los oídos sordos, y ha dejado a  un lado las estrategias en materia de salud para combatir el Covid-19.